El diario La Nación de Argentina [www.lanacion.com.ar] tiene páginas de opinión en Internet donde se vierten continuos insultos, descalificaciones y mentiras contra España y las empresas españolas que han tenido la osadía de invertir en el país de los ladrones, corruptos, torturadores y cartoneros.

Dicen que los españoles llevaron la sífilis a América, que robaron el oro, que son unos ladrones, que Bush no le permite a España intervenir en la discusión sobre la crisis mundial [y les alegra], repiten estupideces escolares sobre su himno nacional lleno de incitaciones al crimen y el robo, protestan de que tienen que pagar el teléfono.  Y eso en un coro sin fin de dislates e infamias por parte de funcionarios peronchos ¡a cientos! cuya tarea es el continuo insulto, la descalificación y causar por Internet la mayor confusión posible.

La primera reacción que se le puede ocurrir a un hombre bien nacido, es exigir la expulsión de todos los argentinos de España, y que les den de comer los peronistas.  Desgraciadamente las leyes -TODAVIA- no lo permiten.

Pero sí hay que exigir que se aplique la Ley de Extranjería en todo su rigor.

1º. Que se elimine la ley que permite obtener la ciudadanía española natural a los hijos y nietos nacidos en Argentina de padres españoles.  España NO necesita más habitantes, es ya un país superpoblado y admitir la llegada de más extranjeros a trabajar es indeseable.  El español que por cosas de la vida se tuvo que ir a Argentina, ese país de monstruos, que sepa que parió otro monstruo y que ahí se tiene que quedar.  Que sobrevivan a mordiscos.

2º. Análisis de sangre de todos los argentinos y latinoamericanos que viven en España.  Aquellos portadores de la enfermedad de Chagas, de la tuberculosis y del sida, expulsión inmediata.  La enfermedad de Chagas, causada por un protozoario en la sangre y tejidos de los enfermos, era desconocida en España hasta que llegó esta gente, verdaderos desheredados de la Humanidad que han contaminado los bancos de sangre.  Es muy frecuente en Argentina, por la corrupción, la pobreza y la suciedad de los argentinos y el abandono de sus inicuos gobernantes. Que son ellos mismos.

3º.  Control mensual  de vida de los ancianos españoles que en Argentina cobran pensiones, a menudo por la corrupción electoralista de Fraga y el PP.  Casi todos ellos son Almas Muertas, y sus hijos argentinos y nietos, la gente más gandul y degradada del mundo, conservan al muertito para vivir sin trabajar, que es su modo de vida.

4º.  No a que los argentinos jubilados puedan cobrar su pensión en España. La reciprocidad no tendrá lugar, porque el gobierno argentino es un gobierno de ladrones y siempre lo será, porque sus gobernantes son y serán argentinos, por lo tanto.  Y además no se morirán nunca, sus gandules vivirán de robar a España.

 5º. NO al reconocimiento de títulos universitarios argentinos en España.  Los continuos casos de corrupción que harto se denuncian en la prensa, más la evidencia de que los terroristas argentinos como Firmenich les regalaron los títulos a sus criminales secuaces -Firmenich los firmaba, luego apareció en la Universidad de Barcelona validado por la basura humana bien agradecida, eso sí, a su valedor. Argentino = Corrupción, es más si movemos las letras,  Argentinos = Ignorantes.

6º.  NO a la investigación de torturas de argentinos a otros argentinos en Argentina.  Esos caníbales ahí se arreglen ellos, y si eran hijos de españoles, se fastidien por haber nacido en la tierra de la basura humana.  Ese país debe sufrir las consecuencias de su propia infamia, ‘y en su mismo lodo, todos manoteaos’.

7º.  Urge denunciar esa ley de ciudadanía porque Argentina se hunde a la brevedad, este matrimonio de ladrones impunes y desvergonzados y su banda de gangsters huirán con lo robado y el país del Ché Guevara y otras alimañas se hundirá como le pasa regularmente.  Nos caerá otra avalancha de asquerosos, llorando el cuento de la miseria a ver si pueden vivir de la beneficencia, el robo, el horóscopo, la psicología argentina, la medicina de los que no han estudiado nunca y aparecen con títulos falsos, y un largo etc de ladrones, creados por una sociedad argentina, fabricante de criminales.

Hay que aislarlos como a los leprosos, peor que leprosos son. Los leprosos no tienen la culpa de su enfermedad y estos son culpables totales.  Hacer como EE.UU. que los expulsa sin contemplaciones, como los indeseables que son.

Se dice que España necesita médicos y otros titulados: Mejor nos pasamos sin ellos, antes que admitir argentinos.  Europa está plagada de universitarios españoles que no tienen empleo en su país. ¿Y admitimos esta escoria, que nos odia, nos roba y nos insulta impunemente  desde el panfleto La Nación ?

¡ FUERA TODOS LOS ARGENTINOS DE ESPAÑA !

Por Armando

3 comentarios en «‘La Nación’, Argentina. Continuos insultos a España»
  1. Esto lo escribió justo después de leer los comentarios en La Nación, no?? Con toda la bronca estaba… En todos los países hay gente que no es del agrado de uno, pero tampoco es para generalizar. Un gusto leer su pagina web, aunque no siempre concuerde con usted.

  2. Volví a releer el artículo, y la verdad que me siento algo avergonzado de haberlo escrito.
    Pero no se puede ser siempre bueno buenito, así que por un lado pido justas disculpas, pero por otro lado pido que se entienda como una torva respuesta a similares cartas de argentinos.
    Tontos ellos, tonto yo.

  3. Hola !
    .
    Un mal día tiene cualquiera, Armando.
    .
    Mira si ahora tenemos que aplicar acá la misma regla para los miles de españoles que cada mes huyen de España, sus profesionales, licenciados, médicos, jubilados…
    .
    No pasa nada. Los recibiremos a todos y les trataremos con el mismo cariño con que nos han acogido en los últimos años.
    .
    A fin de cuenta yo mismo tengo hijos nacidos en España…
    .
    La vida es un boomerang…
    .
    Salud !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.