En Shanghai los edificios los construyen sin cimientos, para abaratar.  Luego la casa se les viene abajo mientras la están construyendo. Hacen lo mismo con todo.

(click en las imágenes para verlas a mayor tamaño)

Parece hasta que lo hubieran construido así de costado. Y los vidrios de las ventanas no se rompieron.

Estos chinos van a tener otro crash de la construcción como tuvo España, bien pronto y más a lo bruto aún.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.