Las dos primeras víctimas, las dos primeras fichas del dominó financiero que se tumban.
Islandia

Poco se sabe por ahí de Islandia/Iceland. Esa pequeña isla allá en el Círculo Polar Ártico: 102.819 kms2 [Uruguay: 176.205] pero insólitamente rica: 54.858 dólares por habitante, muy superior a la UE, ni digamos Uruguay [6.007 en el año 2005) a pesar de sus escasos habitantes [menos de 300.000], carencia de petróleo, pero ricos en energía geotérmica y en bacalao.
Ha sido el primer estado que entra en bancarrota por la contracción mundial del crédito bancaria y los problemas financieros.
Gran parte de esa estupenda riqueza era ficticia, producto de hábiles ingenierías financieras y la adquisición de compañías en el extranjero.
Han tenido que levantar las tasas de interés, devaluar su moneda, el krona (no están en el euro) y en los próximos días se esperan peores cosas.
La economía real islandesa es enana, y peor que enana: ¡en total mucho menor que la de la ciudad de Barcelona ! Imposible que pueda cumplir con los compromisos de esos bancos islandeses que parecen ballenas con celulitis.

Argentina
El otro estado que ha caído, como estaba cantado, es la Argentina, ese paria que se hunde en medio de la descarada corrupción impune de sus gobernantes ya incapaces de mantener la ficción de un país en desarrollo.
La Argentina, un país en bancarrota, se ha mantenido con dinero de Chávez -al 15.5 de usurario interés, pero lógico al prestarle a un estado arruinado- y no pueden pagar ya ni principal ni interés.
Por supuesto, la típica Ceremonia de la Confusión de un estado de la estafa, todo está disimulado en medio de un conflicto social con los agrarios creado por el gobierno a propósito para engañar a su pueblo, «a la gilada», como dicen ellos.

Consecuencias para los vecinos de La Argentina.
La miseria, de nuevo. La Argentina arrastrará en su caída a Uruguay, Paraguay, Chile y probablemente Brasil, como hizo en el 2001. Esta vez hasta puede ser peor, porque ocurre en un marco mundial de depresión.
Ya se pueden olvidar en Uruguay de paridas como La Central Nuclear, el Metro en Montevideo, Autovías, etc. No van ni a poder pagar el presupuesto.

Estos dos han sido los primeros pero no van a ser los únicos.
Turquía tiene una deuda externa de 276 mil millones de dólares y sus bancos no pueden conseguir dinero para sus obligaciones.
La situación de los «nuevos europeos», los países bálticos, Rumania, Serbia, Georgia es todavía peor. Islandia a pesar de todo sólo tiene un déficit del 16 % del GDP, pero Letonia es del 122% del GDP, Estonia 101 % de su GDP, los Balkanes (la ex-Yugoeslavia) y Polonia, cosa parecida.

La Unión Europea los está protegiendo, pero la deuda de muchos de estos países es en Francos Suizos, ahí no hay nada que hacer.

Y en Europa y Latinoamérica la cosa no está mal: en África y parte de Asia el que quiera comer va a tener que matar a otro con el machete.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.