Dos Polacos abren un bar en Cullera, le dan cerveza y tapas gratis al que los insulte con creatividad

Bernard Mariusz y Michal Lotocki son dos polacos que han abierto un bar en Cullera, en el Mediterráneo español.  Al que los insulte con originalidad a estos dos hijoputa (ese insulto en particular está prohibido) le dan cerveza y tapas gratis.

Como la gente es tímida el Mariuszki los recibe con agudezas de polaco, algo así,  «¿cómo vas por la vida con una cara como esa?»

Un famoso chiste de polacos:  ¿Cuantos polacos se necesitan para cambiar una bombilla?

☼ Tres polacos y una escalera.

Un polaco se sube con la bombilla y la enfrenta al casquillo.  Los otros dos polacos agarran la escalera y atornillan al polaco y la bombilla.

Esto demuestra que España hizo bien al abrir sus fronteras a los parias del Este, nos está llegando lo mejorcito de cada familia y sin duda esta gente nos va a salvar la crisis.

Por Armando

Un comentario en «Insulte al dueño del bar en Casa Pocho, Cullera»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.