Es una manera de comer garbanzos y porotos y otras alubias. Un plato barato y nutritivo.

Hummus o Humous o nombres parecidos, es una pasta de garbanzos hervidos, amasada con aceite y diferentes agregados, como perejil. Es un tipo de “mole” se diría en Latinoamérica, y del cual el guacamole, hecho a base de palta (avocado, aguacate son sinónimos de palta) es el más conocido.
Es de los más nutritivo y facilísimo de hacer. Hummus, pan, un trozo de queso y un vaso de vino es una comida normal en Grecia y en el Mediterráneo.

PREPARACION. Los barbanzos, puestos en agua a hinchar toda la noche. Se hierven hasta que están blandos. Se hace una pasta con un tenedor o con la minipimer o almirez, mezclando con aceite y un diente de ajo. Debe quedar de la consistencia de un dulce de leche espeso.
En el Mediterráneo le suelen agregar algo de “tahini” que es sésamo tostado y hecho una pasta, le da un gusto aún más agradable.
El Hummus se come con pan, sea pan chato árabe, pita, o ahora en Occidente se come con tortillas mexicanas de maiz o similares.
En Inglaterra lo venden en todos los supermercados y es delicioso y barato.

NUTRICIÓN. El hummus al ser básicamente garbanzo, muy nutritivo, contiene carbohidratos, proteína abundante y al agregar el aceite, sea de oliva o de girasol, grasas vegetales nutritivas y saludables.
Al ser tan fácil de preparar y comerse tan fácil, es un alimento que merece ocupar un lugar en la dieta uruguaya.
ALTERNATIVAS. Este mole se puede preparar en vez de con garbanzos, con porotos de cualquier clase (muy bien hervidos hasta ablandar), con habas verdes o secas (hinchadas y luego hervidas) e incluso con cacahuetes (maní).
Si se hace con maní se debe igual hinchar en agua toda la noche, luego una primera hervida. El agua queda muy roja y oscura, se tira y los maníes se enfrían con agua. Luego se sacan y pelan del pellejo tan indigesto que tiene el maní, uno por uno -es cuestión de cinco minutos. Luego se vuelven a hervir hasta ablandar y se hace el hummus con ellos, probablemente usando batidora o minipimer pues siempre son algo duros.

SABORIZAR. El hummus de garbanzo y aceite de oliva es bastante sabroso, pero se puede cambiar el sabor agregando chimichurri, o perejil, o romero y tomillo, o curry, ají picante y cualquier otra cosa de agradable sabor. Si se prepara a partir de porotos, que tienen poco sabor, es bueno agregar alguna especie de las indicadas y algo de pimienta.
Si en su huerto planta Ud porotos o mejor aún garbanzos, incluso habas que son tan nutritivas, tiene en este plato mediterráneo una agradable y nutritiva alternativa.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.