966 empresarios metalúrgicos en la cárcel de Canelones, Uruguay

En una requisa encontraron las autoridades más de 800 armas blancas en esta cárcel.  Contando que se le escaparon algunas, porque los presos las guardan enfundadas en el orto, un puñal o espada cada uno.

Foto El País/Monty www.elpais.com.uy

Los empresarios uruguayos ya se encuentran trabajando en la producción de nuevos útiles.

El mismo día, un miércoles cualquiera en Uruguay

Los empresarios uruguayos no cesan en su afán de afanar.

Ató a mujeres en un copamiento

Montevideo, Pocitos.En la calle Viejo Pancho

Aprovechó que la empleada limpiaba la vereda con la puerta abierta y la obligó a entrar. La ató junto a la propietaria y huyó con el dinero que halló en la casa.

Amenazan a bebé en una rapiña

Montevideo, en 18 de Julio al 2111-es la avenida principal.

Los tres delincuentes estaban armados. Apuntaron a una mujer y a su bebé dentro de la zapatería. Tomaron el dinero de la caja. Quedaron filmados.

Más incautación de cocaína en Operación Tetras II

Maldonado. En dos casas de Punta del Este

La Brigada Antidrogas incautó 5,620 kilos más de cocaína. Se suman a los 31 kg que ya habían requisado. Siete personas fueron presas por narcotráfico.

Banda rapiñó supermercado

Malvin Norte. Sobre la calle Iguá

Fueron siete de entre 11 y 18 años. Uno llevaba una escopeta y los otros revólveres. Redujeron a cajeras y clientes y fugaron a pie con el dinero.

Buscan a un rapiñero violador
Atacó a dos mujeres en casas de Pocitos

Policías de la Seccional 10a. y de Investigaciones buscan a un peligroso delincuente de unos 30 años que ha rapiñado en dos casos sorprendiendo a mujeres que están solas, a las que también viola.

Los policías creen que se trata de una persona con antecedentes por violación. Por el momento los casos se registraron en la zona de Pocitos (es quizás el barrio más próspero y populoso de Montevideo). El último caso ocurrió en un apartamento de la calle Llambí. El delincuente accedió al patio de la vivienda y aprovechó que una de las ventanas estaba abierta. Así sorprendió a un mujer de 58 años, a la que tomó a golpes y bajo amenazas la violó. Luego, según los investigadores la obligó a bañarse para borrar huellas. Finalmente tomó $ 700 que había en un monedero y se dio a la fuga. Hace unas semanas de forma similar atacó a un mujer de 70 años, a la que sometió a vejámenes y luego se dio a la fuga con joyas y dinero como botín.

Esperó y asesinó a su ex mujer en la calle de varias puñaladas
La víctima había radicado denuncias por amenazas

Una mujer de 31 años fue asesinada en la mañana de ayer por su ex pareja, quien la persiguió y tras una fuerte discusión terminó acuchillándola en la calle. Aunque en primera instancia el hombre huyó del lugar, fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

La mujer había radicado denuncias por amenazas de su ex concubino, en la Unidad de Violencia Doméstica. El de ayer fue el último episodio de una historia que centraba las disputas en el anhelo del hombre por recomponer la pareja y la negativa de la mujer a que éste viera al hijo de ambos.

El ataque fue a las 6 de la mañana en Bulevar Artigas y Avenida España. Tras las primeras indagaciones, la Policía pudo dar con el asesino de 35 años, en su casa de la zona Norte de la ciudad. Según pudo saber El País, el hombre habría aguardado a su víctima, que trabajaba en una fábrica, para volver a tratar sus diferencias. En determinado momento, el hombre sacó un cuchillo de la matera y la atacó. Luego tiró el arma de camino a su casa.

Estafaban a proveedores del Aeropuerto
Consumaron maniobras por unos U$S 80.000

Una pareja declara hoy por segunda vez en el juzgado de Ciudad de La Costa, sospechosa de haber hecho varias estafas contra una empresa que opera en el Aeropuerto Internacional de Carrasco. Se estima que el monto ronda los US$ 80.000. El hombre, con antecedentes por estafa en Maldonado, es un ex empleado de la terminal aérea. Ella tiene 19 años y no tiene antecedentes. La denuncia fue radicada tras recibir la empresa facturas por compras que nunca realizó. Comerciantes se presentaban a cobrar por mercaderías varias que fueron recogidas por la pareja sospechosa con el fin, según habían dicho, de entregarlas en la terminal. Eran materiales de construcción, electrodomésticos y repuestos para vehículos, adquiridos en empresas de Canelones, Montevideo y Maldonado.

detenidos. Por la descripción, información aportada por las víctimas y modus operandi, los efectivos sospecharon que podía estar tras la maniobra este hombre de 33 años, quien hace poco dejó la prisión. Estuvo cuatro meses en Maldonado preso por la estafa que cometió contra un hotel en aquel departamento. Tras una vigilancia, se reunieron suficientes elementos para detener a la pareja. Sin embargo en la sede policial sólo aceptan la vinculación a dos de los casos, el resto, unas seis maniobras más, las niegan.

Las investigaciones indicaban que la mercancía habría sido vendida en varios lugares, como por ejemplo talleres que no estarían en regla. Para realizar la maniobra los sospechosos crearon una cuenta de correo con el mismo nombre del jefe de la sección de compras. A través de mails y de llamados se comunicaban con el proveedor. Pedían cotizaciones y precios de diversos artículos.
Luego aprobaban la compra y se iban al comercio a retirarla en fletes. Muchas no llegaron a consumarse por sospechas de las propias empresas, según confiaron a El País fuentes de la investigación.

CULTURA DE LA DELINCUENCIA

Esto allá es así TODOS LOS DÍAS. En un país que tiene menos gente que la ciudad de Barcelona, donde estos no pasa ni de lejos. ¿Porqué esta diferencia entre lo realmente existente y el pretencioso ditirambo del uruguayo, que quiere aparentar como que vive en la Grecia de Pericles o la imaginada por Rodó?

Los comunistas uruguayos llevan generaciones exaltando el crimen y el delito, promoviendo el desorden y la huelga para empobrecer el país y tomar el gobierno -lo lograron. Causaron la pobreza a propósito y su control de la ayuda social les permite medrar ahora de quitarle a los pocos que trabajan para medrar ellos de administrar el desastre.

Y se ríen de los del ditirambo que quieren vivir como una chica muy elegante que vi yo una vez en un ómnibus en Montevideo, hablando por el teléfono móvil como si estuviera en un país civilizado, mientras dos ratas le pungueaban el bolso.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.