Simple, confiable y llave en mano. La generación de gas a partir de astillas de madera y biomasa es una técnica en Europa y EE.UU. perfectamente dominada

holzvergasung.jpg

Como podéis ver en la foto de esta planta de gasificación en Alemania, las astillas de madera se gasifican y el gas va al circuito urbano o se puede embotellar en garrafas, cilindros, usar para el transporte, exportar y un largo etcétera.
Hay muchas compañías europeas que lo dominan, Abengoa española, por ejemplo que es una de las estrellas de energías renovables en España (eólicos, biogas, gas a partir de madera, fotovoltáicos, etc.) pero también muchas en Alemania y en EE.UU.
No es ninguna técnica nueva, de hecho tiene más de un siglo, pero ahora con el incremento del precio de combustibles es más viable. Las fábricas y tecnología se compran llave en mano y son de construcción simple y mantenimiento normal.
La madera y otras biomasas se gasifican por calentamiento. El gas de la propia madera es el combustible. El residuo, escaso, es una ceniza que vale para construcción mezclada con cemento portland. No es contaminante, es un proceso cerrado.

Materia prima. Precisamente Montevideo tiene ya en sus calles demasiados árboles de una altura extraordinaria y peligrosa. Como los tornados son frecuentes y los fuertes vientos y sudestadas ocurren varias veces al año, esos enormes eucaliptos de más de diez metros de altura causan graves daños en casas, vehículos, red eléctrica, incluso muertes. Carrasco y muchos otros barrios tienen gigantescos eucaliptos de crecimiento espectacular pero ya de altura preocupante.
La “cosecha” sistemática de los ejemplares más altos, reservar la madera mejor y cara para usos de carpintería, y astillar (“chipping”, digámoslo en inglés para entendernos) el resto del árbol, sería una fuente constante de material gasificable y “gratuito”.
Al público que tiene en su jardín pinos y otros árboles que alcanzaron una altura excesiva se le puede ofrecer retirarlos gratis o por una cantidad simbólica. Otra fuente constante de madera gasificable.
En el caso de eucaliptos, abundantes en muchos parques, si se cortan por encima del metro y medio, es decir, dejando un tronco respetable, el arbol rebrota y en cuatro años hay otro árbol útil. Como podeis ver en esta foto tomada en Inglaterra, en este caso es un sauce brutalmente podado y que a pesar de la nieve del invierno rebrotó en primavera.
sauce-broto_r.JPG

Astillas del ramaje de los eucaliptos y pinos de uso en las papeleras y madereras pero que no es utilizable. Otra fuente constante y confiable.
Biomasa: Plantaciones de Hierbas Elefante (elephant grass, como el Pennisetum purpureum y Miscanthus giganteus. De crecimiento rápido y asombrosa productividad, se pueden cultivar en las zonas bajas de los arroyos contaminados de Montevideo, como el Pando, Carrasco, Miguelete, etc. Son zonas inaptas para cultivo, o para habitación humana, pero de tierra muy rica en nutrientes -lo que para un ser humano es contaminante para una planta es alimento. Precisamente al filtrar por sus raíces las aguas contaminadas, las purifican. La hierba elefante es buen forraje para ganado.

Elephant grass

Esta foto de la hierba elefante está tomada en Alemania: temperaturas de invierno, 35 grados bajo cero

Biomasa: Plantaciones de bambúes y tacuaras y caña coligüe. También de rápido crecimiento y más leñosas que la Hierba elefante. Tanto las cañas como la hierba elefante se cosechan con maquinaria cortadora y al poderse cortar varias veces al año son otra fuente confiable.
Por supuesto que para la planta de gasificación sólo se pueden usar árboles de plantaciones, o de ciudad o biomasa plantada a propósito. Esto salvaguarda los bosques naturales y en vez de deplorable leña o carbón el ciudadano dispone de gas ciudad o en garrafa: pregunten al ama de casa con qué prefiere cocinar si con leña, carbón vegetal o gas.

A fines de 2008: miles de puestos de trabajo, varias empresas: riqueza nacional.
El Frente Amplio, coalición gobernante, debería aclararse la mente: En un país que sólo el Estado es empresario, la única manera de hacerse rico es el desfalco, lo estamos viendo. Porque el estado batllista y comunista abortó las empresas privadas. La alta fiscalidad no deja otra alternativa a la pobreza que la corrupción y el robo y el contrabando como caminos a la riqueza.
Pero la privatización es resistida por demasiados intereses y por la lógica desconfianza del pueblo.
La alternativa es la creación de empresas nuevas. ¡Sangre nueva!
Si no se crean nuevas empresas privadas fuertes, la Bolsa no puede dar empleo honesto a los egresados de Ciencias Económicas.
La fabricación de Gas Nacional, pero por empresas privadas nacionales (de capital privado o inicialmente de capital mixto) es una alternativa.
Una empresa de Gasificación en Montevideo, de capital mixto estatal, municipal y privado -y privatizarla pronto, para que los sindicalistas no le pongan rueditas y se la lleven a su casa.
Varias empresas suministradoras de madera, chips, recortes de árboles, podas de otros departamentos, ligadas a la Empresa de Gasificación por contratos y precios justos.
Varias empresas que cultiven Biomasa (Elephant grass, tacuaras, cañas bambúes y árboles de crecimiento rápido)
Precisamente la variedad de suministradores garantiza la materia prima.
Si los accionistas y ejecutivos o dueños de estas diferentes empresas son personas cercanas a la coalición gubernamental, mejor, así irá más rápido: Que se enseñen de Chávez, que era un coronel pobre y ahora es banquero y mucho más.

Hay en Uruguay al menos cinco grandes ciudades: Salto, Paysandú, Colonia, Fray Bentos/Mercedes y Maldonado/Punta del Este que pueden montar su propia empresa de fabricación de GAS NACIONAL por gasificación de madera y biomasa, suministrando a sus ciudadanos por red de gas ciudad y garrafas, tanto uso doméstico como industrial. Empresas privadas deben ser, -o al principio por un sistema de propiedad municipal y privado. Al haber más de una es posible que no apreten el precio a los productores de maderas, chips y biomasa. Como la hierba elefante también es interesante como forraje, en la competencia se da el no poder abusar.

Hasta se le puede exportar GAS NACIONAL a Buenos Aires por ese famoso gasoducto, y precisamente tener una fuente nacional de producción de gas garantiza mejor el suministro y no depender tanto de cuatro empresas navieras de barcos criogénicos, ligadas a los países de la OPEP y que marcan precios abusivos.
En un año pueden tener una o más empresas y plantas de gasificación (cientos de puestos de trabajo durante esa construcción), varias empresas de suministrar biomasa y astillas, varias empresas cultivando hierba elefante: seis meses después, cosecha.

Para fines de 2008 la coalición gubernamental y la administración frentista de Montevideo, muy vapuleados por varias causas, pueden jactarse de haber creados MILES de puestos de trabajo, una industria de energía renovable nueva, varias empresas cotizando en bolsa -esa anémica bolsa de acciones en Uruguay- una fuente de energía exportable, cientos de trabajos técnicos bien pagados, explotación útil de terrenos que eran degradados, suministro nacional confiable. Riqueza nacional, en fin.
No lo tenéis difícil. Los ingenieros uruguayos deberían espabilarse, tenéis ahí un honrado camino a la prosperidad, en vez de divagar y perder toda la vida con el Metro de Montevideo, la Central Nuclear y otros absurdos. ¡En un año apenas!

Este es uno de los caminos que os aseguré podían ganar la reelección al Frente Amplio.

Y si no lo saben hacer Uds. que lo hagan otros que valgan más.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.