El País/Madrid publica un sorprendente artículo de Mujica

Léanlo con atención (lo pego al final como referencia) y notarán que Mujica está asustado, ya saben que se quedan sin Fosfato fertilizante.

Los secretos de la naturaleza y el planeta

Por eso los acuerdos de carácter mundial son cada vez más necesarios. Estos acuerdos deben poder contar con la fidelidad de su cumplimiento por parte de todos los integrantes de la comunidad mundial, con sostenibilidad de recursos, con una preocupación latente pero organizada, y, especialmente, con un trabajo concertado de los hombres y mujeres de ciencia para poder hacer frente a desafíos como el de una gran ampliación del extensionismo agrícola.

Lo que quiere decir el Sr presidente en sus palabras sibilinas, es que ante el impacto de la creciente población mundial es necesario aumentar la producción agrícola y debe haber acuerdos para que los países dispongan de fertilizantes, de lo contrario una tragedia inconmensurable se desploma sobre la Humanidad.

Mucho he polemizado con el Sr Presidente, digo yo sólo hablé porque Mujica se encuentra a demasiada altura como para prestar atención.  Pero este caso es tan peligroso que conviene le explique al hombre que dirige los destinos del Uruguay lo que yo sé al respecto.  Esto es per amore, o sea por amor a los uruguayos a quienes el Pico Petrolero y el Pico de Minerales va a poner en serios aprietos.

Después de todo, Mujica y yo fuimos alumnos de la misma casa de estudios, la Facultad de Humanidades y Ciencias, donde yo me recibí, él marchó hacia más altos destinos sin las trabas que da una educación universitaria  -alguna vez tengo escrito que adquirir una educación tiene el defecto de correr el peligro de adquirir escrúpulos. Pero dejemos las ironías y entremos en lo que vale.

Importancia del Fosfato. Sin el fosfato no puede haber vida, y si falta fosfato cae la producción vegetal. Forma la estructura del ADN, forma la estructura del ATP (es un intermediario en el transporte de energía), forma la estructura de los huesos entre lo más principal. Ver artículo Phosphate en Wikipedia.

En la producción vegetal el Fosfato es uno de los Factores Limitantes de Liebig y de los más importantes porque es escaso;, es decir, que no importa el total de nutrientes, uno de ellos va a limitar la producción aunque los demás estén en exceso. También se le llama Ley del Mínimo de Liebig, es un principio fundamental en agronomía. Ver artículo Liebig’s Law of the Minimum.

Liebig’s Law of the Minimum, often simply called Liebig’s Law or the Law of the Minimum, is a principle developed in agricultural science by Carl Sprengel (1828) and later popularized by Justus von Liebig. It states that growth is controlled not by the total of resources available, but by the scarcest resource (limiting factor). This concept was originally applied to plant or crop growth, where it was found that increasing the amount of plentiful nutrients did not increase plant growth. Only by increasing the amount of the limiting nutrient (the one most scarce in relation to «need») was the growth of a plant or crop improved. This principle can be summed up in the aphorism, «The availability of the most abundant nutrient in the soil is as available as the availability of the least abundant nutrient in the soil.»

Si hay en la tierra poco Fosfato (o poco Potasio, o poco Nitrógeno [NPK], o poco Boro, o poco Hierro, etc)  el rendimiento cae muchísimo. Esto es tan importante que durante el siglo 19 Inglaterra IMPORTABA DECENAS DE MILES DE MUERTOS AL AÑO.  Para alimentar con toneladas de cadáveres descompuestos (Fosfato de Calcio, y Nitrógeno)  la fertilidad de sus campos agotados, y el campo de batalla de Waterloo fue excavado y los esqueletos humanos llevados a Inglaterra, y llevaban momias de Egipto a miles, y saqueaban las islas del fosfato frente a Chile y Perú (con potentes yacimientos formados por las deyecciones de millones de aves marinas) en expediciones piratescas.  Y el Pico del Fósforo ya está amenazando  — y sin petróleo se puede vivir, pero sin Fósforo no se puede comer porque nada, nada puede reemplazar al Fósforo.

some scientists now believe that a «Peak phosphorus» will occur in 30 years and that «At current rates, reserves will be depleted in the next 50 to 100 years.»

TRANSFORMACIÓN DE FÓSFORO MINERAL EN FOSFATO ORGÁNICO.  Como ven en la cita inmediatamente arriba, habla de Pico de Fósforo y para ya. Esto es porque el fosfato se encuentra normalmente como sales insolubles de Fósforo y que no pueden ser absorbidas por las plantas (o muy lentamente). Para ello estas piedras deben ser «activadas» con ácido sulfúrico, o sea que en la industria la piedra se transforma en ácido fosfórico para ser transformado. Luego con el ácido fosfórico obtenemos Fosfato de Amonio, Fosfato de Potasio, Fosfatos orgánicos y NPK.

Los principales yacimientos minerales de fosfato se encuentran en Marruecos y ex-Sahara español y son explotados por empresas norteamericanas. EEUU tiene firmado con Marruecos el más antiguo de sus tratados de protección (esto es generalmente desconocido en España) y estos fosfatos son para ellos, y a medida que la situación se agrave serán más para ellos y si acaso otros tendrán que pagar un precio muy elevado por el NPK –que ya en Uruguay es carísimo.

Uruguay tiene algunas rocas fosfatadas pobres pero suficientes; necesita por lo tanto fabricar ácido sulfúrico –no tiene Azufre o más bien no tenía.  Porque el Azufre es subproducto de la purificación de los Asfaltos venezolanos que importa, ese petróleo desulfatado además de la gasolina le da montañas de azufre a ANCAP, y con él fabricar Ácido Sulfúrico que es la base de la industria química, y ningún país puede tener una industria química si no tiene una producción propia de Ácido Sulfúrico.  Esto se hace esencialmente quemando el azufre e hidratando el producto intermediario, no es fabricación difícil obtener Ácido Sulfúrico  –cuyo precio se dispara, por cierto.

1º -DISMINUIR LAS PÉRDIDAS DE FOSFATO, 2º -AUMENTAR LAS ENTRADAS DE FOSFATO

Aunque estrictamente la explicación anterior de activar fósforo mineral entra en el capítulo 2º «Aumentar las entradas de fosfato», lo puse aparte porque al tratarse de Química Industrial Pesada, merecía ese apartado.

1º -DISMINUIR LAS PÉRDIDAS DE FOSFATO. Como país exportador de alimentos y en especial de carne e incluso ganado en pie, y para más peor, de harina de huesos ‘bone meal‘, Uruguay sus campos sufren una continua pérdida de Fosfato, por lo tanto una pérdida de fertilidad, y ya se nota. Agregan NPK pero cada vez está más caro y si no ponen o ponen menos la producción agropecuaria cae.

Por lo tanto Uruguay debe prohibir la exportación de ganado en pie, o limitarla mucho, la carne contiene mucho menos Fosfato que los huesos.  En cuanto al bone meal, se dice que la importación de harina de huesos de la India por Inglaterra causó la epidemia de las vacas locas (se le da al ganado para que críe hueso) porque los hindúes pescaban gente muerta semiquemada del Ganges y la molían y la echaban con los huesos de ganado  –lo siento, el tema es un poco repugnante, pero esto es así.  ¡Uruguay debe exigir que su bone meal Uruguay Natural se pague mucho más caro ! Garantizado libre de cadáveres humanos y de priones. Venderlo caro o no venderlo y consumirlo.

Deme las gracias Mujica: sólo con ese dato de los priones de la India, bien manejado por sus vendedores exportadores alcanza para subir el valor por tonelada de la harina de huesos exportada por Uruguay !

☼  Mucho más importante aún es la pérdida de fosfato que se va en la orina y las deyecciones de personas en las ciudades. Esta pérdida puede limitarse mucho si Montevideo monta una planta de fermentación de detritos -se compran en Europa llave en mano, o se le da la concesión a una empresa de Holanda, o Dinamarca, o Inglaterra, esos países son los capos en el tema- para obtener Gas Metano para uso doméstico e industrial y como subproducto fertilizante orgánico.

Una gran planta en Montevideo, y plantas menores en las otras ciudades mayores y Uruguay pasa a ser autónomo en fertilizantes.

2º -AUMENTAR LAS ENTRADAS DE FOSFATO.

☼  Aquí el productor ganadero debería plantearse, como lo más simple, por cada tonelada de ganado vendido, incorporar una tonelada de materia vegetal a la tierra. Un pequeño terreno dedicado a cultivar Hierba Elefante le alcanza para incorporar toneladas de materia vegetal a su tierra, y mejorarla: se trocea y mezcla con la tierra usando discos en el tractor, y mejor método que explico abajo en Terra Preta do Indio.

☼  Incorporar piedra pulverizada.  Experimentos realizados en la Universidad de Zimbabwe-Rhodesia a principios de los 70 demostraron que casi tan útil como los caros fertilizantes era pulverizar piedras de los propios campos –al fin de cuentas el suelo es piedra químicamente y biológicamente modificada. Al aumentar la superficie presentada a los elementos, al ácido carbónico de la lluvia y pasar por el intestino de termitas, lombrices y ser atacada por los ácidos de mohos y líquenes y raíces ese polvo de piedra crea suelo, y es rápido y sus iones minerales nutren el suelo.

Un pulverizador a bolas y tambor, incluso movido por ganado o por una noria proveerá de fertilizante propio  -al fin de cuentas no se trata sólo de fosfato, los otros minerales también importan.  Aunque el fósforo inorgánico no es soluble, sí que es soluble por el ácido de la lluvia y los microorganismos, y lo mismo las sales de Potasio, Magnesio y Calcio.

Plantas de raíces muy profundas.  Contrariamente a lo que creen los de Montevideo, el campo uruguayo no tiene varios metros de tierra fértil profunda, ni mucho menos.  Para peor, y lo sabe el que quiere hacer pozo, inmediatamente se suele tropezar con capas de tosca, o sea piedras que dificultan el crecimiento de árboles excepto aquellos como eucaliptos y pinos que son de raíces muy superficiales  –y fácilmente los tira el viento.

Plantar agaves, que tiene raíces de hasta 15 metros de profundidad y en Uruguay se da muy bien, moviliza sales minerales de muy abajo hacia la superficie y muy rápido. Luego alcanza con trocearlos o enterrarlos con el tractor.  Esto tiene la ventaja de su simpleza y barato, los sistemas mecánicos complicados y caros no se prestan para Uruguay donde el rendimiento pecuniario por Ha. es muy bajo.

☼  Encinas, alcornoques, roble carballo (oak), algarrobos, palo borracho, Jacarandá.  Sobre las encinas tengo bastante escrito,  → Encinas, chanchos ganado ←  baste decir que es un secreto de la riqueza de España, ya que la bellota dulce es alimento de cerdos  → Encinas Jamones ← y ganado, e incluso a veces del hombre.  Sobre el Jacarandá como creador de suelo y fuente de riqueza prometo escribir un artículo pronto.

Se debe plantar en un hoyo excavado, de 3×3 metros de diámetro y profundidad, relleno con buena tierra engrosada con bosta, excrementos de personas, restos de comida, huesos de asado, pescado si se consigue. No propongo cavar a pico y pala -por obvias razones ¡ojo a la pala!- pero hay aditamentos a un tractor así como una uña que permiten cavar un hoyo, o si se van a plantar unos cuantos alquilar una pequeña pala mecánica.  En Uruguay, país de pobre mentalidad mecánica y a peor en el campo esto es una dificultad.

Se deben proteger con alambrado de los dientes del ganado hasta que esté alto, y no se deben plantar muchos -otro problema de la mentalidad uruguaya que tiende a pasarse de rosca: uno cada 15 ó 20 metros es suficiente, a contar que los campos uruguayos de ganadería son enormes.

Estos árboles plantados así extraen minerales de tierra profunda y los depositan sobre el terreno y crean suelo.

Terra preta do indio.  El suelo del Amazonas y de grandes extensiones de Brasil es pobre, muy pobre en minerales, en nitrógeno y en materia orgánica.  Pero algunas partes, donde el indio vivía, hay profundos terrenos hasta varios metros de Terra preta do indio -tierras negras muy fértiles, fabricadas por el indio en miles de años de vivir ahí.

Esta Terra preta es resultado de quemar sus basuras, los cuerpos de sus muertos, los restos de peces y de caza, plantas y excrementos de su población.  Hacían grandes hoyos y montones donde quemaban estas , pero cubiertas de tierra y sin oxígeno, y esto hecho durante miles, decenas de miles de años creó esta fertilidad donde no había tierra fértil.  Tanto es así que los brasileros hasta la exportan ahora como fertilizante !

Cómo hacer Terra pretaIdealmente: cavar un hoyo de dos metros de profundidad. Echar troncos, maderas, ganado muerto (es normal que se muera ganado y caballos y lo dejan descomponer al aire, con lo que se pierde el nitrógeno que contiene), bosta, excrementos humanos, huesos y cenizas de asados, pellejos, entrañas y tripas de bestias, tallos de sorgo y marlos y restos de maíz. Cubrir con más madera, bambúes o Hierba elefante [ Hierba elefante Ver mi artículo GAS NACIONAL fabricación en Uruguay usando Biomasa Tapar con tierra, dejando algún escape para que ‘respire’. Prenderle fuego a todo el montón y cuando arda bien se tapan las salidas  -esencialmente es carbonizar todos esos restos.

caballos muertos por la sequía

Más fácil.  Ya tengo dicho que hablar de cavar hoyos o zanjas en Uruguay son palabras mayores, la maquinaria es escasa y cara y el gaucho no se conchabó para cavar y tranquilamente le deja colgado al patrón  -Patrón, yo no me conchabé para este trabajo, págueme lo que me debe.  Y a eso no hay responder.

☼  Con el tractor y apero adecuado, abrir zanja lo profunda que se pueda, y apartar tierra. Tirar maderas, la vaca muerta y el material que dije antes. Cubrir con algo de tierra y prender fuego como antes y tapar para que carbonice sin aire como para carbón vegetal, según esquema.

Material ideal para Terra Preta.  Además del anterior se necesita especialmente materia vegetal, y lo que produce más, y más barato y más rápido es la Hierba Elefante, incluso la caña de azúcar.  Unos corros plantados de hierba elefante y hecha Terra Preta mejorarán año tras año el solonetz más pobre y aumentan la fertilidad algo grandioso.  Pero hay que carbonizarla, para que no se escape el Nitrógeno ni el Potasio en el humo, quemarla tapada.

Ley.  Como lo propio del gobernante es promulgar ley, pues la práctica aún la más beneficiosa tarda en contagiarse, el Sr Presidente y el Parlamento debe promulgar ley por la que de todo el ganado que muera en el campo por la causa que sea, se haga Terra Preta por este sistema de carbonizar con leñas y detritos, y eso tres veces al año.  Rápidamente se volverá tradición.

Por estos medios y otros parecidos Uruguay puede pasar a ser autosuficiente en Fosfato y Fertilizantes, adoptando todas o algunas de las medidas propuestas. Alguna como la activación de piedra fosfato con ácido sulfúrico nacional incluso resultará en mucho empleo directo en la minería e industria química.

PS. UN INFORME ENCUENTRA MÁS FOSFATO, PERO MÁS CARO Y DE PEOR CALIDAD.  Urgen a los gobernantes a no descuidarse, el Pico de Fósfero es una tremenda amenaza.

Peak phosphorus still a threat to food security, despite new report

Researchers investigating a coming peak in world phosphorous production have urged caution on the revising up of estimates of reserves in a new report.

The long-awaited estimates of World Phosphate Reserves & Resources, recently released by the International Fertilizer Development Center (IFDC), suggests the availability of more mega tonnes of phosphate rock in the ground than previously thought. . .

«We welcome the new report, however this should not be interpreted by policy makers as an excuse for non-action – the new figure represents an estimate of phosphate in the ground that is of markedly lower quality, more difficult to access and more costly.

PARA SABER MÁS

☼   Recycling animal and human dung is the key to sustainable farming.  Un notable artículo, historia del reciclado de detritos en China y en Europa, ejemplos, recomendaciones.

☼  Pico Petrolero y Minerales

Pipí y popó ayuda a jardines y huertos

☼  Fertilizantes en carestía y escasez

↓ ↓ ↓ ↓ ↓Artículo del Presidente Mujica

Los secretos de la naturaleza y el planeta
JOSÉ MÚJICA 19/09/2010

Nos ha tocado vivir un tiempo de aprendices de brujo. Hemos puesto en marcha una civilización que ha logrado incesantemente mejorar la vida de muchísima gente, pero tal vez apresuradamente. No podíamos medir las consecuencias de tantas cosas que estábamos haciendo en el planeta. Esta nave con la cual andamos por el universo tiene sus propias complejidades y ahora estamos aprendiendo, con dolor, que tenemos que modificar muchos aspectos de nuestro comportamiento para que la Tierra se mantenga sostenible.
Esto es indispensable para el sostenimiento de todas las formas de vida, y con ello, la nuestra.
No somos tan poderosos ni tan sapientes como a veces lo creemos. En verdad, los juegos profundos de interrelación de la naturaleza y de las actividades humanas entrañan una hondura de misterios. En este sentido, tenemos que agradecer en primer término a los científicos que han dedicado su vida a indagar los secretos de la naturaleza. Esta es una dedicación que solo puede explicarse por una pasión por la causa humana.
Hoy en día, nadie puede desentenderse de los desafíos de convivir y de hacer sostenible el medio ambiente. Todos somos corresponsables.
Sin embargo, y paradójicamente, existe una responsabilidad mucho más grande por parte de aquellos que primeramente accedieron a los dones de la civilización moderna y contemporánea. Pero esta no es una causa nacional, es una causa universal. Nadie está exento. Ningún país, por poderoso que sea, puede asegurar la continuidad de lo que está en juego.
Por eso los acuerdos de carácter mundial son cada vez más necesarios. Estos acuerdos deben poder contar con la fidelidad de su cumplimiento por parte de todos los integrantes de la comunidad mundial, con sostenibilidad de recursos, con una preocupación latente pero organizada, y, especialmente, con un trabajo concertado de los hombres y mujeres de ciencia para poder hacer frente a desafíos como el de una gran ampliación del extensionismo agrícola.

Hoy sabemos muchas cosas que deberíamos hacer, pero que no sabemos aplicar en masa. Por ello, educar y formar gente es decisivo.
Necesitamos investigar mucho más y necesitamos elaborar un tipo de conocimiento que sea propiedad de la humanidad y que esté al servicio deliberado de toda la humanidad, es decir, que sea accesible a todos los pueblos
En esta parte de América tenemos desafíos que bien valdría la pena investigar con profundidad. Por ejemplo, nos hace falta saber enormemente más sobre el ciclo del fósforo; no solo nos envenenamos con mercurio, tenemos también graves problemas de plombemia y contaminantes tóxicos. Y esto sucede en esta región del mundo donde se halla una de las grandes reservas agrícolas en materia de alimentos de la humanidad y donde tendremos que duplicar la productividad para responder a la creciente demanda mundial de alimentos. Sin embargo, la forma de fertilización que aplicamos es impropia en relación con el respeto del medio ambiente. Y no sabemos dominar todavía vastísimos fenómenos de nutrición vegetal.
En este momento, el Uruguay tiene en el horizonte la angustia de lo que pase o no pase en el lejano Océano Pacífico. Un fenómeno como el del llamado El Niño puede repercutir en este país con una eventual sequía y esto sucede cada vez con más frecuencia.
Necesitamos que la ingeniería genética nos permita desarrollar vegetales mucho más fuertes para resistir la sequía. Pero todavía no tenemos la capacidad de hacerlo. A las grandes gramíneas, les tenemos que trasladar la resistencia que tiene el sorgo, pero tampoco sabemos hacerlo. Estas respuestas nos las tiene que proporcionar una investigación al servicio de la humanidad y no se trata de un sueño, pues es perfectamente posible.
El extensionismo agrícola es por un lado fundamental, pero no es suficiente.
Hay que incorporar intensivamente la investigación no solo con un sentido de actualidad, sino también para prever lo que va a venir. Para esto necesitamos de la ciencia. Todos estos esfuerzos tienen que ver con sustentar el medio ambiente para que el hombre pueda mantener y mejorar su vida, siempre con conciencia social, por lo menos en este continente, que es uno de los más ricos del planeta en recursos naturales.
Pero es también el más injusto en la Tierra porque distribuye mal los frutos de su riqueza. Y la vida nos ha enseñado que cuando hay penuria, los sectores más débiles de la sociedad son los que terminan pagando.

José Mújica es presidente de Uruguay.

Por Armando

3 comentarios en «Fosfato para el Presidente Mujica»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.