Cambiar un hábito es fácil

Propósito.  En esta serie espontánea e irregular presentaré experimentos en la filosofía de las cosas diarias, ejemplos aprendidos en mi pasaje  por los templos y escuelas filosóficas de Oriente y aprendidos entre los pueblos africanos y asiáticos y por la reflexión sobre los descubrimientos de las Ciencias Biológicas.

El fin es lograr ese sentimiento de extrañeza, de sorpresa y admiración, ese milagro de lo imprevisto. Hay muchas acciones que llevamos a cabo diariamente sin pensar que pueden ser el punto de partida de esa admiración y desconcierto que es el punto de partida del pensamiento filosófico.

¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿

El Dr Stanley Schachter, profesor de la Universidad de Columbia, psicólogo social y experto en adicción, iba a la playa en vacaciones y comprobó una cosa extraña:  las gentes al conocerle mejor le contaban cómo había dejado de fumar, cómo había perdido peso y cómo abandonaron malos hábitos, definitivamente.

Esto le extrañó al profesor, porque la evidencia de la investigación demostraba que estos cambios de hábitos y costumbres eran muy difíciles y generalmente fallaban, hasta en el 86% de las personas que dejaban de fumar volvían al vicio.  Sin embargo aquí tenía una muestra de personas que le insistían en que cambiaron sus hábitos y que lo hicieron sin mayores problemas.

Schachter condujo un estudio entre los veraneantes, gente de la localidad de la playa, personal de la universidad.

Ante su sorpresa el 63% de los entrevistados habían tenido éxito en autocurarse del vicio de fumar y de la obesidad.  Un estudio mucho más extenso después confirmó sus hallazgos.

Schachter dedujo algo muy importante:  que los psicólogos no eran optimistas de cambiar hábitos porque los casos que se les presentaban eran casos duros y difíciles, los que habían fallado y pedían tratamiento.

Claro que si yo le digo a Ud que abandonar esos hábitos perjudiciales o nefastos, y que adquirir hábitos positivos, aprender cosas nuevas e importantes, que eso es MUY fácil, vaya macana, no le voy a poder vender :-)) este libro manual fenomenal de Programación Neurolingüística o mi relato de las difíciles enseñanzas aprendidas al pie del gurú  Lobsang Rampa en un monasterio del Tibet en el valle perdido de Shangri La  -se los dejo ambos por la módica suma de 75 dólares, créame una verdadera ganga. |ironía Off!

Tenemos resistencia a admitir que el cambio de un hábito puede ser fácil porque así nos sentimos mejor por seguir con malos hábitos, si es difícil casi imposible cambiar, qué le va’ chachér!

Cierto que hay personas que realmente luchan por dejar de fumar o perder peso, sin conseguirlo, pero creer que el cambio es difícil precisamente hace las cosas más difíciles

Por ejemplo si Ud padece de depresión haga este simple ejercicio diario

☼  Haga cuenta de sus cosas buenas y positivas, todos los días.  Póngalo por escrito, haga una lista

Es asombrosa la mejora que informan quienes siguen esta técnica tan simple.

La depresión es mala y es dura, pero eso no quiere decir que su alivio o curación sea difícil o imposible.

☼  Y en cuanto a sus malos hábitos, mentalícese que es fácil y cámbielos  -digo cambiarlo porque suele ser más difícil eliminarlo totalmente y dejar ese hueco vacío en su vida.

☼ Koan.  Esto te digo, Pequeño Saltamontes:  golpea las palmas de las manos.

Así. Varias veces. Así ¿Oyes el sonido? Con ritmo, así . ¿Oyes el sonido?

Ahora escucha el sonido de una mano sola !

,,

Por Armando

2 comentarios en «Filosofía Experimental -9»
  1. Si señor, ante la necesidad de dejar de fumar siempre lamente que lo que siempre se dice y lo primero que le viene a la mente a cualquiera es que es muy difícil y que hay un alto grado de reincidencia, hay que dejar de decir eso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.