Construir una Lista de Espera

Propósito.  En esta serie espontánea e irregular presentaré experimentos en la filosofía de las cosas diarias, ejemplos aprendidos en mi pasaje  por los templos y escuelas filosóficas de Oriente y aprendidos entre los pueblos africanos y asiáticos y por la reflexión sobre los descubrimientos de las Ciencias Biológicas.

El fin es lograr ese sentimiento de extrañeza, de sorpresa y admiración, ese milagro(*) de lo imprevisto. Hay muchas acciones que llevamos a cabo diariamente sin pensar que pueden ser el punto de partida de esa admiración y desconcierto que es el punto de partida del pensamiento filosófico.

Consideremos que el filósofo antiguo, el poeta que oye el salto de una rana en un viejo pozo(**), tuvieron experiencias que los llevaron a nuevos terrenos en los sentimientos y el pensamiento.  Debe haber, por lo tanto, en nuestra vida corriente otras experiencias que lleven a nuevos planteamientos.  Estos experimentos le ayudarán a buscarlos.

Experimento 2

Construir una Lista de Espera

Materiales

Una tarjeta o un block de notas o un apunte en el ordenador

Nuestras vidas dependen de las acciones de los demás en un grado enorme. Piense cuando toma un ascensor que el departamento de mantenimiento hiciera las cosas bien, que esa enfermera no se equivoque y en vez de suero glucosado no le inyecte insulina, que en la torre de control no dormite el funcionario, que el conductor del autobús tenga baja alcoholemia.

Todavía más a menudo, varias veces al día solicitamos a otras personas -subalternos, superiores, proveedores, parientes, amigos- de sus servicios o comunicación y esperamos que cumplan con esos pedidos.

Se sorprendería de saber hasta que punto Ud espera de saber de otros.

El propósito del experimento es hacer una lista de espera, una lista de quienes está esperando saber y desde cuando.

Esto es completamente distinto de los Sistemas de Productividad, porque estos sistemas diseñados por expertos en eficiencia para los yuppies pretenden ayudarle a recordar y establecer prioridades en sus propias tareas, cuando en realidad Ud depende de las acciones de otros completamente, y no lleva cuenta de ello.

Al construir una Lista de Espera y con la fecha en que empezó a esperar respuesta Ud sabe quién ineficiente, o haragán, quién está bien en la cosa y responde prontamente, quién no le responde quizás porque su buzón electrónico está lleno -o su archivador de cartas normales si todavía las usa.

En las relaciones personales entenderá quién no le responde, quizás por ocupado, quizás (no queremos pensarlo) por desdén o desprecio.

Será un recordatorio de cuántos planes planteados a jefes y amigos no han salido por olvido propio o desidia ajena.

Tenga cuidado, si empieza a apretar a los otros por la falta de respuestas de ellos, seguramente reaccionarán recordándole a Ud su propia desidia, sus olvidos y falta de entusiasmo. Sea prudente, oculte su astucia pero regodéese en ella.

Saber que Ud está mucho más organizado que sus colegas, parientes y amigos le va a hacer mucho más feliz, le va a reconfortar y al examinar su libreta o tarjeta

– Anda, encargué un disco duro hace un mes a PCnabo y todavía no llegó. Y mandé una tarjeta de cumpleaños a mi ex-mujer y dice que no le llegó, hace tres semanas ya.  Y mi jefe no ha hecho nada de cambiar proveedores.  ¡Vivo rodeado de incompetentes, pobrecitos! Y qué barato me sale ser bueno con ellos, no les voy a decir nada a esos marmotas.

.

SERIE FILOSOFÍA EXPERIMENTAL

1. Beber un vaso de agua mientras orino

,,

Por Armando

Un comentario en «Filosofía Experimental -2»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.