Experimentos y Aventuras en la Filosofía, una serie eventual 

¿Filosofía Experimental? se preguntará Ud.  Eso se contradice con lo que la Filosofía dicen que es. Veamos unas definiciones aceptadas por los académicos.

La filosofía (del latín philosophĭa, y este del griego antiguo φιλοσοφία, ‘amor por la sabiduría’) es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje.

Al abordar estos problemas, la filosofía se distingue del misticismo, la mitología y ciertas formas de religión por su énfasis en los argumentos racionales, y de la ciencia experimental porque generalmente lleva adelante sus investigaciones de una manera no empírica, sea mediante la especulación, el análisis conceptual, los experimentos mentales u otros métodos a priori, sin excluir una reflexión sobre datos empíricos o sobre las experiencias psicológicas.
http://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa

La tradición filosófica oriental es otra y la arrogancia de la Universidad Occidental rechaza que el augusto nombre de Filosofía se les aplique a esas corrientes.

En las universidades estadounidenses y europeas no se consideran filosóficos los textos relacionados con las religiones orientales pero tampoco a los pensamientos netamente filosóficos surgidos de oriente, ya que lo académicamente aceptado es que solo la historia del pensamiento occidental es considerada como filosofía y por esa razón los filósofos occidentales no reconocen como filosofía a las formas de pensamiento oriental.
http://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_oriental

Propósito.  En esta serie espontánea e irregular presentaré experimentos en la filosofía de las cosas diarias, ejemplos aprendidos en mi pasaje  por los templos y escuelas filosóficas de Oriente y aprendidos entre los pueblos africanos y asiáticos y por la reflexión sobre los descubrimientos de las Ciencias Biológicas.

El fin es lograr ese sentimiento de extrañeza, de sorpresa y admiración, ese milagro(*) de lo imprevisto. Hay muchas acciones que llevamos a cabo diariamente sin pensar que pueden ser el punto de partida de esa admiración y desconcierto que es el punto de partida del pensamiento filosófico.

Consideremos que el filósofo antiguo, el poeta que oye el salto de una rana en un viejo pozo(**), tuvieron experiencias que los llevaron a nuevos terrenos en los sentimientos y el pensamiento.  Debe haber, por lo tanto, en nuestra vida corriente otras experiencias que lleven a nuevos planteamientos.  Estos experimentos le ayudarán a buscarlos.

Experimento 1

Beber un vaso de agua mientras orino

Materiales

1 vaso grande de agua fresca

1 water (si vivimos en la ciudad)

Duración del experimento  -un par de minutos

Método

Ud ha bebido innumerables vasos de agua, Ud ha orinado innumerables veces.  Por primera vez en su vida Ud va a hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Empiece entonces.  Beba el agua lentamente y orine al mismo tiempo.

Notará enseguida una sensación muy extraña.  Esa agua que entra en su cuerpo, esa agua que sale de su cuerpo inmediatamente parece que algo los conectara.

Bebe, orina.

Sin la intervención de todos esos órganos -intestino, hígado, riñones- interpuestos ocurre esta cosa imposible: una apertura o conexión directa de su boca a su vejiga y uretra.  El agua que bebes parece fluir directamente sin la intervención interna de tu cuerpo y salir de él, y esta sensación sorprendente te muestra una realidad desconocida y directa. 

Esa fisiología imposible la vas a sentir como verdadera

Es como si el Universo repentinamente fluyera a través de tu cuerpo.

El experimento, perfectamente gratuito, puede ser realizado cuantas veces quiera.

.

(*) Milagro no quiere decir, originalmente, una suspensión de las leyes de la Naturaleza y la intervención de agentes sobrenaturales ángeles o dioses; para nada.  Viene de mirabilis, y de ahí admirable y quería decir algo digno de ver y de notar y admirar; fue la superstición que adoptó esa palabra y encajó a dios entre las rendijas de las horrendas maravillas del azar y de la necesidad.

(*) furuike ya kawazu tobikomu mizu no oto

Un viejo pozo  Una rana salta   Sonido de agua

,,

Por Armando

Un comentario en «Filosofía Experimental -1»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.