El reparto y transporte de bienes en las ciudades debe hacerse eléctrico y a sangre, inmediatamente

FedEx CEO: Let’s end our need for oil

FORTUNE — Every day more than 285,000 FedEx team members deliver some 7 million packages to 220 countries. Every 24 hours our aircraft fly 500,000 miles, and our couriers travel 2.5 million miles. We accomplish this with 670 aircraft and 70,000 motorized vehicles worldwide — nearly every single one of which is fueled by oil, the lifeblood of today’s mobile, global economy. We are all dependent upon it, and that dependence comes at a significant cost. U.S. armed forces expend enormous resources protecting chronically vulnerable oil transit routes and infrastructure around the globe. Oil dependence influences U.S. foreign policy, requiring us to accommodate governments that share neither our values nor our goals. Every American recession over the past 35 years has been preceded by — or occurred concurrently with — an oil price spike. And petroleum was responsible for 43% of U.S. energy-related CO2 emissions in 2009.

We cannot continue down this path. There is, however, a solution that may become economically attractive sooner than most think: cars and trucks powered by electricity.

El Consejero delegado de FedEx

Cada día más de 285.000 trabajadores de FedEx reparten 7 millones de paquetes en 20 países.  Cada 24 horas nuestros aviones vuelan 750.000 Kms y nuestros correos viajan casi 4 millones de Kms.  Esto lo hacemos con 67o aviones y 70.000 vehículos motorizados  -casi todos movidos a petróleo, la sangre de la economía global.  Todos dependemos del petróleo y esta dependencia tiene un costo importante.. Las fuerzas armadas de EEUU emplean considerables recursos protegiendo las rutas de transporte y la infraestructura de energías en todo el planeta. La dependencia del petróleo influencia la política externa de los EEUU, y nos obliga a entendernos con gobiernos que no comparten ni nuestros valores ni nuestros fines.  Todas y cada una de las recesiones norteamericanas en los pasados 35 años han sido precedidas -u ocurrieron simultáneamente- por un alza brusca del precio del petróleo.  Y el petróleo fue responsable del 43% de las emisiones de CO2 en 2009.

No podemos seguir así.  Hay sin embargo una solución que se puede volver atractiva económicamente antes de lo que creen muchos: coches y camionetas movidos a electricidad.

Esto publican nada menos que en Fortune, la revista capitalista norteamericana.

Si esto es así en EEUU, pensemos que en Uruguay y en España dos países sin producción de petróleo ni de gas y que están arruinados por la importación de combustibles se impone implantarlo y a la mayor brevedad, este año.

☼  Obligatoriamente transporte de mercancías y reparto en camionetas eléctricas o en vehículos tipo triciclos a pedal con o sin asistencia de motor eléctrico.  Incluso reparto en carritos tirados a mano.

Esto en España sería el estímulo necesario para fabricar vehículos eléctricos y no puede haber otra manera porque la gasolina tiene tantas ventajas inmediatas para el empresario que sólo personas o empresas con una gran visión de futuro como FedEx lo harían dejados a su voluntad  –e incluso FedEx el número de vehículos eléctricos que tiene es insignificante.

Los defectos para el empresario no cuentan porque se diluyen en la comunidad, como ser la contaminación insoportable en las ciudades españolas, la pérdida de divisas por el país.

En Uruguay, que prácticamente sólo tiene una ciudad grande, la ventaja del vehículo eléctrico de reparto es enorme y suficiente para impulsar un gran cambio industrial. Cierto que Uruguay tiene un grave problema de generación eléctrica, pero de a poco se van poniendo eólicos y si se decidieran por la Energía Solar de forma masiva -tanto la UTE como los particulares- la independencia energética sería real.

Recordemos que el Sol brilla y produce electricidad precisamente en las horas que se trabaja por lo que los vehículos se pueden cargar en diversas etapas del trabajo y la jornada, y luego de noche recargarse más con electricidad eólica y de otras fuentes.

Oil Prices Move Up Steady Toward New Climax

Hamsayeh.Net – Oil price is fast approaching what so many analysts call the new median at $150 dollars a barrel due to the ongoing global geopolitical dislocation happening around the world including Egyptian uprising, continuous growth of the economies of East Asia and the peak oil phenomenon.

El precio del barril se aproxima a la Nueva Mediana de U$D 150 el barril, debido a los problemas geopolíticos, el crecimiento y demanda de India y China, y el fenómeno del Pico Petrolero

A U$D 150 el barril España, que acaba de batir un nuevo récord de desempleo con más de Cuatro Millones Setecientas Mil personas  (EPA)  es el 20,33% de la población,  su economía se desfondaría y el cacareado aumento de las exportaciones, imposible.

☼  Impulso a la construcción con el coche eléctrico.  Las empresas y los particulares se verán obligadas a construir garajes o acondicionar los existentes para acomodar las camionetas y coches y triciclos eléctricos mientras cargan de noche.  Esto ayudará a detener la sangría en empleos de la construcción que sigue ocurriendo.

No parece buena idea dejar un coche cargando en la calle toda la noche conectado a un poste, con los cables colgando expuestos a tanto vándalo y borracho y envidioso.  Son vehículos caros.

☼  Impulso al empleo de electricistas, ingenieros y arquitectos.

☼  Ahorro de divisas pero sin depresión del trabajo ni del comercio, al contrario ahorro nacional, producción nacional.

☼  Aunque la venta de bicicletas chinas es grande, ocurre porque son baratas pero muy malas.  Los triciclos europeos y bicicletas europeas son otra cosa en calidad y prestaciones, deben tener prioridad.

,,

Por Armando

2 comentarios en «FedEx cambia a camionetas eléctricas»
  1. 100% de acuerdo amigazo, un fuerte abrazo desde Uruguay.
    Acá, no sé por qué está tan quieta la cosa de los vehículos eléctricos, la mayoría de las noticias en español sobre el tema vienen de España y México, esperaba más luego de que Mujica asumiera en Marzo 2010 en una camioneta eléctrica convertida, pero como muchos otros temas quedó en la nada, este es un país casi ideal para implementar nuevos sistemas, chico, controlable, 55% de generación hidroeléctrica,etc. por lo menos que se baje la carga de impuestos a la importación de partes para convertir vehículos, pero nada, ni se habla del tema en la prensa. Estoy estudiando la información recibida en el curso online de organización autolibre ( http://www.autolibreelectrico.com o en el tema). pero insisto que la cosa está muy quieta para la solución que sería. Cada vez que «fumo» CO2 y demás gases detrás de los CUTCSA me motivo en el tema. Gracias por la información. Suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.