Esto es una catástrofe anunciada

Este tipo de «suburbs» en la mitad de la nada, muy frecuentes en ciertas partes de EE.UU. su existencia depende del petróleo barato porque todo hay que llevarlo en camión, no tiene tren, muchas veces no tienen autobuses, dependen de potentes y caros coches para todo, carecen de servicios. Es realmente una pesadilla con aire acondicionado, la Air-Conditioned Nightmare que describe Henry Miller cuando regresa a su país durante la Segunda Guerra Mundial.

Es «culpa» de los habitantes de este lugar que eligieron vivir ahí, o pueden ser víctimas de unas circunstancias como pueden ser los de Somalia, que han nacido ahí, «culpa» de ellos.

La tragedia que se cierne sobre éstos y sobre la Humanidad entera es que este tipo de cosas son inviables si vuelve a subir el petróleo, y lo peor no es que estos Exurbia sean inviables, lo aterrador es que ciudades como Los Angeles, Houston, México DF, Buenos Aires, São Paulo, Madrid, Londres y tantas otras capitales con millones de habitantes son totalmente inviables excepto con energía barata, y se termina ya.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.