Este reciente saqueo que aprobaron en EE.UU., darle dinero a espuertas a los culpables del desastre financiero que se abate sobre ellos -y sobre el mundo- es inútil.  O más bien, sirve para darle dinero a los cómplices de la administración de Bush.

Pero el problema, que es el agotamiento del petróleo, la desaparición de esta fuente barata de energía que impulsó el crecimiento económico, ése es el problema de base.  El crecimiento económico se basa absolutamente en el consumo de energía y estos papeles financieros intentaron reemplazarlo por esquemas financieros derivados.

El primer país en caer ha sido Islandia.  Esa pequeña isla en Ártico, con una insignificante economía real  se metió a crear bancos y especular con su moneda.  En el Reino Unido, el centro de la especulación financiera europea -y quizás mundial- hay gran cantidad de empresas y no sólo financieras que entran en crisis por este problema en Islandia.  Que no pueden solucionar garantizando nada de los bancos islandeses, porque esa exposición financiera es muy superior, es varias veces superior, al producto bruto de la nación.

Solamente invertir en fuentes alternativas de energía marca una salida radical a esta crisis, para los países menos expuestos  al vaivén financiero pero que carecen de combustibles fósiles -como España y Uruguay.

Escuchando

Ismael Rivera  Chongolo

¡Chongolo!
Se cayó y de la caída se mató
¡Chonguito!

Al palo de pana se subió
Se cayó y de la caída se mató

¡Sabrosito!

Para saber más 

The US democratic-capitalist model is on trial. No schadenfreude, please

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2008/oct/02/congress.useconomy

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.