El pobre hombre lloraba cuando se lo dijeron

Mike Weatherly diputado conservador, 53 años, se casó por segunda vez con una mujer brasileña que conoció allá en un viaje.

Aquí además de esposa Carla esta tía buena se dedicaba a la prostitución con los sugerentes nombres de Bea, Adriana y Bianca.  Para suplementar sus ingresos, probablemente. Es ella en la foto tomada por el diario.

100 dólares y podés pasar un buen rato

‘I like it here, nice clients, nice people, nice place and good money,’ she told the Sunday Mirror.

70 libras (~100 dólares) el polvo que cobraba a sus clientes en tres prostíbulos que trabajaba, ya puede decir que le gustaba Inglaterra, buenos clientes, gente buena, buen sitio y buen dinero.

En realidad Mr Weatherly es una buena persona, con buenas calificaciones en cuestiones financieras; pero sus amigos dicen que le van mucho las minas también. ,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.