El Círculo de Espías descubierto en EEUU destapa una red rusa de espías y agentes de influencias. Alguno se hacía pasar por uruguayo, país lleno de delincuencia inteligente.

Estas espías rusas están todas buenas y son inteligentes, desaprensivas, con estudios y orden de infiltrar bancos y compañías occidentales.

Un ejemplo esta pelirroja buenaza, Ana Chapman

Chapman, who was arrested in New York on Monday, states on her profile on the professional networking website LinkedIn that she worked in London between 2003 and 2007.

Private aircraft hire firm NetJets Europe confirmed she was employed in its London office as an executive assistant in the sales department from May to July 2004. Chapman also claimed she worked in the investment banking division at Barclays Bank from August 2004 to July 2005, but the company said it had no record of her employment at that time.

She is said to have a masters degree in economics, an expensive flat in New York’s financial district and a successful online estate agency.

Chapman, rusa arrestada el lunes en NY por el FBI, es una empresaria en los EEUU, dueña de una cara propiedad en New York el distrito financiero, y trabajó en Londres entre 2003 – 2007.

retocaron con Photoshop

Si miran la foto con cuidado, y les aseguro que se nota mucho más en la foto de Chapman impresa en los diarios, esa tirilla azul que sostiene el pícaro corpiño que lleva, está muy retocada con Photoshop, y no muy bien retocada además. La pegaron en la espalda de cualquier manera.

Yo hace años conocí a una rusa en Londres, que trabajaba eso me dijo ella, para uno de estos bancos ingleses arruinados que luego compró el Banco de Santander.  Su típica rusa prostituta y trepadora que se infiltraba entre estos canallas de los bancos otro canalla más ella; pero allá se vaya cada cual con su pecado  -Cervantes, Don Quijote, passim.

¡Me dijo que se llamaba Natasha Smith !

Ja, ja, pensé yo.  Natasha es como le llaman en España a todas estas putas rusas que practican la horizontalidad en los quilombos españoles.  Smith a saber de dónde lo había sacado.

Un «judío uruguayo» entre los espías rusos.

Juan Lázaro fue detenido el domingo en el barrio Yonkers (Nueva York) junto a su esposa, Vicky Peláez, periodista peruana, quien también está acusada de ser una espía al servicio del Kremlin.

Tenían vínculos incuestionables con los rusos, que se detallan en el documento de acusación de 37 páginas. Entre 2002 y 2003 el gobierno registró las conversaciones en el domicilio del matrimonio. En determinado momento, Lázaro dice que «está recibiendo señales de radio» de «por allá».

También quedó registrado un diálogo sobre el uso de la tinta invisible. «Cuando vayas al [ país sudamericano ] te escribiré todo en invisible y tú lo pasarás todo a un libro (…). Te daré unas hojas en blanco y allí estará todo. Todo sobre lo que hice», comentó Lázaro a su esposa.

EE.UU. tiene constancia de que la pareja recibió dinero del gobierno ruso. La primera vez fue el 14 de febrero de 2000, cuando Peláez se encontró en un parque de un país sudamericano con un ruso. Esa noche dijo a su marido que «todo salió bien».  En otra grabación se escucha a los esposos contando una gran suma de dinero después de un viaje a algún país sudamericano en 2003. Peláez dice que tiene «8 paquetes de 10»,  lo que la Justicia interpreta como US$ 80.000.

En 2007 Lázaro fue filmado en un parque en el mismo país de América del Sur. En la grabación se ve que se encuentra con un oficial ruso: caminan, se sientan en un banco y el soviético pone una bolsa adentro de la que Lázaro tiene en su mano.

De todas maneras, hay dudas respecto a la vida de este hombre que declaró a la Justicia haber nacido en Uruguay: en otra conversación en 2002 habla de su infancia con su mujer y en determinado momento se oye: «Nos mudamos a Siberia… apenas empezó la guerra».

Después de la Segunda Guerra Mundial la URSS envió una gran cantidad de judíos a espiar al extranjero, y judías rusas o polacas, ucranias, etc., para pasar desapercibidos entre la población.

Eso incluyó a Raúl Sendic el hombre que destruyó al Uruguay y cuya verdadera identidad y acciones se desconocen, o al menos las desconocemos en Uruguay; indudablemente el FBI y la CIA  lo saben perfectamente, algún día lo contarán si les viene bien y será una sorpresa para muchos.

En Inglaterra todo esto se lo han tomado a chacota

2-7-2010

«Lázaro», el espía ruso supuesto uruguayo confiesa no ser uruguayo.

Les estaba faltando tiempo a los periodistas sudacas y españoles para denunciar esto como un montaje del FBI y decir que la periodista peruana detenida y su marido eran inocentes.

Los periodistas españoles están tan acostumbrados a cobrar de fondos de reptiles libaneses y sirios  –hay una periodista de El País que es incomprensible que se la deje seguir escribiendo ahí, los artículos anti israelíes que se manda; llegó a escribir llena de rabia ante un atentado de los palestinos islamistas que murieron españoles de las fuerzas de paz, que ojalá hubiera sido de los israelitas– que ya les parecía bien, una colega peruana a poner el cazo, qué pasa.

La cantidad de centroeuropeos que tras la guerra se incrustaron en Uruguay a trabajar para los soviéticos, algún caso he denunciado en estas páginas, fue enorme y no todos se han muerto ya.  Unos eran judíos, como la familia Feldman, y otros se hacían pasar por tales para disimular mejor.

La corrupción de la moral y el ambiente social que trajeron a un país tercermundista descuidado, ignorante y engreído fue enorme, y todavía se está pagando.

,,

Por Armando

Un comentario en «Espías rusas a porrillo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.