Cantinela, lela, del crecimiento económico en los panfletos, nula realidad por imposible

Sin signos vitales
La economía se estanca en el tercer trimestre y no se advierten inicios tangibles de recuperación

Este es el editorial de El País este sábado 6-11.  Siguiendo el enfoque economicista que siempre le meten a todo y el mismo del gobierno, esperan y desean un imposible.

Tienen razón en denunciar la parálisis en las medidas que bocinaron en la corrupta banca. Y así que pasen cien años y nada harán si no se les obliga, porque no quieren hacer nada.  El gobierno no se atreve a despedir a tres de cada cuatro empleados de la banca y cajas, como es inevitable pues la burbuja financiera les explotó, lo hubieran entendido antes, y cerrar tres de cada cuatro inútiles sucursales de estas especulativas y porculantes financieras totalmente supérfluas, barrios de obreros sin actividad y con veinte o cuarenta sucursales, pueblos con más oficinas de cajas y bancos que talleres trabajando.  Con la Caja Postal y un banco les alcanza y sobra.

Otra pata de la Gran Depresión 2 que cae a machacar a España  -y tambien a Uruguay

El barril de petróleo sube hacia u$d 90 y se pone a 100 en 2011, que no falta nada.  Y probablemente no se queda ahí.  Esto para España significa otro milloncejo de parados más, cosa de nada.  Tengan en cuenta que la venta de coches a particulares está cayendo -40% cada mes, ya dije yo, ya lo dijo el CEO de Renault que cierran dos o tres fábricas de coches en España inmediatamente.  Y no es sólo la fábrica, y la pérdida de esa capacidad productiva y de esa maquinaria y esos conocimientos del personal y su experiencia, es que cantidad de proveedores, digamos de tubos de escape y tantas cosas (la mayoría de los accesorios de un automóvil no se fabrican en la factoría, son subcontratados), no son 20.000 desempleados técnicos, es que son cientos de miles, contando concesionarios –y ya veremos cuando empiecen a cerrar gasolineras y talleres de servicios.

Oil price rise fuels fears
http://www.telegraph.co.uk/finance/financetopics/oilprices/8113846/Oil-hits-two-year-high-as-analysts-predict-100-a-barrel-in-2011.html
Oil hits two-year high as analysts predict return to $100 a barrel in 2011

Brent crude, traded in London, hit $88.80 before falling back to $88, which is slightly below highs seen in the spring. But New York prices topped their highest in two years, touching $87.22 per barrel at one point, before retreating on a stronger dollar in late trading.
Analysts have begun to forecast that the price of crude will reach $90 before the year is out and top $100 per barrel in 2011.

Es curioso que aunque el consumo de petróleo disminuye en EEUU la demanda mundial no disminuye, incluso aumenta.  Porque China y otros países en desarrollo consumen cada vez más.

Soluciones?  Que las pongan los socialistas y los pepotes que para eso cobran.  El Partido Popular roba en media España, los socialistas se tocan las pelotas en la otra mitad.  La división del trabajo va bien !!

En cuanto a Uruguay (pronto en España van a ganar 300 euros al mes como allá, así que es importante lo que pasa ahí)  me escribe esta noche una profesora uruguaya :

Aquí tenemos a todo el mundo en huelga, los bancarios del Banco República, están desde ayer y ahora me término de enterar que van a seguir con las medidas; los cajeros están sin dinero; Ancap también parece que no va a haber nafta especial para los aviones, y ni te cuento para los autos; iremos todos a pie, el día diez se levantan los ómnibus.
Los frigoríficos también están en conflicto, hoy tomaron el de Florida, ya que se declaró en bancarrota; FUNSA mandó sus trabajadores a seguro de paro, ya que no se importó la materia prima para trabajar.
El fin de semana, no habrá policias ya que también comienzan un paro, y juegan en el estadio los dos grandes Nacional y Peñarol; es decir que se van a matar tranquilos.
¡Hurra, por el Gobierno!, todo va sobre ruedas, nadie está trabajando-
En fin, los únicos que trabajan son los ladrones, esos no paran.

,,

Por Armando

Un comentario en «España, más ruina anunciada»
  1. Les contaré una historia. Puede que no sea real, pero si la leen hasta el final verán a lo mejor sí lo es…

    Es una hiatoria sobre hilanderos y tejedores artesanos en España.

    ————

    “…Ahora, de pronto, todo cambió por completo. Algunas personas eran propietarios de máquinas. Y para hacer funcionar una de aquellas máquinas no se necesitaba haber estudiado mucho, pues la máquina lo hace todo por sí sola. En unas horas se puede enseñar con facilidad su manejo.

    Pero, sobre todo, hubo algo más: los cien tejedores de la ciudad se quedaron ahora sin empleo. Morirían de hambre irremediablemente, pues su trabajo ahora lo realizaba una máquina. No obstante, como es natural, antes de morir de hambre junto con su familia, una persona está dispuesta a todo. Incluso, a trabajar por una cantidad de dinero increíblemente escasa, con tal de recibir cualquier cosa para seguir viviendo y trabajando.

    Así, el fabricante dueño de las máquinas tejedoras podía llamar a los cien tejedores hambrientos y decirles:

    «…Señores: Necesito cinco personas que atiendan mis máquinas y mi fábrica. ¿Por cuánto dinero lo haríais?…».

    Aunque hubiese en ese momento alguien que respondiera: «Quiero una cantidad que me permita vivir tan feliz como antes», es posible que otro dijese: «Me basta con poder comprar cada día una rebanada de pan y un kilo de patatas». Y un tercero, al ver que éste le arrebataba su última posibilidad de vivir, afirmaría: «Lo intentaré con media rebanada de pan». Y cuatro más añadirían: «Nosotros también». «De acuerdo —respondería el fabricante—, en ese caso probaré con vosotros. ¿Cuántas horas queréis trabajar al día?». «Diez horas», diría uno. «Doce», diría el segundo, para no perder aquella oportunidad. «Yo puedo trabajar dieciséis», exclamaría el tercero. Al fin y al cabo, les iba la vida en ello. «Bien», diría el fabricante, «en tal caso, me quedo contigo. Pero, ¿qué hará mi máquina mientras tú duermes? ¡No necesita dormir!». «Puedo mandar a mi hijo de diez años», diría el tejedor desesperado. «¿Y qué he de darle ?, preguntó el empresario». «Dale un par de monedas para pan con mantequilla». «La mantequilla sobra», diría, quizá, el fabricante. Y así se cerraba el negocio.

    Pero los otros 95 tejedores en paro tendrían que morir de hambre ó procurar que los aceptaran en otra fábrica.

    No creas que todos los fabricantes eran, en realidad, tipos tan malos como te lo he descrito aquí. Pero el más malvado y que pagara menos podía vender más barato que nadie y tenía, por tanto, el mayor éxito. Así pues, los demás se veían obligados a tratar a los trabajadores de manera similar, contra su conciencia y su compasión.

    La gente estaba desesperada. ¿Para qué aprender, para qué esforzarse en realizar un bello y delicado trabajo manual…?

    La máquina hacía lo mismo en una centésima de tiempo y, a menudo, de manera más regular y cien veces más barata. Así, antiguos tejedores, herreros, hilanderos y carpinteros caían en una miseria cada vez mayor e iban de fábrica en fábrica con la esperanza de que les permitieran trabajar en ellas por un poco de dinero, necesario para sobrevivir.

    Algunos trabajadores se enfurecieron de tal modo con las máquinas que habían destruído su dicha que asaltaron las fábricas y destrozaron los telares mecánicos, pero no sirvió de nada. En 1812 se impuso pena de muerte a quien destruyera una máquina. Y luego aparecieron otras nuevas y mejores máquinas, capaces de realizar no ya el trabajo de 100, sino de 500 obreros, y que hicieron crecer aún más la miseria general.

    Hubo entonces ciertas personas que se dieron cuenta de la imposibilidad de seguir así. De que era injusto que alguien, por el mero hecho de poseer una máquina que, quizá, había heredado, tuviera derecho a tratar a los demás como difícilmente habría tratado un noble a sus campesinos. Pensaban que cosas como las fábricas y las máquinas, cuya posesión para muy pocos significaba un poder tan inmenso sobre el destino de algunos miles de personas, no debían pertenecer a los individuos sino ser propiedad común…

    A esta opinión se llamó socialismo…”.

    ————

    Salud !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.