El Pico Petrolero a España la hunde en destructivas paradojas económicas

Recordemos cómo el precio del barril del petróleo ascendió hasta 145 dólares/barril en 2008, el año pasado, y la destrucción de la economía mundial y de España en particular fue la consecuencia.  Destrucción que continúa, como un tren que se precipita al abismo ante un puente roto: Primero cae la locomotora, luego sucesivamente los vagones, el puente se rompe más por los impactos y como en cámara lenta se precipita todo hacia la destrucción.

Más de millón y medio de barriles POR DÍA
Más de millón y medio de barriles POR DÍA

España no produce los combustibles que consume -produce una proporción insignificante, nada de Gas Natural, apenas petróleo, muy poco carbón- y los consume de forma desaforada, insostenible y destructiva: los automóviles van a matar a España, efectivamente.

Se puede pensar que fabricar coches más eficientes en el consumo, es decir que se desplacen más kilómetros consumiendo menos combustible, fuera una solución y en ese sentido se posiciona la industria y toman decisiones los ministros.  ESTO ES UN TREMENDO ERROR DESTRUCTIVO.

Porque se cae en la Paradoja de Jevons <== (Explicación elemental en Castellano.  Una explicación muy detallada en el mismo artículo en Wikipedia en Inglés)

La observación de Jevons no es una paradoja lógica, pero sigue siendo considerada como una paradoja pues se opone a la intuición común de que la mejora de la eficiencia permite a la gente usar menos cantidad de un recurso.
La paradoja de Jevons formalmente dice: aumentar la eficiencia disminuye el consumo instantáneo pero incrementa el uso del modelo lo que provoca un incremento del consumo global.

Y esto es de observación elemental, todos conocemos españoles que toman el coche para ir a comprar cigarros a la esquina.  Por lo tanto aumentar la eficiencia de consumo de los automóviles causa que se consuma más petróleo IMPORTADO.  La cosa tendría menos importancia en Venezuela, pongamos por caso (donde la gasolina de cualquier manera está casi regalada) pero es mortal en España.

SOLUCIONES RACIONALES, NACIONALES

España tuvo el año 2008 un déficit comercial de 94 Mil Millones de euros (el 2do del mundo detrás de EE.UU., hemos vivido del cuento y España está ARRUINADA) del que el 47% correspondió a importación de Petróleo y Gas.  Si le sumamos el Carbón, del que España importa el 90% que consume, mucho más de la mitad de ese déficit comercial es energía para combustibles. Vamos a la ruina y a saber que los combustibles para el transporte no son reemplazables por electricidad, aunque sí por combustibles obtenidos por fermentación y otros medios.
Se debe hacer un enorme esfuerzo en obtener combustibles nacionales o cuando el petróleo se vuelva a disparar, cosa muy próxima, España sufrirá otro golpe destructor, sumado al que tuvo cuando llegó a 145u$a/barril en 2008. En menos de un año la feroz realidad.

Incremento de precio del combustible (gasolina, diésel, Gas Natural).  Esto SIEMPRE funciona, aumentar el precio de la gasolina bajaría el consumo, pero no tanto como sería deseable, porque es en gran parte un consumo INELÁSTICO, es decir, que el que tiene que ir a trabajar en el coche, tiene que ir aunque le cueste más.  Sería injusto por lo tanto hacia las personas de menor poder adquisitivo.  Además causa inflación, los camiones y repartidores están obligados a consumirlo y transladarán el aumento hacia el consumidor, normal, y si se les pone a ellos más barato ocurrirán fraudes en gran escala -como ya ocurre con el combustible de agricultores y pescadores por cierto.

Tarjeta de Racionamiento.  A cada conductor se le adjudica y a todos por igual, una cantidad de combustible que pueden comprar. Una cantidad pequeña por cierto, a fin de estimular la adquisición de vehículos más eficientes.  Por encima de esa cantidad pagarían un alto sobreprecio, 20-30% superior al precio normal. Esto se haría mediante tarjetas electrónicas codificadas. Mercado Blanco de intercambio de cuota. Es evidente por sí mismo que inmediatamente aparecería un Mercado Negro de combustible, la gente vendería la cuota que no consume (por la razón que sea) y para limitar la picaresca un Mercado Blanco donde vender ese exceso se debe implementar al mismo tiempo.  Esto controlado por las autoridades, para evitar que los pícaros vendan lo que no tienen y a quienes no tienen la menor intención de pagarlo: una especie de eBay nacional del exceso de cuota.

Por supuesto no se le adjudica tarjeta a quienes no tienen coche registrado, no pagan Impuesto de Circulación, carecen de Seguro Obligatorio y otras delincuencias.  Eliminar coches de España es una prioridad, nos va la vida en ello, y este y otros sistemas ayudarían.

Mayor diversidad REAL de vehículos de transporte. Si bien se considera, ¡TODOS LOS AUTOS SON IGUALES!  En efecto, todos son a motor a explosión y las diferencias entre ellos son superficiales. Cualitativamente la única diferencia es entre los que queman gasolina y los que son a diesel, esto es una diferencia insignificante. También hay algunos a LNG, gas butano o propano -en su mayoría motores de gasolina mal adaptados al gas mediante eliminación de ciertos detectores y que no fueron diseñados desde el principio para usar LNG. Esta adaptación debe prohibirse, los coches a butano deben haber sido diseñados para tal combustible y desde el principio, las «soluciones tercermundistas» no son solución -y precisamente es la Paradoja de Jevons, ya que al consumir más barato, consumen más: el taxista se lo puede permitir, pero España no puede permitírselo.  Fabricar esos motores especializados desde el principio es conservar empleo y mejorar la tecnología.

Esto motiva una competencia que tira a la baja en los precios -esos coches baratitos dejan muy poca ganancia- y hace a las fábricas muy sensibles a la crisis económica -de hecho en España cerrarán la mitad, y muy pronto, y ojalá se quede en eso -de todas formas hay que obligar a subir el precio de los coches (precisamente para no caer en la Paradoja de Jevons)  un mínimo de 20.000 euros un automóvil nuevo se impone, y una elevada tasa a la venta de coche usado -y destrucción del automóvil del que entre en picaresca.

Una diversidad mayor en TIPOS de vehículos de transporte estabilizaría la fabricación.  Entre esos tipos diferentes y variados debemos contar algunos -y debemos descontar por absurdos e imposibles a otros.

Automóvil a aire comprimido.  Aunque lleva bastante tiempo hablándose de él, y no acaba de cuajar, parece que hay nuevos y mejores desarrollos. Es Francia el país ¡ por supuesto ! más adelantado en su desarrollo, y Tata de la India se interesa.  Una enorme ventaja para España es que el proceso causa frío, así que sería ideal para conducir la mitad del año en nuestro clima insoportable.  Sería un vehículo para transporte en ciudad, el compresor en la casa o en estaciones de servicio alimentado por electricidad, lo que si es de fuentes renovables lo hace un vehículo muy deseable.

Automóvil Híbrido. Como el Prius y otros modelos. No es más eficiente que un diesel eficiente moderno, pero es caro, lo que es una ventaja porque a los automóviles normales hay que subirles el precio si es necesario castigando con fuerte impuesto del 200% -Sí, ya sabemos de los planes diabólicos del Ministro, de subvencionar la adquisición de coches baratitos, y matar a España. Ese hombre debería haberse recibido en la Universidad como yo, así habría adquirido conocimientos y escrúpulos, de ambas cosas carece totalmente.

Camionetas de reparto eléctricas. El coche eléctrico no tiene sentido ni será realidad en ningún futuro próximo -digamos a 30 años vista. Sus prestaciones son deplorables comparado con el diesel más elemental, incluso con un coche a gasolina, el precio de la batería de Litio necesaria es prohibitivo, y las alternativas como las baterías de Plomo mejoradas o de Manganeso tienen el inconveniente de la lenta recarga y elevado peso.  Sin embargo, para las camionetas de reparto, cuyo tránsito es bastante definido y horas de trabajo determinadas, el sistema de baterías eléctrico sí es válido y debe hacerse obligatorio.  La mejora en la contaminación de las ciudades sería notable e imponiendo un tiempo de reemplazo no sería gran problema.  Esto es suficiente para poner en sus pies a la maltrecha fabricación española de vehículos.

Trolleybuses, Tranvías, Trenes eléctricos elevados.  La electrificación y extensión del transporte público eléctrico es la mayor prioridad para España.

Vehículos de tracción a sangre, y humana. Adaptar la legislación y las vías de circulación a lo que fue tradicional y con rapidez, porque España se está quedando sin tiempo y vamos a pasar a ir en carros tirados por caballos, como en Cuba, y además de verdad.  Volverá la figura de la panadera tirando de los mangos de su carro de madera repartiendo el pan y en cinco años. El Trixi, combinación de pedal y pequeña batería debe promocionarse desgravando e incluso subvencionando su compra.  En muchas ciudades europeas el Rickshaw se ve cada vez más -un ciclista que pedalea con un coche atrás donde van un par de personas.

Autobuses eléctricos a baterías de plomo mejoradas. Aquí entramos en el terreno dudoso.  El mayor problema es el Precio de estos autobuses.  Por lo que cuesta uno se compra cuatro autobuses normales a gasoil.  Si España se decide de una vez a fabricar diesel por fermentación y otros medios entonces los autobuses a diesel, mucho más eficientes y confiables, superan a los eléctricos.  Pero no es el caso, no se está fabricando biodiesel en ningún volumen importante.

¡ NO !  NO, NO, NO.  No al auto a Hidrógeno. Cesar la investigación en el imposible motor a Hidrógeno y disolver estos grupos de científicos estafadores que trabajan en un tema absurdo.  El Hidrógeno NO es un combustible, sino un líquido de transporte MUY INEFICIENTE de energía producido por otros medios, con gigantescas pérdidas. Se pierde el 90% de la energía gastada en producir el Hidrógeno Líquido.  No hay suficiente Platino en el mundo para las células de producción de Hidrógeno. No hay suficiente Platino en el mundo para las células de catalización dentro del vehículo si su uso se extendiera -y si el uso no puede ser masivo, esto es una simple estafilla y un ganapán para algunos físicos inexcrupulosos.  El Hidrógeno líquido se evapora solo, se escapa del tanque por su elevada difusibilidad a través de la pared (esto no tiene solución tecnológica, el Hidrógeno es así, simplemente), las válvulas y sellos no pueden hacerse impermeables a la pérdida.

Que lo conduzca el Governator de California, que tiene dinero.

CONCLUSIÓN Muchas de las medidas defendidas aquí son incompatibles con mantener la producción actual disparatada de coches en España.  De todas formas la realidad es terca, y van a cerrar igual, yo propongo la reconversión de alguna, la planta de General Motors en Zaragoza por ejemplo, a fabricar camionetas eléctricas de reparto.  Por supuesto multiplicar el precio mínimo de un auto por dos o por tres, como recomiendo, imponer Tarjeta de Racionamiento y otras medidas de Destrucción de la Demanda de combustible tienen un precio social.  Pero el método actual que sigue España, que consiste en arrojar a la población al paro y la miseria (los parados y pedigüeños no consumen gasolina) es mucho peor y nos arroja a la Catástrofe y el Colapso Social, sin más.

,,

Por Armando

Un comentario en «España, Coches y Paradoja de Jevons»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.