The Times, London, (el diario de Rupert Murdoch y de Aznar) no es un diario inglés sino un diario norteamericano impreso en Inglaterra.

Muy superado en calidad por The Guardian desde la izquierda y por The Telegraph desde la derecha ocupa un sitio ambiguo en la vida intelectual inglesa, es una especie de versión clase media del The Sun, éste el diario más leído por los trabajadores ingleses -trae siempre The Sun a una chica en tetas en la página 3, pero a no creer que la clase obrera británica que lo compra es boba: lo llaman The Comic.

El otro día The Times trae un artículo de análisis sobre la Grandísima Depresión que estamos viviendo y la compara con la Gran Depresión en 1931 en Inglaterra.   La complacencia y el ocultamiento de los hechos que hace el periodista, y las dudosas recomendaciones merecen cierto comentario.

Six vital lessons of the 1931 depression
As we enter a second year of slump, history has some key pointers to the best way forward William Rees-Mogg

September 19, 1931, was approximately the second anniversary of the start of the Great Depression in 1929. The mutiny [at the Hood] and the decision to leave the gold standard proved to be the recovery point for Great Britain. From that point on, recovery became possible. / … /

The year 2009 can be paired with 1931. Both are the second year after the start of a big recession: 1931 was, beyond question, a year of depression. In the US the Federal Reserve Board kept statistics of the profits of 500 companies. In 1929 the index had been 998; in 1930 it had fallen to 760; in 1931 it was 370, and went as low as 267 in the final quarter.

Between 1929 and 1931 US employment fell by a third. If we based a forecast for 2009 on 1931 we would produce ghastly figures. The American recovery really began only in March 1933, after the inauguration of President Roosevelt. Britain had a lighter and shorter recession. / … /

If British experience offers the first two lessons, this would be the third: do not raise tariffs in a recession.

In May 1931, the Credit Anstalt, the leading bank in Austria, became insolvent and had to close. As the American economist, Irving Fisher, observed: “It was a great bank, and its collapse embarrassed both Germany and England.” Lesson four: do not allow systemic banks to fail. This was not applied to Lehmann Brothers, which may be regarded as the Credit Anstalt of the Wall Street panic of 2008. In June 1931 after runs on other Austrian banks, its Government belatedly guaranteed the liabilities of the Credit Anstalt.

In July 1931, the Bank of England rescued the German Reichsbank, which had been embarrassed by the failure of the Credit Anstalt. The French withdrew gold from Germany and the Bank of England for having taken the risk of supporting Germany. Lesson five: do not depend on central bankers in a panic.

On September 21 1931 Britain left the gold standard, followed by 23 other nations. The US and France maintained gold convertibility.

In October 1931 President Hoover proposed the creation of the Home Mortgage Corporation, the ancestor of Fannie Mae and Freddie Mac, the mortgage banks that did not become insolvent until 77 years later.

In December Hoover announced his relief programme. Fisher commented: “To meet the rapidly developing emergency, each step was too small and by the time it was enacted into law, it was too late.”

Lesson six: in a depression, too much and too early is safer than too little and too late

Yo creo que la lección que este periodista no extrae de su investigación histórica, pues no lo nombra para nada, y es que en 1929 Gran Bretaña era el Imperio del Mal.  El Imperio se extendía desde Irlanda hasta las Islas Falkland, y desde Canadá hasta New Zealand y toda el África y casi todo Asia.  Tan sólo  Japón y los EE.UU. fuera del continente europeo como países importantes se encontraban libres de su yugo, y sí también hay que incluir a muchos latinoamericanos como Argentina y Uruguay que estaban en lo que podemos llamar Imperio Informal, en los hechos absolutamente dependientes.

Con tanto terreno y tanta gente para robar explotar y con el llamado Imperial Privilege impuesto, es decir, que sólo Gran Bretaña podía comerciar libremente con su Imperio -y específicamente excluía a los EE.UU, y fue así hasta el final de la Segunda Guerra Mundial que Churchil en un gesto magnánimo abrió el comercio del Imperio a los USA.- y aún así Gran Bretaña sufrió un desempleo y una depresión considerable.

La situación hoy es completamente diferente y por tanto las comparaciones son odiosas, y ociosas.

Da cosa que el periodista recomiende como lección de 1931 no aumentar las tariffs (impuestos a la importación) en una recesión, cuando era eso lo que tenía UK, precisamente y para el resto de las naciones industrializadas del mundo.

Que Gran Bretaña ya no es [ desgraciadamente para nosotros los que vivimos aquí ] la fábrica mundial parece que no lo advirtieran, o no lo quieren ver, y que ya el Imperio murió en 1946 y ahora sería necesario asociarse de verdad a una Comunidad Económica Europea potente.  Pero como la consigna de Murdoch es ¡Muerte al Euro! y en sus diarios las diatribas, mentiras y ocultamientos sobre Europa son una constante, el público inglés se encuentra bastante desinformado.

Excepto por una verdad que salta a los ojos nuestros, de todos, todos: Que ayer fui a comprar euros a la Post Office que es la que tiene el cambio más favorable, y por una libra me dieron 0,98 euros, no como dicen estos mentirosos diarios.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.