El Presidente de Uruguay, José Mujica (74 años), está stressao

Lo que es, un viejo que no vale para nada.  Un viejo vendedor de ilusiones toda su vida, embaucador y peligroso hombre de pistola, que un pueblo desesperado y engañado puso infelices ilusiones en él.
Salud presidencial. «Estoy cansado», resumió; médicos le aconsejaron bajar el ritmo

La salud del presidente José Mujica (74) fue motivo de atención ayer al confirmarse que no viajaría a España a la cumbre Unión Europea-América Latina en Madrid este fin de semana y que estaba pasando por un pico de estrés.
Su esposa, la senadora Lucía Topolansky, el canciller Luis Almagro y el propio Mujica le bajaron revoluciones al asunto.
«Estoy medio bien. Estoy cansao», dijo Mujica a El País luego de clausurar el XXXII encuentro de los integrantes del Tratado Antártico, en el hotel Conrad de Punta del Este.

Enfundá la mandolina, tango de Carlos Gardel

→   http://www.youtube.com/watch?v=5CU2zZKJn4g&feature=player_embedded  ←

Sosegate que ya es tiempo de archivar tus ilusiones
dedicate a balconearla que pa’ vos ya se acabó.

¡  Qué querés, Cipriano, ya no das más jugo!
Son cincuenta abriles que encima llevás.
Junto con el pelo que fugó del mate
se te fue la pinta que no vuelve más.

Piantá del sereno, andate a la cama
que después mañana, viejo
Que después mañana
andás con la tos.

.
☼ PS. Agosto 2012. Tengo que reconocer mi error, yo cuando me equivoco lo admito, pero Mujica ha sabido llevar la cosa no peor que otros aparentemente más capacitados, como Tabaré y Sanguinetti, por supuesto mucho mejor que el nefasto Colorado Batlle.

Por Armando

4 comentarios en «Enfundá la mandolina, Mujica»
  1. Y……. hay que entrenarse a doblar el lomo desde chico.
    Comenzar a ganarse la vida de viejo cansa.
    Lo entendemos.
    A su favor debemos decir que si las cosas se toman en serio,con responsabilidad,evidentemente la carga de un gobierno es mucha.
    Puede, si quiere, aprender de su antecesor que salió fresquito como una lechuga porque el trabajo y las decisones en su gran mayoría,fueron responsabilidad de otros.

  2. El Tabaré lo más vividor que había.
    Mujica no lo va a tener tan fácil y me parece que no sabe o no se atreve a delegar funciones, no se fía. Los verdaderos culpables, la mitad del país que lo votó sin fijarse en el abuelo que tienen en la casa, lelo por la edad a quién se le ocurre. Pero más culpables aún las máquinas de los partidos y especialmente el Partido Comunista por ponerlo ahí.
    A este hombre le quedan un par de cortes de pelo, como decimos en España.

  3. No le tiene confianza a nadie.Fíjese que eliminó al Partido Socialista de todos los cargos de poder (ya los había llamado «máquina de agarrar cargos»).
    Este anciano que también les dijo a los funcionarios de ANCAP que eran todos sustituíbles que terminaran la fiesta de los feriados engarzados con los paros (o viceversa); se «desayuna» que se puso a toda la gente que lo votó en contra.
    Creo que le queda un corte de pelo y por eso se quiere reconciliar con sus adversarios a sabiendas que su gente ya no lo está «tragando».
    Le regaló al Partido Nacional documentación clasificada por el gobierno militar que incluía hasta una carta de Wilson.
    Esto es una clara muestra de que el viejo prefiere adversarios identificados y no potenciales traidores entre sus «amigos».
    Mientras tanto,los chorros ya bajan a tiros a cualquiera como si fueran patos, los chiquilines del liceo son cada vez más burros, nadie quiere trabajr en el campo,Montevideo es un depositario de gente del interior que no encuentra trabajo o trabaja por dos pesos y ya no se puede conducir sin riesgo de que algún belinún te reviente el auto.
    O sea, pura cháchara,puro versito para la tribuna y cada vez más deterioro.
    Muchos saludos para usté.

  4. Me alegro de que el viejo no este delegando funciones, que la gente que lo rodea, es peor que él. Para peor, muchas de sus ideas de gobierno me parecen coherentes, y a esas los incoherentes saltan a detenerlo… que vamos, que ellos nunca quisieron el triunfo del orden democrático.
    Y muy bien lo de dejar afuera a los «socialistas», lo pongo entre comillas porque las ideas socialistas en otras sociedades no me parecen tan mal, recuerden que ministros socialistas tuvimos. ¿Quien quiere mas?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.