Esta semana plantan en el fondo del mar una especie de torre de 35 mts. con aspas, parecido a una torre eólica, pero submarina.
La primera de una serie que generará muchísima electricidad para el Reino Unido y exportar a Europa.
generación submarina

Se va a instalar en Strangford Lough, Irlanda del Norte. El mar entra y sale con la marea y genera fuerte corriente que moverá estas torres. La boca tiene 500 mts de ancho y la corriente excede los siete nudos.

mapa de la boca

La fila de 16 generadores se instalan en el estrecho, donde la corriente es más fuerte.
Este es el tamaño de las aspas, fabricadas en fibra de vidrio y materiales resistentes a la corrosión marina.

Uno de los 16 que se instalan

Una absoluta primicia mundial, es invención y desarrollo de Peter Fraenkel, uno de los científicos más respetados en el campo de las energías alternativas.
Tuvo una larga historia de éxitos desde la primera idea (la probó en el Nilo, en Sudán) pero no tuvo suficiente ayuda de las autoridades y de inversores hasta ahora.

Salter, la autoridad mundial en estos temas, dice que el Pentland Firth en Escocia sólo, es suficiente para producir equivalente a toda la electricidad que en UK producen las centrales nucleares. El director de Marine Current Turbines (la compañía de la que Fraenkel es director técnico) dice que la corriente del Pentland Firth es un huracán submarino, cada segundo 2,5 millones de metros cúbicos de agua pasan por su boca.

Éste es uno de los más de 25 sistemas que se investigan en el Reino Unido en producción de electricidad marina. Otro también inventado aquí, el Pelamis, ya está funcionando en Portugal, se basa en un principio completamente diferente.

Parece claro que un sistema parecido instalado en las costas uruguayas, incluso en el Río de la Plata donde la corriente sea fuerte y constante, sería una fuente de energía sin contaminación, confiable y que crearía numerosos empleos técnicos.

Uno de los generadores alzado para mantenimiento

Uno de los atractivos de este sistema es que no hace falta difícil, peligroso y caro mantenimiento submarino, los generadores se alzan para esa tarea y se hace desde un barco de servicio.

Por ahora se fabrican entre 750 a 1500kW. Puesto que el agua es 800 veces más densa que el aire las aspas no son tan grandes como en los eólicos y se pueden instalar más próximas.
Giran lentamente a 10-20 rpm, por lo que no ofrecen gran riesgo a la vida marina y como no se desplazan, a diferencia de la hélice de un barco que gira 10 veces más rápido y el barco se mueve más rápido de lo que nada un pez o delfín, el animal puede evitarlas.
Es un sistema modular, a diferencia de una central nuclear, o una represa en río o en estuario o central térmica y por lo tanto genera ganancias y se amortiza mucho más rápido y puede ampliarse como se necesite.
La duración de esta estructura se calcula en más de 40 años, si nos guiamos por la experiencia en las plataformas de petróleo -eso excede la de una central nuclear.

En los sitios investigados en Escocia se pueden instalar cientos de estas estructuras. MCT las piensa instalar en lotes de 10 o 20. A destacar que una vez que las primeras se instalan, los «costes marginales» ya no aumentan mucho al instalar más -torres de transmisión, controles, etc.

El Reino Unido se enfrenta a un problema energético serio en los próximos años. Implantan soluciones muy importantes en costo y en tecnología: Nuevas centrales atómicas, importante generación eólica, la presa sobre el río Severn (el más importante después del Támesis) la Severn Barrage, que costará 14 mil millones de libras y tendrá 15 kms de longitud a través del estuario, generación de electricidad por pirólisis de residuos, aprovechamiento de la energía solar y geotérmica, desde luego vuelta al uso del carbón para generar electricidad -esto último muy criticado por los ecologistas.

Por Armando

3 comentarios en «Electricidad Marina Británica»
  1. Excelente invento que habrá de considerarse de inmediato en el Uruguay, mal que les pese a los dinosaurios.

  2. Mi sistema es infinitamente más simple y barato, también modular, menos complicado , pero claro, no es ingles, es Argentino, por eso no sirve y adoramos lo que viene de aquellos países europeos. Algún día nuestros gobiernos americanos aprovecharemos nuestra propia tecnología?
    ¡Quién sabe!! Paulino Renk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.