Los Frenteamplistas han sacado el vientre de mal año, ese es el problema

Y si no lo entienden en castellano se lo diré en uruguayo: que ahora morfan todos los días, que tienen el morfe asegurado.

Y ahora con el morfe de él asegurado, el frenteamplista dice que ya no hay problemas.

Antes criticaban lo mismo que pasa ahora con ellos.

Pero ahora están ellos, unos incompetentes, pero dicen que no hay problemas porque ahora cobran ellos.  Y hasta te salen con estadísticas que se las sacan del culo.

Uno llegó a decirme que según The Economist, Uruguay estaba mejor que Inglaterra.

Pobre salvaje.

Y si algún diario, o alguna persona señala cosas tremendas que pasan todos los días, sale berreando como un cerdo:

–¡Es que ese es un diario de derechas!  ¡El coso ese es de derechas!

Al pobre tipo no le interesa la verdad -y por lo tanto caga a mentiras a todo el mundo- sólo le interesa que él sacó el vientre de mal año, que ahora come, y los problemas no pueden existir, no porque él no sabe cómo solucionarlos, y por lo indolente que es no se molesta en solucionarlo y porque son difíciles y él está, para pásate día y otro vendrá, y a cobrar; de puto ñoqui .

No se trata sólo de la situación de delincuencia infame, que el Frente Amplio ha causado de todas todas, hay una cantidad de cosas que las tienen ahí de antes, no hacen nada por aplicar una solución -son difíciles, eh- y las dejan pudrir.

Pero el tema del delito es atroz y no hacen nada aunque le pase a su puta madre.

Alguna vez he comentado que la cobarde sociedad uruguaya frente al delito atroz de sus marginales tiene el comportamiento de las gacelas africanas frente al león.

Llega el león depredador, ataca, hay un barullo de gacelas para acá y para allá, el león se come una gacela, y las demás gacelas vuelven a pastar tan tranquilas.

Vean si no me creen, Uruguay es más peligroso que Tombstone en el siglo XIX, más peligroso que Chicago años 30.  La gente mata y muere por una botella de cerveza.

Balacera desató el pánico en Pocitos

El caos y el miedo se apoderaron de Pocitos  [es un próspero y activo barrio de Montevideo. La actividad se ha desplazado ahí, porque el centro de la ciudad ha sido tomado por la delincuencia y por la escoria ] cuando tres delincuentes se tirotearon con la Policía tras rapiñar una sucursal de El Correo. Un policía murió y otros dos están heridos. Un asaltante fue abatido, dos fueron detenidos y hay un prófugo.

A las 17:45 horas de ayer, un auto Toyota Corola, de color negro, estacionó en la calle Benito Blanco a unos 15 metros de José Martí. Del vehículo, matrícula RAB 1474, descendieron tres individuos. Extrajeron una silla de ruedas del maletero. El chofer quedó como «campana» en el Toyota que había sido robado días atrás.

Los delincuentes llegaron a la puerta del local. Uno de ellos le pidió al guardia de seguridad de la sucursal de El Correo que los ayudara, «porque no lo podemos mover», dijo el rapiñero.

Una vez dentro, empujaron al guardia y lo golpearon. Después mostrando las armas ordenaron a todos los clientes -una decena de personas- que se tiraran al piso boca abajo. Luego exigieron la entrega del dinero que ayer era más abultado por el pago de jubilaciones.

El portero de uno de los edificios cercanos, observó a un delincuente armado dentro del local cuando llevaba una bolsa de residuos a un contenedor. Dio aviso a la Policía.

Otro testigo narró a El País/Monty que al lugar llegaron dos patrulleros y agregó que dos agentes que se desplazaban en el primer vehículo ingresaron al local de El Correo.

«Allí fueron emboscados por los asaltantes. Los otros dos policías trataron de impedirles la salida y les tiraron a los delincuentes», explicó.

Agregó que los policías que habían quedado afuera «hacían señas» a los vecinos pidiendo que llamaran a la Policía por más apoyo.

«El refuerzo llegó a los diez minutos», expresó el testigo.

Por su parte, el guardia de seguridad encañonado por los rapiñeros declaró: «Cuando entraron los policías, el tipo me soltó y empezó a disparar. Yo lo único que hice fue tirarme al piso». Los rapiñeros llevaban chalecos antibalas.

Dentro del local el tiroteo fue intenso. Uno de los delincuentes recibió un tiro en la cabeza falleciendo en el momento. Los otros dos delincuentes continuaron el tiroteo e hirieron al cabo Walter Fernández en la ingle.

Otro testigo señaló que vio cómo el agente de primera Carlos Rodríguez, era asesinado fríamente de un disparo en la cabeza por uno de los asaltantes cuando estaba malherido en el suelo. Rodríguez, apodado «El Flaco», tenía 35 años y cobraba un sueldo de $ 18.000. [AGL. con el dólar a 20 pesos, son 900 dólares]  Ahora su familia tendrá una pensión equivalente al valor del inmueble, explicó el sindicato.

En tanto, los dos policías heridos fueron traslados de urgencia a la Asociación Española. Una hora después de ingresar al sanatorio, Rodríguez falleció.

Dos rapiñeros lograron salir del local de El Correo. Caminaron hasta la mitad de la calle Benito Blanco y luego corrieron por José Martí. Se metieron en el Solarium Mauí. Allí encañonaron al guardia de seguridad y subieron. Dos empleadas del local al darse cuenta de la situación se escondieron en un baño junto con otras cuatro clientas.

En el restaurante ubicado debajo del Solarium, en tanto, se resguardaban clientes y personas que esperaban en la parada el ómnibus. «Nos van a matar. Vamos a entregarnos», comenzó a gritar uno de los delincuentes. Mientras buscaban una escapatoria sin éxito los maleantes fueron rodeados por varios policías de Radio Patrulla que llegaron al lugar tras el pedido de refuerzos solicitado por los agentes heridos antes de ingresar al local.

El tiroteo continuó y fue allí que otro agente, Carlos Doyenart, recibió siete impactos de bala, uno de ellos en la boca, por lo que permanece internado en el Hospital Policial en estado grave, según informaron fuentes policiales.

En cuanto a los delincuentes, además del fallecido, uno de ellos está herido en una pierna, otro resultó ileso y un cuarto permanece prófugo.

Respecto a este último, una mujer que pasaba por el lugar, lo vio correr hacia la rambla, según declaró a la Policía.

Balacera.

Los vecinos de la zona señalaron que el tiroteo duró por lo menos 15 minutos y que en ese lapso se escucharon cerca de 50 detonaciones.

El propio jefe de Policía, Mario Layera, que se hizo presente en el lugar, señaló que los cuatro delincuentes usaban chalecos antibalas. «Creemos que pertenecen a un grupo de delincuentes que ya venían realizando este tipo de ilícitos, y que estaban preparados y organizado para cometerlos, con armas y chalecos antibala», dijo.

Señaló que la respuesta policial en este caso fue «correctísima». «Esta respuesta permitió llegar a detener a dos de los delincuentes. Por eso se vieron obligados a refugiarse en el restaurante», señaló Layera, coincidiendo con la versión de un testigo de los hechos.

El jefe se mostró visiblemente afectado por la muerte del efectivo policial.

Fuentes policiales afirmaron a El País que se investigará si el atraco fue entregado o no porque los delincuentes sabían que ayer comenzarían los pagos a pasivos en el local de El Correo.

Menores.

Según lo informado a El País desde el Poder Judicial, tres de los cuatro delincuentes eran menores. El fallecido, con un disparo en la cabeza, era el único mayor de la banda.

☼ AGL.  Efectivamente, en Uruguay los menores TIENEN LICENCIA PARA MATAR impunemente. Y la culpa es del Frente Amplio, y para nombrar personas, la culpa es de la Senadora Topolansky, esposa del Presidente. De ella y de sus compinches.

El juez penal Ricardo Míguez, quien se había hecho presente en el lugar en primera instancia, señaló que los dos detenidos «están a días de cumplir la mayoría de edad».

Esta situación llevó a que Míguez derivara el caso a su colega de menores Allen Denby.

Míguez inspeccionó el local de El Correo donde, además del delincuente fallecido, se encontraba una valija, conteniendo $ 180.000, que se presume, los delincuentes habían llegado a robar.

☼ Esto criminal, que parece de la película Arma Letal, en Montevideo pasa TODOS LOS DÍAS.

Antecedentes de tiroteos con muertes

El 25 de agosto de 1989, un violento tiroteo entre delincuentes y la Policía dejó como saldo cuatro efectivos fallecidos, durante un allanamiento a una vivienda de la calle Morelli, donde se encontraba el peligroso delincuente Jorge Benavídez, que por esos días protagonizó varios asaltos a bancos. En la tarde, y luego que permaneciera escondido en una vivienda de la Unión, fue abatido por la Policía.

En la mañana del 9 de setiembre de 1998, un grupo de delincuentes irrumpieron en la sucursal de Parque Posadas del Banco de Previsión Social, con intensiones de robarse US$ 350.000 que allí se guardaban. En ese momento, un delincuente falleció, en tanto, tres policías y un cajero del ente resultaron heridos. El tiroteo dejó 73 impactos de bala en la sucursal.

El 24 de marzo de 2000, dos delincuentes fueron abatidos por la Policía, durante un procedimiento, a raíz de una camioneta que, según consignaron los efectivos, había sido robada. El hecho ocurrió en Islas Canarias y Garzón. Además, dos policías y un niño de 5 años fueron heridos.

El miércoles 23 de enero de este año, cuatro delincuentes intentaron asaltar varios locales comerciales del Costa Urbana Shopping. Durante un intenso tiroteo, dos policías, un guardia de seguridad, dos clientes y un delincuente fueron heridos de bala.

☼ Esos son unos cuantos casos graves tomados al azar. Montevideo, hoy,  es más peligroso que Chicago, años 30.

☼  La oposición pide la renuncia del inútil anciano Bonomi

Oposición fustiga al gobierno y ya reclama renuncia de Bonomi ← Ministro del Interior

Legisladores del Partido Nacional y Colorado piden que el gobierno asuma la «responsabilidad» de la escalada de violencia y «reaccione».

La oposición también tiene enorme culpa, van a medias, porque cuando gobernaron no cambiaron sus inicuas leyes que hacen a los menores inimputables. En contraste en Reino Unido la edad penal son los 12 años, pero en los estúpidos países hispanoamericanos -incluido el Reino Bananero de Sinapia- son 18 años.

Funcionarios postales: así «no trabajamos más»

Unos 250 trabajadores de El Correo están concentrados desde las 9:30 frente al local de Avenida Brasil y Benito Blanco, y el tránsito está cortado. Pedirán entrevista al ministro del Interior.

☼  No se vayan a creer que esto es un hecho excepcional, la lista arriba nombra algunos graves.  Esto es cosa de todos los días !

Todos los días matan a 3 ó 4 a balazos. Asaltan restaurantes, asaltan estaciones de servicio TODOS LOS DÍAS, asaltan pizzerias menores de 13 años armados con pistolas y recortadas que matan impunemente ante la mirada estúpida de Bonomi, un tipo que no vale para nada.

Recuerden que esto es en una ciudad de millón y medio, equivalente a Valencia –donde estas cosas no pasan nunca, y si empezaran a pasar habría una fuerte respuesta policial inteligente.

¿El uruguayo, inteligente?  De eso nada.  El uruguayo es un estúpido, un engrupido, un mentiroso a todos los premios, incompetente y gandul  -un atorrante, como los llamó su propio presidente.

Los uruguayos son unos tipos capaces de mearse en el sofá viendo la tele, por no levantarse para ir al baño !!  (sí, conozco casos)

Por ejemplo:  Estos menores  no viven en el vacío. Viven con gente.  En cualquier país civilizado toda su familia o gente con la que vive, y que les dieron las armas, pasa a la cárcel, por complicidad.  Los jueces de cualquier país occidental -o de cualquier parte medio civilizada, pero Uruguay con Bonomi ha dejado de ser un país civilizado- lo ordenarían, y la policía lo investigaría.

No lo hacen. No hacen nada, efectivamente es un país de fait néants, un país de atorrantes, de gacelas estúpidas frente al depredador.

Las maestras tienen que quitarle de las manos cuchillos y hasta armas de fuego que llevan los niños, que se los dieron las madres para que mataran a algún compañerito, por cuestiones, cuestiones de la infancia.

Encima, son tan idiotas, son tan lelos de baba, que le echan la culpa a las maestras !

¿Y lo que viven en la casa?  Son hijos de putas, no es un insulto, son literalmente hijos e hijas de prostitutas, de ladrones, de juntadores de basura, de escoria social, de marginales, de drogatas, y todo su entorno es de una pobreza y violencia inconcebible.

¿Ustedes se creen que la policía detiene a la puta madre de ese anormal, y más anormal ella, y el juez la manda a la cárcel, como pasaría en cualquier país civilizado, o medio civilizado?

NO.  No lo hacen porque al Frente Amplio se le ha llenado el país de escoria humana y tendrían que montar campos de concentración para lo menos 40.000 personas activos delincuentes, y no saben qué hacer con ellos.

Galeano dijo que si contaran a los que viven en chabolas de chapa y cartón, sería la segunda ciudad más grande del Uruguay.

.

☼ Otro ejemplo de problema irresoluble.   Sin solución, por un gobierno de ignorantes, inútiles y atorrantes sin remedio claro.

Ojo, la oposición está cortada por el mismo patrón !!  De hecho la gente vota a estos botarates porque los otros botarates son iguales y peores !!

Si Ud es un joven o una pareja que trabaja, y quiere alquilar un apartamento (¿normal, no?) tiene que dejar seis meses de seña.

Normal, eso ya no es.

¿Quién tiene seis meses ahorrados en un país donde la gente gana tan poco, las cosas son caras y nadie tiene capacidad de ahorro?

☼  Alguna vez le he contado a amigos uruguayos, socialistas por cierto, cómo es la solución socialista en Alemania, sí, en la Alemania esta que hay la Alemania. O en Inglaterra, o en cualquier país europeo.

Estoy hablando de personas con sueldos y de trabajo, no de la escoria social, de personas decentes que no tienen donde vivir de manera decente.

O sea, la vivienda social.

No tenían ni puta idea de lo que les hablaba, no lo entendieron, siguieron en su machaca -el uruguayo es una persona sin ideas ni ocurrencias siquiera, por eso digo que lo de legalizar la marihuana no se les pudo ocurrir jamás a ellos, la idea les vino mandada de arriba.

CONCLUSIÓN. Estén seguros que el diario El País/Madrid no publicará de esto nada, y Soledad la periodista española que se tiró unos años en el Río de la Poca Plata y nunca comentó del terrible problema de delincuencia allá, y no dirá nada, y yo sé porqué se calló: por precaución, no sea que el gobierno de los terroristas la asesinara.

En Tombstone. Pero sin sheriff.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.