Cómo la Ley de Liebig está machacando a España -y al Uruguay, y al mundo

Si un zapatero necesita 100 cueros para fabricar una cuota de calzado, pero sólo encuentra 50 0 sólo puede comprar 50 porque el precio está caro, tendrá que fabricar la mitad de zapatos -aunque tenga los trabajadores y las herramientas y la fábrica.  Esto por cierto ocurría durante la Economía de Guerra en los países europeos y en España.

Esta es una ilustración o ejemplo de la Ley de Liebig o Ley del Mínimo. Si sólo tiene el panadero la mitad de la harina, sólo puede hacer la mitad de las galletitas no importa que le sobre de otras cosas.  Pasa lo mismo con el Petróleo y la Economía, si una empresa o un país sólo puede comprar la mitad del petróleo o energía que necesita para la tarea normal, no importa que haya muchos dispuestos a trabajar, o muchas máquinas detenidas, o muchas tiendas abiertas dispuestas a vender o clientes dispuestos a comprar.  Sólo podrá fabricar una parte de lo normal porque la Ley de Liebig manda y los otros factores sobran.

La Ley de Liebig dice que el crecimiento de una cosecha está limitado no por el total de los recursos y minerales disponibles, sino por el recurso menos abundante EL FACTOR LIMITANTE.  Es una ley fundamental de la Agronomía.

Por eso a medida que el petróleo encarece el efecto se multiplica por toda la economía y causa desempleo ruina y crash económico. Es el factor limitante.

Los fertilizantes se vuelven más caros, con lo que el agricultor emplea menos y la producción desciende; el precio del cereal o de la papa aumenta, la gente tiene que gastar más dinero en comida y tiene menos para consumir otros productos, o para ir al cine o al restaurante.  Recordemos que en muchos países tercermundistas la gente tiene que gastar casi todo su dinero en comida, le queda poco para médicos, para educación, para ropa para otras cosas.

Hay países como Uruguay donde un sello de correos es muy caro.

¿Cómo se puede evitar esto? A la vista está que no se puede.  Algunos países subvencionan el combustible, pero eso sólo lo hacen países petroleros, por ejemplo Venezuela, Arabia, México.  Argentina subvencionó el combustible mucho tiempo, ahora se encuentra arruinada y con la industria energética en mala situación y han tenido que subir los precios al público. Bolivia intentó subir los precios hasta una lógica, pero la gente acostumbrada al combustible barato no lo toleró y el gobierno boliviano se acojonó y volvió a bajar el precio.

Y en Europa, en España, se ven obligados a subir el precio del combustible del transporte para obligar a bajar el consumo -pues España por ejemplo está arruinada por la importación de petróleo y gas, Gran Bretaña tampoco se lo puede permitir ya tanto consumismo-  las consecuencias económicas son graves e inevitables.

Felipe González se mete en la energía y el Biodiésel, funda Tagua Capital un fondo de inversión en estos temas

http://www.taguacapital.com

Noticias:

Me parece formidable; pero le tiene que salir el litro a 50-60 u$d el barril para realmente tener un impacto positivo y tiene que fabricar mucho y en volúmenes seguramente imposibles para poder competir con el petróleo a u$d100 el barril y más  -si simplemente fabrican una cantidad insignificante y lo venden a 100 para forrarse como los jeques achabo solución.  Siguiendo la lógica capitalista seguramente es lo que pretenden.

El verdadero problema es que la economía mundial y nacional no se puede permitir estos altos precios  –y estos precios y más altos son inevitables porque el petróleo barato se ha acabado. Este tipo de substitutos simplemente no son solución, aunque para el empresario de la cosa sea -o pueda ser- un lindo rebusque.

Incluso los coches eléctricos para que realmente ayuden a la desfalleciente economía española tienen que ser baratos .

☼  Una modesta proposición.  Lo del biodiésel y tal me parece bien que hagan, pero lo que deben implementar y de apuro es el reparto con camionetas eléctricas y ampliar la posibilidad de las bibicletas, triciclos a pedal y eléctricos, rickshaws, reparto en carritos y eso en vías dedicadas totalmente y apartadas de los autos y camiones, vehículos asesinos y peligrosos a menudo conducidos por criminales y borrachos, torpes y tarados al volante.

Estamos viendo las terribles convulsiones que empiezan a ocurrir en los países más peligrosos del Norte de África y del Oriente Medio.  Se agravarán y los países que carecen de combustibles propios como España y Uruguay deben anticipar situaciones terribles que van a ocurrir, es inevitable, a medida que el petróleo encarece y la comida también.

El futuro NO va a ser como el pasado, y el presente modo de vida es insostenible.

PS. Agradezco a Fer el envio de los enlaces sobre esta aventura financiera de Felipe.  Era hora que Felipe dejara la bisutería fina y se dedicara a cosa importante !

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.