Un catedrático de la Universidad Privada CEU-San Pablo [donde si papá paga lo que cobran, te recibes de lo que sea sin problemas ] Dr. Rafael Pampillón, director del Área de Economía del Instituto de Empresa y catedrático de Economía Aplicada visitó el Uruguay y se esplayó sobre lo mal que lo hace Zapatero en España, y que España va lo peor de Europa.
Comprendo que en Uruguay lo agasajen y escuchen su opinión con respeto. Tal como están las cosas es como si hubiera ido a Tierra Salvaje; pero aún así.
Mira que citar como argumento económico el índice Big Mac del Economist. Esto es de tebeo.
Sus recomendaciones no valen nada: entre otras cosas instó a España a imitar a Irlanda.
Este hombre no se entera, yo sí: estuve en Irlanda hace muy poco.
IRLANDA ESTÁ ARRUINADA. Hasta los polacos huyen de Irlanda, se vuelven a Polonia.
Yo no puedo discutir cada uno de los puntos tratados por este catedrático, por encima y son demasiados. Pero vale uno en concreto, los demás por un parecido: en el caso de Irlanda -donde iban centenares de jóvenes españoles, por ejemplo a ensamblar discos duros en sus unidades, trabajar en el campo cosechando, universitarios sirviendo en bares, en ese plan, y todo eso con leyes laborales mucho peores que en España- ocurrió:
1º – Que EE.UU. montó muchas empresas por el acceso a la UE, la iniquidad laboral, bajos sueldos y ausencia de sindicatos (peor aún que en el Reino Unido), los muy bajos impuestos empresariales (menos que en el Reino Unido), y que hablan inglés: como en el Reino Unido. Es decir que los irlandeses nos hicieron a los ingleses (yo vivo aquí) una competencia desleal.
2º – Los irlandeses tragaron las ayudas de la Unión Europea y en vez de IMITAR IRLANDA A ESPAÑA e invertir en transporte (Dublín ES LA ÚNICA CAPITAL EUROPEA SIN METRO, hasta Lisboa tiene Metro) como supo hacer Felipe, y Aznar y Zapatero, se lo cepillaron en inflar el valor de sus casas.
Ahora se han arruinado.
Cuando los niños irlandeses ven a los niños españoles que van de turistas y siempre están comprando caramelos y chucherías y consumiendo como hacen en España LES PREGUNTAN SI SON RICOS !!
Esta es la Irlanda, que según el catedrático es más rica que España. ¡Qué audaz es la ignorancia, cuando va apoyada en un título!
——————–
Este hombre como comprobáis sabe poco y nada del país Irlanda que nos pone de ejemplo.
Puesto que el Dr Catedrático es tan empresario, la culpa será de los empresarios españoles. Si es que es culpa de alguien: que se pongan las pilas los empresarios españoles.
catedratico-ceu.JPG

 

Pego aquí la entrevista, que está llena de lugares comunes, simplezas y obviedades. Juzguen por Uds mismos.
———————————
España es uno de los países europeos al que más afectará la crisis mundial
Se romperá el círculo virtuoso basado en el empleo y comenzará uno en sentido inverso: un círculo vicioso de menos crecimiento y más paro

Las causas de los malos resultados de la economía de España se encuentran en la crisis económica y financiera de Estados Unidos, la propia crisis inmobiliaria española y la suba de los precios del petróleo y de los alimentos, sostuvo el Dr. Rafael Pampillón, director del Área de Economía del Instituto de Empresa y catedrático de Economía Aplicada en la Universidad CEU-San Pablo (España). En diálogo con ECONOMIA & MERCADO, el economista español analizó, entre otros aspectos, las perspectivas de la paridad euro/dólar, las vulnerabilidades de la economía española y la política económica que podría aplicar el gobierno de Rodríguez Zapatero para enfrentar la actual crisis financiera internacional. A continuación se publica un resumen de la entrevista.

-¿Cómo evalúa la situación de los mercados financieros internacionales luego de varios meses de intensas fluctuaciones en las cotizaciones de los títulos y la caída del dólar?
-Soy un poco pesimista debido a los efectos de la crisis crediticia actual sobre el crecimiento global. No se debe olvidar que Estados Unidos sufrirá una recesión en 2008 y una recuperación lenta en 2009. Hay que remontarse a los años setenta para ver un bienio tan débil en la economía estadounidense. Toda Europa también se verá afectada, pero la crisis mayor será en las economías europeas que están sufriendo el estallido de la burbuja de su propio mercado inmobiliario.

-¿Cómo afectará la recesión casi confirmada de la economía estadounidense a los países de la Unión Europea?
-La suba de los precios del petróleo y los alimentos unida a la crisis económica y financiera de Estados Unidos está comenzando a generar un efecto dominó que afecta a la economía mundial, en general, y a la europea, en particular, y que echa por tierra la tesis optimista del «decoupling» (desacople).

Como es sabido, quienes sostienen esta tesis expresan que la recesión americana va a afectar poco al resto del mundo y a la economía europea. En cambio, a mi juicio, cuando el mercado estadounidense deje de comprar un producto por estar en crisis, eso va a perjudicar a la producción de todo el mundo, incluida Europa, dado que existe una compleja red de comercio internacional en una economía globalizada. No sabemos si la recesión americana va a ser larga y profunda o corta y liviana. Lo que parece seguro es que Europa crecerá menos este año que en 2007 y que su crecimiento también será menor en 2009.

-¿Cómo evolucionarán las tasas de interés en Europa?
-La economía de la eurozona tiene tres problemas: la desaceleración del crecimiento económico, el aumento del desempleo y la espiral inflacionaria. El Banco Central Europeo (BCE ) ha tomado partido por mantener el objetivo de estabilidad de precios a pesar de que hay malas noticias para el crecimiento y el empleo de la economía europea en 2008. El BCE no bajará las tasas hasta que la inflación no esté controlada, que es justamente su único objetivo de acuerdo con los preceptos del Tratado de la Unión Europea de 1992. Su actual preocupación por la inflación se debe principalmente a que el alza en los precios de las materias primas, sobre todo del gas y el petróleo, se está traspasando a otros bienes y servicios. Es decir, los altos precios de los alimentos frescos y de la energía se están trasladando a los precios de los productos finales.

Euro versus dólar

-¿Coincide Ud. con los comentarios de algunos operadores monetarios que consideran que la cotización del euro está sobrevalorada hoy día?
-En los últimos años, el euro ha acumulado una revalorización del 50% frente al dólar. Dicen los libros de texto que la mejor estimación del tipo de cambio futuro de cualquier moneda -en este caso, del euro con respecto al dólar- es el tipo de cambio vigente en este momento, ya que esa cotización recoge toda la información disponible en el mercado. Cualquier nueva información que aparezca (previsiones, estadísticas e incluso datos falsos) o cualquier cambio en la percepción de los actores en el mercado, incluidos los rumores y las sospechas, se tendrán inmediatamente en cuenta, generando compras o ventas y traduciéndose en apreciaciones o depreciaciones del dólar.

-¿Qué opina de los pronósticos de algunos economistas que sostienen que la divisa norteamericana puede estar cerca de tocar fondo?
-Uno de los argumentos es que un dólar depreciado, como el actual, fomenta las exportaciones estadounidenses. Es bien sabido que una persona puede comprar muchas más cosas en Estados Unidos con US$ 157 dólares que en la eurozona con 100 euros. Entonces, ¿cuál sería el tipo de cambio correcto? El Índice Big Mac calculado por The Economist nos dice que el tipo de cambio que igualaría el precio de las hamburguesas a ambos lados del Atlántico sería US$ 1,12 por euro. Nada alejado de los valores obtenidos en modelos econométricos mucho más sofisticados o el que ofrece la OCDE que lo sitúa en US$ 1,20 por euro. Por tanto, parecería que el dólar esta depreciado y el euro apreciado. Esta fortaleza del euro perjudica la capacidad exportadora de la eurozona, lo cual puede ser un impedimento y una amenaza al crecimiento europeo. Si la eurozona pierde fuerza, Estados Unidos podría recobrar su atractivo para los inversores extranjeros, quienes empezarían a demandar dólares. Eso también podría detener la caída de la moneda estadounidense.

Crisis en España

-¿Sería España inmune a una crisis económica en Europa?
-España es uno de los países europeos donde más se va a manifestar la crisis. La economía española muestra signos de elevada desaceleración y de futura debilidad. Los organismos internacionales y los servicios de estudios económicos vienen señalando que España podría haber entrado en una situación de fuerte desaceleración de la actividad económica. Se trata de una crisis que se manifiesta en el deterioro de los cuatro grandes objetivos generalmente aceptados por la doctrina en materia de política económica: el crecimiento se reduce sobre todo en los sectores del consumo y de la construcción; el desempleo, sin ser todavía elevado, aumenta; el déficit con el exterior sigue al alza y equivale al 10% del PIB, su cota más alta de la historia reciente; y la inflación también está en su nivel más elevado de los últimos años: 4,5% acumulada anualmente al 31 de marzo de 2008. Las causas de estos malos resultados se encuentran en la crisis de Estados Unidos, la propia crisis inmobiliaria española y la suba de los precios del petróleo y de los alimentos.

-¿Cómo se ha manifestado el estallido de la burbuja inmobiliaria española?
-Las hipotecas constituidas sobre viviendas cayeron en marzo por noveno mes consecutivo, un 25,7% interanual, lo que representa la mayor caída en doce años, mientras que las operaciones de compraventa se redujeron un 27,1%. A ello se une el incremento de créditos fallidos. En cuanto a precios, los datos oficiales ya certifican que el precio de la vivienda cae en términos reales, es decir descontada la inflación, algo que no ocurría desde finales de 1997.

Crecimiento económico
-¿Cómo vislumbra la evolución de la economía española en el corto y mediano plazo?
-Los pronósticos recientes del FMI sobre el crecimiento de la economía española suponen una notable corrección respecto a las predicciones que el organismo dio a conocer el pasado enero. En su informe de primavera boreal, el organismo internacional dice que el PIB de España crecerá tan sólo un 1,8% este año y un 1,7% el que viene.

-¿No son esas previsiones excesivamente pesimistas como ha sostenido el gobierno español, que proyecta un crecimiento del 3.1% de la economía nacional en 2008?
-Al contrario, me parecen optimistas. El FMI ha pronosticado un crecimiento de 1,8% del PIB para todo el año 2008, que parece razonable a la vista de los datos del primer trimestre y de cómo se está produciendo el ajuste en el sector de la vivienda. Lo que ya no es tan razonable es el crecimiento estimado de un 1,7% para 2009. Si la economía crece al 1,8% en 2008, ello implicaría que podemos estar creciendo en torno al 1% en el último trimestre de este año. Pues bien, según el FMI en el último trimestre de 2009, el crecimiento estaría situado en el 2,4%, es decir que está contemplando una salida rápida de la crisis en forma de V.

-¿Por qué no cree que sea posible esa recuperación?
-Si, además del fuerte ajuste de la vivienda que se producirá en 2009, el consumo se debilita -de hecho, ya está muy debilitado como consecuencia del aumento del paro y de la suba de los precios de los carburantes y los alimentos-, la inversión de las empresas se reduce como consecuencia de las expectativas negativas, los altos tipos de interés, la pérdida de competitividad y una disminución de la rentabilidad, seguramente el escenario más probable no es una salida en forma el de V sino de L. Por lo tanto, el crecimiento estará alrededor del 1% el año próximo.

-¿Qué otros factores están afectando al consumo interno, que ha sido junto con la construcción los dos pilares que han sustentado el buen nivel de crecimiento alcanzado por España en años recientes?
-La mayor inflación española está erosionando la capacidad de compra de los españoles ya que reduce el poder adquisitivo. Además, las caídas de las bolsas en España, que acumulan un 10% en lo que va del año, y la disminución de los precios de la vivienda, que significa una reducción del patrimonio, están generando un efecto pobreza que, a su vez, también reduce la capacidad de gasto y, por tanto, la demanda de bienes de consumo. Otro elemento que también puede incidir negativamente en el consumo es el posible aumento de las cargas hipotecarias como consecuencia de la suba del Euribor -European Interbank Offered Rate, o sea la tasa europea de oferta interbancaria- que en abril alcanzó su máximo anual. Una prueba de este deterioro en el consumo es que las ventas del comercio al por menor vienen registrando descensos en términos reales desde diciembre del año pasado. En febrero, último dato publicado, se registró un descenso de 2,7%, que es el mayor de los últimos once años.

-¿Cuál es la situación del sector exportador?
-A la caída en la construcción y en la expansión del consumo se podría llegar a unir una disminución en el crecimiento de las exportaciones generada por la mayor inflación española, que está haciendo que algunas empresas pierdan competitividad y como consecuencia sufrirán, temprano o tarde, una disminución de la demanda de sus productos que les impedirá aumentar su producción y el empleo. No se debe olvidar que el empleo fue el motor de nuestra economía. Efectivamente, su fuerte incremento -sobre todo, el del empleo inmigrante- desde 1996 hasta 2007 produjo un fuerte aumento de la masa salarial y, por tanto, más renta. Eso generó mayor demanda de consumo y de viviendas, es decir más producción de bienes de consumo y más construcción; en definitiva, más crecimiento económico y empleo, lo que a su vez aumentó la renta, etc. Un círculo virtuoso que se basó en buena medida en el crecimiento del empleo en el sector de la construcción. Pero ¿qué pasará ahora que se está frenando el empleo y la construcción? Se romperá el círculo virtuoso del empleo y comenzará uno en sentido inverso: un círculo vicioso de menos crecimiento y más paro.

-En resumen, ¿cuáles son las mayores debilidades de la economía española?
-En primer lugar, la economía española es mucho más vulnerable que otras en materia energética por su fuerte dependencia del exterior. En segundo término, nos afectan también las rigideces de nuestro mercado laboral. Tercero, la política fiscal no ha sido suficientemente contractiva. Dado que carecemos de política monetaria propia, hubiera sido necesario un control mucho mayor del gasto público y un superávit superior al obtenido para no tener tanta inflación. Cuarto, el modelo de crecimiento económico basado en la construcción, que es un fenómeno eminentemente español, ha agravado también la situación económica al pincharse la burbuja inmobiliaria. En definitiva, la economía española ha acumulado desequilibrios en estos años que la hacen muy vulnerable en un entorno internacional más incierto. Hoy tiene necesidad de financiar un déficit brutal de balanza de pagos, presenta una inflación diferencial creciente, hay una enorme deuda de familias y empresas, y existe una sobrevaloración de los activos inmobiliarios. Me temo que no son buenos tiempos los que se aproximan.

Inflación y déficit comercial en máximos históricos
-¿Por qué la inflación de España es la más alta de la eurozona?
-La causa más importante de la elevada inflación española es la suba de los precios del petróleo y de los alimentos frescos que, a su vez, están transfiriendo su alza a todos los bienes y servicios que consumen derivados del petróleo y/o productos agrarios para su producción y que terminan pagando los consumidores finales. De ahí que la inflación subyacente -que excluye los alimentos frescos y la energía- también esté subiendo y se haya situado en marzo en el 3,4%, una décima por encima de la registrada en febrero, cuando también subió la subyacente dos décimas con respecto a enero. Eso significa que la firme trayectoria del incremento de los precios del petróleo y de los alimentos frescos está produciendo efectos de segunda vuelta sobre los precios de los bienes elaborados. A ello se une que la inflación española es bastante mayor que la de los países con los que competimos.

-¿Cómo se debería enfrentar esa fuerte tendencia inflacionaria?

-Ante esta situación de mayor inflación, el gasto público debería dirigirse predominantemente al aumento de las obras de infraestructura. A la vez que se implementan otras políticas económicas que también apunten a estimular la oferta: aumentando la creación de empresas y haciendo más eficientes y baratos los puertos, aeropuertos, ferrocarriles y la infraestructura de telecomunicaciones, aumentando así la eficacia del capital instalado. El gasto corriente difícilmente contribuirá a estabilizar los precios, puesto que el impulso expansivo que genera se topará, a corto plazo, con verdaderos cuellos de botella que canalizarán toda la fuerza de la nueva demanda hacia aumentos de precios, o incrementos de las importaciones. Esta perspectiva de dificultades en la oferta productiva es la que explica que nuestra inflación y nuestro déficit comercial estén en máximos históricos y sean de los más altos de la eurozona.

Zapatero debería mejorar sobre todo la competitividad de la producción española
-¿Cómo evalúa la actual política económica de España?
-Es sabido que el gobierno español está aumentando las transferencias como, por ejemplo, ayudas por hijo nacido y para el alquiler de vivienda, incremento de las pensiones mínimas, plan de salud bucodental, aumento de las pensiones por viudez, ley de dependencia, está otorgando mayores subvenciones a la industria cinematográfica y más subsidios a los desempleados; también está haciendo devoluciones fiscales, como es el caso el cheque de 400 euros en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas. Todas estas medidas de expansión del gasto deben tomarse en un contexto en el que existan recursos económicos sin utilizar, de modo que la expansión de la demanda, generada por el gasto público, vaya acompañada del correspondiente aumento en la oferta. Sin esta condición, el intento de incremento de la demanda no generará crecimiento económico, ni empleo y, lo que es peor aún, acabará en un aumento de la inflación y/o de las importaciones, tal como viene ocurriendo en España en los últimos años y, especialmente, en los últimos meses.

-¿Qué objetivos deberían tener prioridad en el segundo período de gobierno de Rodríguez Zapatero?
-El gobierno debería mejorar sobre todo nuestra competitividad. Según el World Economic Forum, hemos descendido varios puestos en el ranking mundial en tres años, pasando del lugar vigésimo tercero en 2004 al vigésimo noveno en 2007. Para ello se precisa: a) mejorar sustancialmente el nivel de calidad de nuestro sistema de educación, atendiendo a los logros de Finlandia y adecuándolo a las necesidades de un cambiante sistema productivo; b) aumentar las obras de infraestructura a la vez que se implementan otras políticas económicas que también se dirijan a estimular la oferta, incrementando la creación de empresas privadas y haciendo más eficientes y baratos los puertos, aeropuertos, ferrocarriles y la infraestructura de telecomunicaciones; c) promover nuestra capacidad de innovación: invirtiendo más en Investigación y Desarrollo e Innovación (I+D+i); d) estabilizar los precios mediante la flexibilización y dinamización de los mercados, es decir, haciéndolos más competitivos; e) equilibrar nuestra balanza de pagos. La mejora de la competitividad nos va a permitir aumentar nuestras exportaciones que, si bien crecen a buen ritmo, sufren una fuerte competencia de los países emergentes; f) bajar el impuesto a las ganancias de las empresas para reducir el costo de capital y aumentar las posibilidades de autofinanciación de nuevos proyectos de inversión productiva.

-¿En qué modelos se debería inspirar España para tener una economía más competitiva?
-Debería observar a países como Irlanda y Finlandia que han dirigido su estrategia de política económica hacia sectores muy competitivos, habiendo conseguido figurar entre las naciones más ricas de la Unión Europea. Se trata, en definitiva, de intensificar los esfuerzos para elevar la competitividad y la productividad de nuestro sistema productivo a través de la extensión del uso de las tecnologías de la información y de la inversión en I+D+i y en capital humano

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.