Los dinosaurios se originaron en lo que ahora es Sudamérica, durante el Triásico.  Esto es un argumento más a favor de profundizar la Investigación en Ciencias Naturales

Tawa hallae, encontrado en Nuevo México, es un dinosaurio muy antiguo y primitivo que vivió durante el principio de la era secundaria.  La era secundaria, -la de los grandes reptiles como dinosaurios, pterodáctilos, gigantescos cocodrilos, reptiles marinos- se divide en tres épocas, Triásico, Jurásico y Cretácico. Fue al final del Cretácico cuando un meteorito chocó contra la tierra, los dinosaurios y mucha otra fauna se extinguió -esa al menos es la opinión mas aceptada, habría ocurrido hace unos 65 millones de años. Ahí empezo el Terciario, la era de las Aves y Mamíferos.

Pero hace 214 millones de años, cuando Tawa hallae  merodeaba la tierra buscando sus presas, los continentes estaban unidos en un bloque llamado Gondwana. Este dinosaurio se diversificó en otros linajes paralelamente a otras líneas evolutivas y dominaron los continentes. Se sabe ahora que la aparición de los dinosaurios fue en América.

Estos temas y muchos otros apasionantes estudian las Ciencias Naturales.  A destacar, no es un hecho generalmente conocido en Latinoamérica ni siquiera por las personas de alto nivel de educación, que durante el Terciario, cuando los dinosaurios ya se habían extinguido, Sudamérica era un continente-isla, parecido a lo que es Australia ahora pero mucho mas grande.

En ese continente aislado de los demás por océanos casi infranqueables, evolucionaron las aves, reptiles y mamíferos dando formas de vida muy interesantes, y cuando los continentes que soltaron amarras, Améicar del Norte y del Sur, se unieron de nuevo por un istmo -América Central- ocurrió un trasiego de especies.

Por lo tanto el estudio de la Zoología, de la Botánica y de la Paleontología ofrece campos para el científico uruguayo estudioso de las Ciencias Naturales en que puede marcar su terreno y dejar una obra importante.

Esto no va a ocurrir en temas en constante revisión como la Bioquímica o la Biología Molecular en que la competencia internacional es excesiva.

Estos hechos motivan que de vez en cuando -voz que clama en el desierto- yo llame a que se recuperen los estudios de Ciencias Naturales en Uruguay, se vuelva a potenciar el Museo de Historia Natural con locales dignos y puestos de investigación decentes.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.