En lengua castellana, quiero decir.  Que esto es una Gran Depresión II, que Gran Bretaña y EEUU (y muchos otros) no se recuperan porque no puede haber recuperación, porque no puede haber ya Crecimiento Económico debido al Pico Petrolero.

caerá más, y seguirá así 10 ó 15 años y España también
caerá más, y seguirá así 10 ó 15 años y España también

Hoy Miguel Boyer -no necesita presentación para los españoles, pero para algún joven latinoamericano que lea esto, fue el Ministro de Economía del primer gobierno de Felipe González-  escribía un artículo que fue muy felicitado.  Lo que me hizo gracia, porque cuando era ministro a Boyer todos los fachas lo puteaban, pero ahora resulta que era bueno.  Lo era, bueno, y Zapatero y Salgado también.

El artículo pecaba -en mi opinión autorizada- de graves carencias y optimismo mal basado.  Aquí adjunto lo que me gustó más del artículo, en especial que poner el despido gratis es un disparate -lo simplifiqué, como de costumbre.

. . . . . Perspectivas económicas

Pese a los déficit y el endeudamiento, los Gobiernos no deben relajar todavía sus esfuerzos para restablecer la salud del sector financiero y el apoyo a la demanda global con políticas de expansión macroeconómica
MIGUEL BOYER SALVADOR 23/10/2009
En el último mes, se han publicado informes del FMI y de la OCDE que coinciden en que la situación económica mundial ha mejorado sustancialmente, con China en recuperación, Estados Unidos a punto de tocar fondo y los dos principales países de la Eurozona -Alemania y Francia- mostrando ya tasas intertrimestrales positivas de crecimiento.  Ambas instituciones coinciden en que el rebote incipiente de las economías se está produciendo relativamente pronto y en que ello es debido a las fuertes medidas de estímulo presupuestario de muchos Gobiernos, así como a las bajadas drásticas de tipos de interés y a las inyecciones de liquidez de los bancos centrales. Estas actuaciones han salvado a la economía mundial de un escenario aún más sombrío.

Entre los dilemas de política económica que se presentan ahora a los Gobiernos, el español ha optado por unos Presupuestos del Estado que frenan renglones de gasto y se dirigen a contener el ritmo de crecimiento del déficit, con subidas tributarias que tendrán impacto a mediados de 2010. Es una opción respetable, por ser una decisión valiente por impopular, que ha recibido el apoyo del Banco de España.
Mi opinión personal está del lado de las recomendaciones del FMI y de la OCDE, que he reseñado antes. La prioridad es sostener los estímulos expansivos de la política monetaria y presupuestaria, para reforzar el ritmo de recuperación de la economía española. Reforzar la expansión es la receta mejor, tanto para contribuir a que se reabsorba el déficit como para combatir el desempleo. Es un lugar común, desde la teoría keynesiana, que las economías no son, ni funcionan, como los hogares, ni siquiera como las empresas. Un mayor gasto público, bien elegido, estimula el crecimiento y puede reducir el déficit, en vez de agrandarlo. Por eso países como EE UU (con un déficit previsto del 13,5%) y Reino Unido (con otro del 14,5%), a pesar de tener endeudamientos del 87% y del 75% -mucho mayores que España- no están paralizados por la «histeria del déficit», como escribe Brittan, en el Financial Times.

La recomendación de abaratar el despido «para crear empleo» yerra en el timing y en el objetivo. Primero, desconoce la imposibilidad para un Gobierno de plantear esa reforma mientras cada mes caen en el paro decenas de miles de trabajadores. Los sindicatos lo tomarían como una provocación y reaccionarían ásperamente. Pero, después, es que el abaratar el despido no es una panacea para crear empleo en medio de una crisis

Las excesivas fluctuaciones del empleo tienen causas mucho más profundas que el coste del despido, en las estructuras de la demanda agregada y del sistema productivo español (o irlandés). El factor fundamental es el gran peso de la inversión en construcción en España y el consiguiente en la generación del valor añadido y en el empleo. En 2007 la inversión en construcción en España y en Irlanda era del 15,7% del PIB en la primera y del 15,6% en la segunda, frente al 9% en EE UU, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia. La inversión es la componente más volátil del PIB en todos los países, pero en España tiene mayor peso y mayores fluctuaciones, y determina mucho más que en otros países grandes oscilaciones del empleo.
Cuando se reduzca, como es de esperar, el excesivo peso de la construcción -que además exige inevitablemente plantillas en gran parte temporales-, disminuirán sustancialmente los enormes vaivenes del empleo que hemos experimentado en los noventa del siglo XX y en la crisis actual.

Lo más difícil de ese cambio será expandir el sector de los servicios para mantener un crecimiento suficiente del PIB y del empleo. Ello exige, en el medio y largo plazo, una fuerte inversión en todos los tramos de educación y modificar los contratos laborales para contribuir también a la reducción de la excesiva temporalidad actual, que daña la formación profesional de los trabajadores, la productividad y la innovación en las empresas. Ése es un fin alcanzable con sólo dos tipos de contratos -uno indefinido y otro por tiempo determinado- y no la cantilena de «abaratar el despido para crear empleo».

—————————————————————-

De acuerdo con lo que dice Boyer sobre el disparate de abaratar el despido cuando están despidiendo a millones.  Eso sólo se le puede ocurrir a Aznar y a los del PP, que son unos canallas de primer orden.

Pero donde se equivoca Boyer Y ES GRAVÍSIMO, es en creer que hay recuperación en EEUU y en Europa -acabamos de mostrar la situación grave y empeorando en el Reino Unido.

Así que envié una carta a El País/Madrid exponiendo donde y cómo se equivoca.

No me la publicaron.  Publicaban cartas elogiándolo, o preguntándole por su señora pero mi carta no pasó el filtro de la censura.  AQUÍ ESTÁ.

☼  Su opinión la expresa bien pero está equivocado.

«China en recuperación, Estados Unidos a punto de tocar fondo»:  no es cierto. EEUU se hunde a velocidad escalofriante, ocurre que Goldman Sachs con el dinero del contribuyente especula, pero en Detroit barrios enteros los derriban para hacer huertos, en Phoenix, Arizona,  el valor de las propiedades ha caído -46%, y se cree que caigan a -90%, California está arruinada, en Hawaii las escuelas dan clase 4 días por semana, uno de cada nueve americanos come de las Food Stamps, hay ‘Hoovervilles’ como durante la depresión 1929 y es contar y no acabar.

Francia no se recupera, porque no cayó, y Alemania no se ha recuperado, ni Irlanda, Italia, los Bálticos arruinados, Reino Unido se hunde, Islandia, los eslavos y Rusia desciende hasta la población. O sea: No puede haber ya crecimiento económico, porque se alcanzó y pasó el Pico Petrolero y el barril a $80 aniquila nuestras economías. Eso el Dr Boyer ni lo nombra, porque parece que no lo sabe o no lo entiende.

Los economistas españoles, como demuestra el caso del Dr. Miguel Boyer simplemente no entienden el problema del Pico Petrolero.  Y como su opinión es lógicamente la que el público admite como la más correcta, está llevando al mundo, y a nuestro país, a una crisis peor.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.