O de Doommonger a Warmonger, lo decimos en inglés, para entendernos

La situación en EE.UU. está mal y tiene muchos rasgos inexplicables.  Que en California no le paguen a los empleados públicos y en Kansas tampoco es increíble y habla de una mala administración y gastos dispendiosos.  Después de todo California es una economía dicen que sería la Octava del mundo si fuera un país independiente, ahí querría España tener los recursos y los contratos que tiene California en Defensa y de todo tipo, todo eso paga impuestos, y en España no corren peligro de cobrar ni los públicos ni los jubilados.

El problema son los catastrofistas que ahí los hay a montones y muchos medran muy bien de exagerar el pánico ante lo que ocurre con ellos y ahí.  Otra cosa es que en este mundo globalizado están con los ganchos prendidos y si un desconocido banco de Korea da el mal paso, ahí anuncian debacles y desastres.

Como el norteamericano es un pueblo drogado con el miedo y que disfruta o necesita la excitación del miedo, o que los poderes en la sombra siembran el miedo entre ellos para manipularlos mejor, el caso es que hay una línea muy finita entre el Doommonger, el vividor que medra del catastrofismo y el Warmonger, el inescrupuloso que medra de la guerra.

Un notable Catastrofista es un tal Denninger, un americano que anoche no podía dormir, le llega cualquier noticia y larga esto por su ordenata (click en las imágenes si se quieren ver en mayor tamaño).

«hemos alcanzado una masa crítica, Esto va a ser una larga noche  Korea baja cerca del 4%, Europa abre pronto, hay que vigilar los cruzamientos en Europa »

El comentario ilustrado con explosiones atómicas en un video de YouTube

Denninger en realidad es medio moderado, anda que los demás.  Y no es un fenómeno americano, el Telegraph no le queda en zaga y no está claro que sea sólo para vender ejemplares.

«¡ Al abismo, al infierno, los bancos caen como fichas de dominó !»  en ese plan.

Qué hay en esto de realidad, qué de malas interpretaciones y cuál es la causa profunda de todo esto

¡ Cabe la duda sobre si todo esto es verdad !

Hoy el Dow Jones de New York cayó 300 puntos, lo que en sí no es ni bueno ni malo, es cuando las cosas se miran a un año o varios años vista que se entiende el panorama mejor.

Como ven el índice cayó por debajo de un valor admisible, pero después de haber subido en los excesos que hemos conocido. Tampoco ha caído más de lo que cayó entre el 2002 y el 2003, caída que si la percibimos en su momento está olvidada y a nadie lo llevó a gritar que era el fin del mundo.  Por cierto, que Bush estaba en su primera presidencia en aquella caída, y en la segunda en la exuberancia y posterior caída.

El financial times stock exchange FTSE 100 visto a un año para suvizar las continuas altas y bajas, también muestra una caída equivalente, ha perdido de 6000 a 4000 es decir 2000, un tercio de su valor.  Esto es una cantidad fabulosa, a más que este índice londinense es poco de la economía inglesa y un índice internacional.  El Ibex 35 madrileño por un parecido.

¿Qué puede explicar esa exuberancia durante el 2007 y esa precipitada caída el 2008 ?  En esta gráfica del precio del petróleo estimado cómo iba a subir se puede comprobar.

El barril de petróleo llegó a alcanzar 135 dólares en 2007 y predecían que este año 2009 estaría a 200.  No ocurrió así, la economía mundial no pudo resistir este impacto y las cantidades especuladas en el petróleo, y se desplomó con estas consecuencias.

La producción de petróleo sin embargo se había mantenido, ha alcanzado un máximo no tanto un pico como una alta plataforma de 73-74 Millones de barriles/día, de donde se descenderá, tenganlo Uds por seguro que la producción ese es el máximo y descenderá. Esta fue la producción entre los años 2004 y 2008 y como ven no se justificaban esas alzas exponenciales de precios en altas o bajas de producción sino en demanda cada vez más elevada y especulación descontrolada.

El problema es que la cosa financiera se ha descontrolado.  La deuda tóxica como para simplificar llaman a las especulaciones de los bancos junto con las deudas de los grandes países -y España ni es país grande ni es un gran país, pero tiene una enorme deuda la segunda o tercera más grande del mundo- no se pueden pagar.

Esto puede sorprender, ¿porqué no se pueden pagar los intereses al menos de esas deudas, o crear créditos nuevos nacionales?  Porque eso requiere una expansión de la economía mundial y nacional y no puede haber expansión de la economía sin aumento del consumo de petróleo (es la sangre oscura de la economía mundial) y no puede haber aumento del consumo porque ya no puede haber aumento de producción.

Para peor los países exportadores de Petróleo y Gas (que son pocos) cada vez tienen menos excedente para exportar y muchos importantes como Méxio y Rusia dejan de exportar muy pronto o al menos las cantidades que pueden exportar en el futuro irán descendiendo, por el consumo elevado propio y por el agotamiento del recurso, todo combinado.

Así que la visión pesimista del futuro es correcta, tiene una base Geológica indiscutible.  El problema especialmente en España es que no se le cuenta a la gente y que hay una evidente orden de no dejar saberlo. Los medios de comunicación, que no nos creemos lo ignoren, no sólo no lo cuentan sino que no permiten -al menos El País/Madrid- cartas que expliquen aunque sea someramente el peligro que se cierne sobre España y los españoles.  Sin alarmismos, pero con justeza.

Hoy El País/Madrid se extiende en un editorial ALARMISTA  sobre Japón -les pilla lejos, así cualquiera.

EDITORIAL
Japón se desploma
La contracción del PIB en el 12,7% interanual advierte del riesgo de depresión en la OCDE
17/02/2009
La economía japonesa vive su peor crisis desde la II Guerra Mundial. No guardaba con la de Estados Unidos demasiadas similitudes cuando emergió la crisis financiera actual, en el verano de 2007. En Japón no había hipotecas basura ni un exceso de euforia inmobiliaria. En los noventa había purgado sus particulares excesos derivados de la sobrevaloración de los activos inmobiliarios y de renta variable. Japón permaneció con su economía estancada durante más de 10 años, y algunos ejercicios presentó perfiles muy próximos a la temida deflación que se cierne ahora, según los análisis más pesimistas, sobre el conjunto de la OCDE. Fue una década perdida. Para muchos, es una advertencia de lo que les espera a otras economías de la OCDE.

Pues bien, Japón, todavía la segunda economía más grande del mundo, ha contraído su ritmo de crecimiento en el último trimestre del año mucho más de lo esperado: más de un 3,3%, un 12,7% en términos interanuales, la contracción más grave desde que a principios de 1974 pagara su exceso de dependencia de las importaciones de crudo. Es una ilustración de la severa metástasis generada por la crisis crediticia originada en el sistema bancario estadounidense. (…)
ese plan es necesario, a pesar de la muy elevada deuda pública que tiene ese país. Como lo es que el Banco de Japón, a pesar del bajo nivel de los tipos de interés, inyecte liquidez sin excesivas cortapisas. No sólo Japón deberá tratar de estimular de forma excepcional la economía; también los demás. Mejor que lo hagamos todos de forma coordinada. Europa ha de tomar nota y, desde luego, España.

Yo les envié una nota escrita en términos corteses y no me la publicaron como no publican ninguna parecida.

«Importante, de la mayor importancia pues lo comparten Japón y España (y la UE) es que Japón importa sus combustibles, pues carece de ellos. Lo mismo España, que importa Petróleo, Gas, Carbón y Uranio los que consume de forma insensata y destructiva, carece de producción de combustibles.
Durante el reciente corte ruso de gas a Europa yo calculé -y lo publiqué pues parece que fui el único que se tomó la molestia: El Destino ya nos Alcanza– que más de 356 millones de personas al Este del Rin sufrieron las consecuencias de este corte, algunos como Bulgaria regresaron a condiciones medievales, cortando árboles de los parques para no morir de frío.
Eso es más que toda la población de EE.UU. y Canadá, pero en un territorio muy pequeño, superpoblado y carente de recursos.
La producción rusa de gas desciende, pero su consumo aumenta lo que pone a Europa entera en riesgo.
Este es un problema de Geología no de finanzas. Hablar de inyectar liquidez sin advertir la raíz del problema es no entenderlo.»

Armando Gascón Lozano

España puede y debe disminuir mucho el consumo de combustible y de gas, incluso con duras medidas de racionamiento;  debe producir combustible y gas por métodos de fermentación y otros métodos; debe promover el ahorro energético -las casas españolas están muy mal aisladas, por ejemplo- el uso de energía industrial en la vivienda y civil en la industria, y el transporte público. Para estar preparada para crisis cada vez más intensas, pues todo indica que si en las Californias ya no le pueden pagar a los policías ni en Kansas a los maestros y en EE.UU. ya muchas escuelas sólo trabajan 4 días por semana, la cosa no ha tocado fondo, es que se despeña y fuerte.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.