Los cuises, pequeños, resistentes y que se pueden esconder con facilidad son un recurso superior a los cerdos y pollos que los bandidos se roban

En el Congo, destrozado por guerras civiles interminables, los cuises han demostrado su utilidad para alimentar a la gente.

The furry creatures are nutritious and could provide greater food security than conventional livestock such as pigs and chickens, according to the International Centre for Tropical Agriculture (CIAT), a research insitute based in Colombia.

Guinea pigs offer «a much-needed source of protein and micro-nutrients in a country with some of the highest incidences of malnutrition the world,» the CIAT said.

«Small and easy to conceal, guinea pigs are well-suited to conflict zones, where extreme poverty and widespread lawlessness means that the looting of larger domestic livestock is commonplace.»

Son una fuente de proteínas y nutrientes muy valoradas por el Centro Internacional de Agricultura Tropical.

No se sabe como llegaron los cuises al Congo, probablemente como mascotas en las ciudades y luego los criaron en el campo.  Se reproducen muy rápido, hasta 15 crías por año y son más resistentes a las enfermedades que otros pequeños animales como gallinas y cerdos.  Además se pueden alimentar con restos de la cocina y algo de hierba y restos de verduras y frutas y semillas.

En inglés se les llama Guinea pigs, y en España Conejilllos de Indias pero son generalmente llamados cuý – cuises en gran parte de América. La especie es Cavia porcellus, que no existe en libertad y se supone emparentada con el Cavia aperea y otras especies del género Cavia.

.

Los apereás salvajes son normalmente cazados y consumidos por mucha gente en Uruguay.  Son algo más pequeños que los cuises, que pueden llegar a pesar un kilo si bien alimentados.

Aquí una foto de unos cuises tal como los crían en los Andes.

Bicho fácil de criar, entonces. Y aquí tal como aparece en los restaurantes andinos.

Será cuestión de criarlos junto a los conejos y las gallinas, porque van a hacer falta si la chicoria que viene, se viene en serio.

Por Armando

2 comentarios en «Cuises contra el hambre en el Congo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.