En España, en el Reino Unido, en Argentina leo en sus diarios que sus estudiantes sacaron malas posiciones en ranking de matemáticas y otros conocimientos.
Hace un momento leo lo mismo en Le Monde, de los estudiantes franceses.
Es decir, que los jóvenes están hartos de la mentira oficial.

Qué pesados que son los profesores y esos padres que quieren que sus hijos empiezen temprano en la carrera de ratas sociales.
Dejen al párvulo y al liceal jugar y disfrutar, que ya tendrá tiempo en la vida de sufrir y llorar.

Tanto embromar con las matemáticas, están sobrevaloradas. Es un montaje de los profesores para defender su empleo. Nunca he visto ningún aviso en el diario, se necesita joven que sepa resolver polinomios y demostrar número enteros por cortaduras de Dedekind.
En España, jamás, pero jamás he visto un anuncio que pidan persona con conocimiento de estadística -debo decir que ese tipo de oferta de empleo es frecuente en el Reino Unido. Pero en España, de camarero y de enladrillador o encofrador. En el mejor de los casos.
En Alicante, en el diario Información, en la sección empleo traen ofertas del tipo «Se necesita chico para contactos con caballeros solventes».
Con este panorama, normal que el joven, la jóvena se desilusionen de las falacias educacionales y culturales. A leer Marca, lo mismo que su padre, o El Pronto, como mamita que limpia pisos, otro empleo no le dieron ni fachas ni socialistas.

A mi nunca me sirvió para nada en la vida aprender que el Everest es un río navegable, ya ve Ud.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.