Y Haga a los Ricos Mucho más Ricos Todavía

He aquí el palacio de Bernie Ecclestone -que apenas lo usó porque a Slavica no le gusta y se lo vendió a otro supermillonetti.

Por cierto Bernie nació pobre, no tiene estudios, era un vendedor de seguros y cosas así, pero se espabiló y con este invento de la Fórmula 1 se ha hecho de oro.  ¿ A que no tienes tú una mujer de bandera como Slavica ?  Para Bernie las cosas buenas de la vida, para vos la TV, patatita de sofá.

Bernie, con zapatos con alza y la puede dar un beso en una teta.

Esta parejita demostró un principio científico muy importante, de Galton.

Los españoles se hacen los deportistas, pero insultan a Hamilton.

PS.. Un buen reportaje en El País/Madrid: El Tugurio de la Fórmula 1, Briatore

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.