Al-Qaeda recluta suicidas entre los estudiantes islámicos en Inglaterra. Saben de 30 complots y cientos de militantes: La amenaza durará una generación, dicen las autoridades.

La “Dama”(*) Eliza Maningham-Buller, jefe del MI 5 (contraespionaje interior, y es una señora como en alguna película de James Bond, pero es de verdad) reveló en Queen Mary College, Londres, que hay más de 200 grupos o redes de terroristas islámicos en UK, más de 1 600 militantes y un aumento extraordinario en las tareas de vigilancia de estos peligrosos. Los predicadores y activistas seducen y condicionan a adolescentes para que lleven a cabo acciones cruentas en este país, donde han nacido la mayoría de ellos y se benefician de una situación que no tiene comparación con la del Pakistán de sus padres, digamos.
Esta semana condenaron a cadena perpetua a un extraño personaje, Dihren Barot, que envió planes a al-Qaeda para llevar a cabo asesinatos masivos en el Metro usando explosivos y radiación nuclear. Barot es un joven británico, de origen racial hindú, su familia no son musulmanes pero se cambió a los de Mahoma. Suele pasar con los conversos que para probar su ardor les comen el coco y llevan a cometer agresiones contra occidente. Su padre es un hindú, que tuvo que salir huyendo de la Uganda del caníbal Idí Amin con lo puesto y aquí es un hombre próspero y respetado entre los suyos, pero el hijo pegó la espantada. Dihren un joven ignorante, que apenas terminó la escuela y se fue por Pakistán, Cachemira y tal, a aprender de guerrero y terrorista, a poner bombas y matar gente, el angelito. Este moraco matapobres, con un cerebro de balín, tenía la idea de matar a los pobres que como yo vamos en Metro y ómnibus, poner bombas que explotaran en los túneles que pasan bajo el Támesis para que los pobres murieramos ahogados como ratas, no a los que pasean en colachata y fardan de BMW: en el atentado que hicieron en los trenes de Madrid todas las víctimas eran pobres laburantes y muchos fueron sudamericanos y árabes que iban a poner ladrillos en las obras.
Barot tenía en la casa un ordenador de matacagar y se comunicaba con los capos de al-Qaeda por Internet, el angelito, que en este país es como si te subieras al tejado y lo bocinaras con un altavoz.
Este tipo de criminal si no existiera habría que inventarlo: la vida que le dan a la policía y a los servicios de inteligencia y a la justicia. Enviaba mensajes “encriptados” a sus jefes en Asia Central, como si en UK el Servicio de Señales no fuera el mejor del mundo. Inglaterra cuando la Segunda Guerra Mundial descifraba las comunicaciones militares de Alemania, imaginaos qué problema le puede dar un ignorante con un ordenata cuando el contraespionaje británico dispone de Superordenadores y del personal más capacitado del mundo. Barot enviaba vídeos terroristas incrustados dentro de otros vídeos normales, por ejemplo uno envió dentro de la película de Bruce Willis “Die Hard”, esa que hay brutas balaceras en un rascacielos todo cristales. Sus planes eran curiosísimos, porque tenían una presentación y un lenguaje así como de plan comercial, con costes, personal necesario, materiales y tiempos, pero dirigidos hacia atentados.
La vida que Barot le ha dado al contraespionaje es extraordinaria y un oficial relataba (no podía evitar que se le escapara una sonrisa) cómo Barot eludía las vigilancias cuando se desplazaba, que a veces desaparecía por meses hasta que lograban dar con él y “no saben” cómo lograba su financiación: la rata y la manada de gatos, ya te digo. Desde un punto de vista del profesional de inteligencia militar, una bendición de dios este angelito que pretendía atacar desde dentro el corazón del Imperio: muchas horas extras, bonificaciones y premios, más personal a contratar, ascensos de oficiales, medallas, seguramente título de nobleza para el oficial superior, sueldos de abogados, fiscales, jueces, periodistas, personal de prisiones y un largo etc.
Cadena perpetua le han echado, cumplirá al menos 40 años por decisión del juez, es decir que no sale en la vida: y estrictamente no ha matado a nadie (al menos en UK), pero es pour encouraginer les autres, como dijo un francés hablando de otra cosa.
¿Y POR VUESTRA CASA COMO ANDAIS? Aquí han publicado que la semana pasada hubo en Chile una reunión de los grupos terroristas latinoamericanos, cuyos asistentes la mitad eran de la CIA y otros grupos de información. Diversos “Agentes Provocadores” repitieron las consabidas consignas de odio eterno contra el gobierno y el pueblo de los EE.UU. Vuestros angelitos se creen que como los yankis están algo ocupados en Irak que no los miran a ellos: lambete que vas de huevo.
Esta gente el papel que cumplen es el de destructores de nuestros países y a la vista está, que igual que el Barot si no existieran habría que inventarlos: esto les debemos y deberemos. Recordamos cuando Bush padre, cómo manipularon al infame Noriega “Cara de piña”, y tras hacerse el guapo ese milico drogata subnormal y arrastrar a un pobrerío, bombardearon Panamá con los aviones Stealth que necesitaban probarlos (esa era la idea) y los barrios que jaleaban al Noriega los bombardearon con napalm: Panamá aún no se ha recuperado de esa matanza de angelitos.
Estos guerrilleros sudacas de países incapaces de fabricar una escopeta ni una bicicleta, que tienen armas como los comanches tenían armas, mira para qué les servían a los comanches, puesto que la guerra es una actividad industrial si por algun azar lograran preeminencia, conseguirían que sobre Montevideo, Buenos Aires, Santiago, Lima os tiremos miles de bombas de 20.000 kgs como las que cayeron sobre Bagdad: “Un espectáculo apocalíptico”, lo llamó el presidente Duhalde que lo veía por la tv y temía se las tiraran a él.
Tranquilidad y buenos alimentos, botijas.

(*)Dame, es como Lord, en femenino.

Publicado Impreso en el semanario Entrega 2000, Mercedes, Uruguay. Editor: José Olazarri

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.