Agarre la televisión y tírela a la mierda.

 

Si Ud odia a alguien, regálesela. Para que se joda.

Los compañeros míos de la Universidad, los que han hecho más dinero y tuvieron más éxito en la vida -una es profesora universitaria [de ese instituto en Israel que fue el Vendedor de Ilusiones a milonguear], el otro empresario consultor en Israel-  no tienen televisión.

La televisión es para los fracasados, los viejos, las marujas.  No me extraña que Inglaterra, embobada con las telenovelas y la telebasura, se esté hundiendo.  Igual y peor España, con el Gran Hermano y su puta madre.

Yo tengo tv, [soy mediocre] la tengo a mi espalda que estoy sentado frente al ordenador.  Está apagada, muy rara vez la pongo: las noticias, alguna vez pongo un dvd. Ni me acuerdo cuando fue la última vez que miré un dvd -tengo cientos- y la última vez que la conecté, fue para reirme del Shaaskavili, eso era un espectáculo que en el circo te cobran.

Si Ud tiene cualquier inquietud por ser algo en la vida, o por culturizarse, aprender algo, el medio más seguro de tener tiempo es tirar la tv a la basura.  Ganará horas al cabo del día, que tiene pocas.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.