«Si la tierra estuviera a la altura de la cintura, entodavía se podería trabajar» (dicho uruguayo).

Os voy a mostrar cómo se puede hacer un huerto con la tierra alzada, si no a la altura de la cintura, bastante alzada en alto. Tiene muchas ventajas, la tierra se puede emporcar bien, acomodar a lo plantado, se calienta más en invierno y primavera, no hay que regar tanto.

La foto se entiende todo. Lo único que hay que conseguir las tablas para aguantar la tierra y sujetarlas, pues hay diversas maneras.  Se rellena el espacio con tierra buena. No debe ser muy ancho para poder llegar al centro y escardillar con facilidad.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.