Los anfibios son indicadores de la (mala) salud de la Naturaleza

Alarmas e inquietud por la desaparición de ranas y otros anfibios, atacados por la contaminación, los rayos ultravioletas más intensos por la debilidad de la capa de Ozono, enfermedades oportunistas de la piel, hongos que los matan.  ¿ Qué se puede hacer ?

Mucho, y además fácil.  HOJARASCA.  Plantar árboles (no eucaliptos ni pinos)  cerca de cursos de agua, lagunas, charcos, arroyos, islas.  Dejar que la hojarasca se acumule y las ranas, sapos, salamandras y los insectos y otros invertebrados de que se alimentan encuentran ahí refugio.

En los huertos con frutales abandonados y tapados de hojas caídas, abundan los anfibios ocultos entre las hojas caídas.  De hacer un pequeño charco o alberca, simplemente un hoyo amplio y el borde protegido con piedras alcanza para en la época lluviosa se críen renacuajos y pequeños peces.

Ananá (Piña Americana).  Esta planta y otras ornamentales parecidas, produce hojas que acumulan agua (Bromeliáceas) de lluvia, pequeños charcos donde las ranas más pequeñas ponen huevos y salen renacuajos. Cuando comas ananá, corta el cogollo con las hojas, lo llevas y lo plantas en el barro junto a un arroyo o charco.  La planta crecerá, no da un ananá muy bueno eso no importa, la cuestión es que crea un nicho ecológico donde los anfibios tienen oportunidad de vivir.

Palmitos, Palmera china.  En la base de sus hojas las ranas encuentran refugio y alimento.  Es sorprendente, pero yo lo he visto.

Ranita transparente Hyalinobatrachium pellucidum
Ranita transparente Hyalinobatrachium pellucidum

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.