Entregar el carnet de conducir únicamente a aquellas personas que tengan la  Enseñanza Secundaria aprobada o la Formación Profesional FP-I, o formación equivalente.

Por supuesto, salvando como es de rigor el examen de conducir y el examen médico, etc. 

Conducir automóvil no es un derecho humano fundamental, y no tiene ningún interés para el país que tengan carnet de conducir unos jovenzanos ignorantes que no saben apenas leer ni escribir y apenas sumar. 

Esto tendrá simultáneamente dos efectos maravillosos, y es que los jóvenes se pongan a estudiar para tener el carnet, así poder ir en coche y sacar a la novia a pasear y etc.

Y que mucha gente deje de conducir y haya menos coches.  Porque un corolario necesario de esta medida es que se amplie de a poco a toda la población. 

Se puede argumentar que no hace falta, porque para el 2019 nadie irá ya en coche a gasolina.  Seguramente, pero los camiones seguirán circulando en alguna forma, y conviene que los conductores profesionales tengan mejor preparación que ahora. 

Mientras ese cercano futuro nos alcanza conviene que la juventud sea algo menos ignara y con esta medida se la estimula a mejores logros.  Al menos así leera con más facilidad los carteles explicativos de los horarios de tranvías y trenes eléctricos que es nuestro inevitable futuro.

Por Armando

Un comentario en «Cómo mejorar la preparación de los españoles»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.