Vale, esto es como el huevo de Colón, no necesita fotos ni nada

Pero siendo una pavada veo que soy el único que sabe hacerlo.

Consiste en poner el café instantáneo en polvo en una taza (agregue azúcar si toma) y verter encima agua a temperatura ambiente, csp, o sea cantidad suficiente.

Y revolver con una cucharilla, o con el cabo de un lápiz con contera de metal que tengo yo.

Agua, yo uso agua mineral de la botella directamente.

— Pero queda frío.

¿Y qué?

En vez de esperar que enfríe se lo toma ya.

Además tomar bebidas calientes está prohibido en el Nuevo Testamento, toma ya, ahí donde lo dice.

El cristianismo era la religión de los esclavos de Roma que tenían que prepararle a sus amos las tisanas y el té (algunos ricos romanos tomaban del té, hojas importadas de China en caravanas y barcos) con agua hirviendo, maldita la gracia que les hacía a los esclavos cristianos, por eso lo prohibieron cuando entraron a mandar -luego la prohibición se olvidó.

Este sistema descubierto por mi menda, de café instantáneo y agua mineral es rápido y bien.

Si le agrega agua mineral con gas, le aviso que desborda, saca espuma y generalmente sabe salado, lo he probado con varias aguas minerales con gas, tampoco es grave si le gusta así.

,,

Por Armando

2 comentarios en «Cómo hacer café instantáneo, instantáneamente»
  1. Ja, ja.
    Gracias Varisto.
    Me voy a hacer un café ahora mismo con esta técnica.
    Un saludo cordial, y me voy a tomar además una copita de Rúa Vieja a su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.