Los sindicatos se quejan que con el Frente Amplio no recupera el trabajador lo perdido durante el gobierno del infame anciano Batlle.

Hay una manera instantánea de lograrlo: Quitar el iva de los alimentos, y no sólo de los más elementales y de mala calidad o primera necesidad.

[Se puede conservar para alimentos como el whisky, la caña, la grappa, el caviar y otras golosinas]

El Uruguay tiene iva en los alimentos, cosa que no ocurre en el Reino Unido por ejemplo, porque es un país con una economía pobre y primitiva.  La gente casi no puede hacer otra cosa que comer, el sueldo del trabajador de comercio por ejemplo es miserable, africano total, y se le va en comida, alquiler, mal vestir y mal calzar, poca electricidad alguna bombilla, alguna garrafa de supergas y se le acabó.  Exactamente igual que un africano de Nigeria o algún sitio así, éste ha sido el gran logro de los cretinos economistas uruguayos, seguramente los peores del mundo.

[Los economistas uruguayos que valen para algo se largan inmediatamente del país: ahí se van a quedar para que les paguen una mierda, pudiendo ganar una fortuna en otras partes.  Queda gente como el cenador Curiel economista y otros como él, gente que realmente no vale para nada pero que sobreviven trabajando poquito y dando poco y nada y mal a cambio: el modo uruguayo de vida. ]

Puesto que las clases sociales B-2, C-1, C-2, y C-3  (es decir, las clases sociales bajas y la media inferior) la mayor parte de su pobre salario o entradas (incluyen a la mayor parte de los jubilados) se les va en comer, eliminar el iva de los alimentos instantáneamente les sube el standard de vida y tienen un extra monetario que pueden consumir otros necesarios bienes y servicios (teléfono, ropa, calzado, etc) -que sí pagan iva, que pagan el iva más alto del mundo.

Claro que en una economía primitiva africana como la uruguaya esa pérdida de recaudación es significativa, pero es poco perspicaz el gobierno que no advierte que está logrando un Estado Rico empobreciendo un Pueblo Pobre: se lo van a hacer pagar en las urnas, que no lo dude.

Puesto que ese dinero que le entra por una recaudación desorbitada no lo invierte en equipos de generación de energía alternativa, el país se arruina sin remisión ni esperanza.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.