Los dilemas que se plantean nuestros gobernantes, oposición (que también desgobierna a modo en Valencia), intelectuales,  catedráticos charlatanes de Facultades de Económicas totalmente desprestigiados, asesores económicos, MBAs, trabajadores, parados y españoles en general se enrocan en el monotemático Bartleby:

— «Yo Preferiría No Hacerlo».

Para el no muy al día en la Literatura Americana,  →  Bartleby el escribiente ← es una obra de  → Melville ← el autor de  → Moby Dick ←.  Moby Dick es una novela de Zoología (muy buena: en un famoso capítulo trae la clasificación de las ballenas) empeorada con consideraciones metafísicas :-)), pero Bartleby trata del dilema de la indecisión y de la evasión imposible de una realidad intolerable  — Bartleby acaba dejándose morir de hambre a pesar de tener comida a su disposición.

Cuando en su oficina el antes muy eficaz Bartleby de repente esquiva sus tareas, instado al trabajo responde Bartleby con esa frase del absurdo  — «Yo Preferiría No Hacerlo».

Es lo que le está pasando al personal en España, esos de la lista arriba  –y no sólo en España..

Enfrentados a la infausta realidad de que estamos viviendo La Gran Depresión II  (y si prefieren Uds como es una depresión pero con iPhone la podemos llamar La Gran Depresión 2.0 ), de que jamás volveremos a vivir como en 2006, que el Crash Financiero destruyó una enorme riqueza mundial, que los millones de parados están aquí para quedarse porque NO puede volver a haber Crecimiento del PIB  (y además las medidas tomadas por Merkel, que mea agua bendita según la pichada derecha española), que somos más pobres en suma y hay que repartir la pobreza como si fuera por vasos comunicantes  (irpf, recortes de salarios públicos, aumento del IVA, disminución de funcionarios, eliminación de los pequeños beneficios sociales) y como eso no alcanza modificar las leyes laborales por supuesto a peor.

Trastornados como un boxeador noqueado a piñazos por un rival implacable, incapaces de aceptar una realidad marrón y gris como una mierda que nos cae arriba  (y no es cuestión de eludir responsabilidades: los españoles tal como son ellos mismos, los españoles realmente existentes), se niegan a aceptar que tienen que ser más pobres, que se acabó esa orgía de consumismo y despilfarro, y como Bartleby entonan el

— «Yo Preferiría No Hacerlo».

——————————————-

El Crash Financiero empezó en 2008. La Gran Depresión, en 1929.  Es decir, como si ahora estuviéramos en 1931.  No nos queda caída ni nada !!

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.