Una propuesta en serio, que traerá grandes beneficios a los pueblos árabes, beneficios a los intelectuales españoles y árabes y puede salir incluso gratis, generar algunas ganancias

Estas revueltas, que pueden ser anticipo de la Tercera Guerra Mundial y en todo caso ya no dejan a España y Europa intocada -esto puede arruinarnos, digo arruinarnos más y eso como mínimo por el aumento del precio del petróleo- resultan en sospechosos editoriales de la prensa, que están llamando a la guerra contra Libia como comenté en el artículo anterior.

Dejémonos de hazañas bélicas, España puede contribuir de gran manera al progreso de los pueblos árabes haciendo uso de su Potencia Cultural.  Mi propuesta es

Traducir al árabe mil títulos de literatura y obras fácticas del español

El mayor problema de la juventud árabe y de todos los árabes es su imposible acceso a la cultura occidental porque en sus países no se traducen libros europeos.  La edición de libros extranjeros incluso en Egipto -el menos bruto de los países árabes- es insignificante.

Los demás europeos y los americanos se busquen la vida, es su problema.  La cultura española tiene mucho que ofrecer a los pueblos árabes, y España ESTO NO ES CONOCIDO produce todos los años muchos egresados de escuelas de idiomas que aprendieron árabe, y muchos universitarios -entiéndase también en femenino, porque gran mayoría son mujeres- grandes especialistas en filología árabe, historia árabe y cultura árabe sensu lato.

La mayor parte de estos cultos e idealistas jóvenes sus talentos están desperdiciados -típico de la mezquindad española, siempre incompetente en aprovechar el potencial de su gente- y directamente no encuentran empleo.

Un programa así emplearía muchos intelectuales españoles que por supuesto deben cobrar por su trabajo.

Estos libros serían regalados o vendidos a precio muy bajo en los países árabes, regalados en las escuelas o disponibles en bibliotecas y centros culturales a nivel mundial.

¿Quién lo paga? Pienso que nuestra diplomacia y ministerios sabrían lograr financiación de los países árabes petroleros más importantes. Algunos tienen gobiernos bastante esclarecidos y seguramente entenderán las ventajas a largo plazo de este programa.

Unesco, la Unión Europea y en lo que corresponda la propia España perfectamente pueden financiar este programa, en sus fases de Traducción, Publicación y Distribución.

¿Qué títulos traducir? Yo diría por simplificar que el viejo catálogo de Editorial Austral, eliminando los autores no originales de lengua castellana, ofrece una base inicial muy buena.

El catálogo de Alianza Editorial, también depurado de autores extranjeros (y por favor, no es por xenofobia, simplemente que otros países traduzcan a sus autores al árabe es su deber y obligación) es otra fuente conveniente de títulos posibles de autores españoles y latinoamericanos. E insisto en esto, porque el potente río de la cultura española no puede limitarse a las obras peninsulares porque siglos y tiempos hubo que fluyó muy escaso en España pero fuerte y vital en Latinoamérica.

Incluso la traducción de autores romanos y griegos al árabe desde el español sería muy positiva.  Sí, ya lo sé no me quieran enmendar la plana, sé perfectamente que en aquellos lejanos tiempos de oscuridad medieval precisamente fueron los árabes quienes salvaron a muchos autores de aquellas culturas y los hicieron accesibles a los europeos, a través de España, de Sicilia, de Venecia y de otros modos, hace mil años.  Pero aquellos tiempos pasaron y hoy la cultura y el conocimiento árabe no pasan por su mejor momento.

Sería cuestión de devolverles aquel favor de hace mil años.

Habrá que ampliar con autores contemporáneos: Goytisolo, Marías, Reverte, Borges, Sabater y bastantes más.

¿Qué temática? Literatura y poesía desde luego. Pero Historia también, incluyendo clásicos de la historia española como Expedición de Catalanes y Aragoneses contra Turcos y Griegos, y desde luego los Cronistas de Indias muy especialmente La Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo, y todos los Episodios Nacionales de D Benito Pérez Galdós y libros de temas  científicos modernos.

¿Cuánto tiempo se mantendría el programa? Pienso que por un tiempo indefinido pero nunca inferior a 20 años, porque no debería ser un grupo demasiado numeroso de traductores sino un grupo competente y selecto que de esta manera tendría empleo asegurado durante largos períodos.

Integración con las estructuras políticas europeas mediterráneas.  Tanto Francia como España son impulsores de políticas de integración de ambas orillas del Mediterráneo, la UpM (Unión por el Mediterráneo). Como se puede comprobar leyendo algunos artículos de Lluís Bassets estas instituciones no han dado grandes frutos::

Sarkotero y Zapazy

Sarkozy, el refundador

El naufragio mediterráneo de Sarkozy

El Proceso de Barcelona, que Sarkozy quiso corregir y controlar, era más ambicioso, incluso en exceso. Su mayor objetivo era alcanzar una zona de libre comercio para la zona mediterránea en 2010. Tenía también un capítulo dedicado a cooperación política y seguridad, con especial énfasis en los derechos humanos. A pesar de su lenta dinámica, era lo más parecido a la Conferencia de Helsinki, celebrada en 1975, en la que los disidentes de los países comunistas encontraron una referencia donde apoyar sus exigencias de libertad. Sus acuerdos impulsaron las revoluciones de 1989.

Pienso que España no tiene peso para impulsar por sí misma algo tan grande como una zona de libre comercio mediterráneo, ya e ve que hasta para Francia fue un bocado muy grande.

Pero una acción en el plano cultural como la que estoy planteando seguramente le sobran fuerzas a nuestro país para realizarlo.  Y con algún beneficio para nuestros intelectuales y arabistas.

PARA SABER MÁS

Unión para el Mediterráneo

,,

Por Armando

Un comentario en «Cómo Ayudar a los Pueblos Árabes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.