CIERRA PEUGEOT-CITROEN EN GRAN BRETAÑA
2.300 Empleos perdidos. 25.000 empleos en automotriz perdidos en pocos años.

Era la noticia. Peugeot cierra su planta de fabricación de automóviles en este país. Aquí no quedan compañías británicas del sector (aunque sí fabricantes de motores, en que GB es excelente) y los fabricantes son todos firmas extranjeras que fabrican aquí, como podrían fabricar en Eslovakia -y a Eslovakia y China y la India y tal ahí se van, por mejores condiciones para las empresas, bajos salarios y alta productividad. Rover cerró en medio de un escándalo hace un par de años y los nuevos dueños, chinos (¡China ahora posee una fábrica de automóviles en el Reino Unido! La China de las guerras del opio, y de Mao, y de la Banda de los Cuatro. China comunista, esa asquerosidad de gente, vuélvete loco) dicen que la van a reabrir: con tiempo y una caña, cuando les parezca. Se han perdido en pocos años 25.000 empleos directos en fabricación de automóviles; eso implica indirectos 250.000. Cierran industrias, o echan gente a la calle a montones, en medio de la impavidez de unos ministros poco competentes.
Una ministro les dijo a los ingenieros, mecánicos y tal, que se fueran a llenar estanterias al supermercado. No tuvieron los ingleses lo que tienen que tener los hombres para decirle a ella que se fuera ella a llenar estanterias en vez de cobrar un gran sueldo y mejor jubilación por hacer todo mal.
El paro sigue en aumento y ya está como en cualquier país europeo. Aquí viven en una nube, aun se asombraron de que el desempleo descendiera en Alemania, Francia, España y aumentara aqui. Hace pocos meses leías la prensa de este país y te ibas a creer que Alemania estaba por desintegrarse, así te lo querían vender, porque la prensa de derechas quería que ganara la señora Merkel. A ver si es que Alemania descubrió petroleo y minas de oro en tres meses.
Pero si te fijas en las cifras del mercado de acciones, el famoso FTSE, resulta que sube para arriba como la espuma. Lástima, que la mayoria de esas empresas no son inglesas, hay alguna de Kazajastan (yo tendria dificultades en encontrar ese pais en un mapa) y casi todas son empresas del sector de la energía, petroleras, electricas, telefónicas y de mineria. Hay un corte total entre la economía real y la fantasía de la City.

NUCLEARES Y DEFICIT ENERGETICO
Blair se ha decantado por la opción nuclear, pues el fin o el déficit de gas que se usa para generar electricidad y uso doméstico es un hecho aterrador. Y otra consecuencia, que la compañia rusa Gazprom quiere comprar Centrica, la compañia británica del gas. Esto ha causado desconcierto y temor entre mucha gente. Está el importante detalle que entre el agotamiento del gas y la entrada en funcionamiento de las futuras nucleares, esos veinte años no tienen claro qué van a hacer, no hay recursos.
Nuclear, entonces. ¡Pero ya Gran Bretaña no sabe construir centrales nucleares! Se perdieron los equipos, la gente se jubiló, no hay empresas o ya no son empresas británicas. Francia se ha ofrecido a construirlas «gratis.» Por supuesto, nada hay gratis en este mundo (dijo Thatcher, «En esta vida no hay un plato de comida gratis. Alguien siempre lo tiene que pagar.») se lo cobrarán con la corriente.
La diferencia extraordinaria entre el continente (Francia y Alemania principalmente, pero en un lugar menor tambien se debe mencionar a España e incluso Italia, a la que los ingleses critican por la envidia que le tienen) que no han permitido la destrucción o saqueo de sus empresas y lo que pasó y está pasando aquí es un gran ejemplo de lo que llaman «La Maldición del Petróleo».
Este país ha vivido unos 30 años, desde Thatcher en adelante, en una nube de vapor de gasolina. La petrolibra mandaba, y aun manda, pero a costa de destruir la producción del país y sus hábitos de trabajo. Cosa parecida en Venezuela, que no saben más que echarle la culpa ayer a Andres Perez, hoy a Chaves. Pero es muy difícil manejar ese tipo de riqueza y este país no lo supo hacer, o lo hizo mas o menos.
UN EJEMPLO AYER, AQUI EN EL HOTEL: EL HOMBRE DEL ACUARIO.
Anoche cuando vine a mi tarea estaba Mick «el Peluca» y otro inglés, pintando. Haciendo como que trabajaban. Estos artistas de la brocha gorda le pasaban esmalte a unas estanterias, a la base de unos acuarios que montarán en el comedor. Trabajaron una hora, y tomaron café con leche gratis cuatro veces, es decir que estuvieron tres horas.
Hacen bien estos perros de obreros ingleses, qué coño. Y si no que venga el dueño y pase él el pincel a las dos de la mañana. Sobre las 24 hs apareció el Hombre del Acuario, un escocés en una camioneta linda, y Mick lo relajó porque había dicho que iba a venir a las 10:30. Se fue el Peluca y el otro artista de la brocha gorda, y quedó el de la pecera. Puso unas piedras en el fondo, un poco de gravilla, trató de echar agua. Pero la pecera goteaba. Esto, que le llevó cuatro horas, nocturnas. Estuvo ocupado todo el tiempo, pero no hizo nada. Dijo que venia la semana que viene, que las peceras hay que mandarlas a Escocia a que las reparen o cambien. Eso está a 1.500 kms de aqui.
Aqui en el Reino Unido es todo asi. Una compañia anunció que iba a ampliar sus servicios, muy orgullosa, porque han contratado 1500 polacos carpinteros, una garantía. Otra, camioneros polacos -y yo me he encontrado aquí conductoras de autobuses españolas!
Y pensar que en el Tercer Mundo, y aún en España se creen que los ingleses hacen las cosas bien. Luego si vienen de visita se encuentran que a las cinco de la tarde todo cerrado. Menos los pubs, y de las siete en adelante no hay más que borrachos por las calles. Pero como tienen dinero y bastante gente competente a las cansadas les salen las cosas, pero eso sí, tarde, más caras y mal hechas.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.