Uruguay debe introducir alimentos hasta ahora desconocidos

Tengo comentado otras veces que la ecología natural del Uruguay no es apta para la vida humana.  De hecho como bien demostró la doctora Alba Bentos, el consumidor vegetal primario ni siquiera es la vaca o la oveja, ¡es la hormiga!

Y antes de que los españoles introdujeran el ganado (caballos, vacas, ovejas) el territorio apenas podía mantener 4.000 familias de indios, que sobrevivían comiendo principalmente caracoles ampullarias -Uruguay, prosaicamente, quiere decir Río de los caracoles, no Río de los pájaros pintados como inventó alguien en un rapto de lirismo.

Y mucha gente en el interior, para sorpresa de los capitalinos, sobrevive comiendo apereás (es un roedor parecido al cuis, no muy diferente de una rata gorda sin cola), y mulitas (tatú) o al menos es lo que agrega proteínas a su dieta, que desgraciadamente abunda en arroz blanco, un detestable y mal alimento.

Un alimento inexistente en Uruguay: ocurre que yo ayer me compré una lata de castañas de agua, importadas de Tailandia y merece conocerse y propagarse.

Hay dos tipos de castañas de agua la asiática Eleocharis dulcis (usemos nombres científicos que es la única manera de entenderse) y la europea, Trapa natans, llamada en inglés caltrop y en español, pues castaña de agua claro.

Eleocharis dulcis

E. dulcis la castaña de agua china, es así como un junco y en las raíces le salen las castañas.

Realmente se parecen mucho a castañas, son de color marrón la cáscara y por dentro la carne es blanca y firme.

Una característica notable es que hervidas o asadas no se ponen demasiado blandas y feas, conservan una firmeza digamos al dente, que las hace muy apreciadas en platos de pasta.

Una precaución.  En Uruguay, pero en China y Tailandia el peligro es igual o mayor, es que al criarse en terreno húmedo la cáscara puede tener saguaypé (Fasciola hepática, un gusano tremátodo parásito del hígado del ganado, y a veces de las personas.)  Por lo tanto siempre y sin excepción hay que pelarlas, lavarlas y hervirlas con lo que el peligro desaparece.

Ocurre lo mismo con el berro por ejemplo, que en Uruguay no se puede comer crudo por esa razón, y si vamos al caso en Francia tampoco -en Francia al saguaypé lo llaman la enfermedad del gendarme, porque en sus patrullas por el campo de ver berro en un charco lo colectan y se pescan el nefasto gusano.

Aquí foto de una castaña de agua china

Igual precaución hay que tener con el caltrop, Trapa natans la castaña de agua europea, que tiene una forma curiosa, así como con dos cuernitos.

Se comía mucho antes en Europa y todavía más en la era medieval en Alemania ante que llegaran las patatas de América.

Son las dos castañas de agua ricas en carbohidratos y minerales y un alimento estimable.

.

Introduciendo estos dos juncos en las riberas de ríos, arroyos y lagunas en Uruguay se logran varios beneficios.

☼ Aumentar la diversidad específica, sin alterar el equilibrio ni  competir con la flora autóctona  –incomparablemente más lo altera un campo de trigo o de eucaliptos y nadie dice nada.

☼  Un alimento útil para la población nacional y suplementar su comida.

☼  Alimento para estimable fauna, como son los carpinchos, los jabalíes y los ciervos.

El Paisaje Mediterráneo es absolutamente hecho por el hombre

Si Uds pasean por el Mediterráneo o lo ven en fotos o películas, prácticamente todas las plantas que ven son introducidas por la sabia mano del hombre.  Eso lo ha hecho el ambiente más rico y variado, a pesar de la explotación terrible de miles de años que tiene el hombre en sus riberas.

Higueras, naranjos, tunas, almendros, agaves, palmeras, limoneros, cerezas y duraznos, incluso los pinos son de introducción humana y a ello se debe la riqueza.

Uruguay debe extender plantas útiles de crecimiento libre, como las castañas de agua, las zarzamoras, las paltas, las higueras para dotarse de alimentos de emergencia para los muy malos tiempos que vienen.

Ayer dijo Zapatero que no se había dado cuenta de la crisis porque nadie se había dado cuenta, ni el FMI, ni la UE, ni la ONU ni nadie.

Yo sí que lo sabía y me desgañité avisando. Al santo botón; ahora hasta el FMI espera que el PIB español caiga el 0,3% este año, para crecer el 0,7% en 2011.   Pues bien, va a caer en el trimestre que queda de 2010, y no crecerá nada ni 07% ni nada en 2011 sino que caerá más aún.  Si se fijan en las gráficas de artículos anteriores está cantado.

Hará bien el gobierno uruguayo en no desoir lo que le propongo, porque vienen malos tiempos y peores, pero de verdad.

,,.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.