Tenían que haber controlado un poco más a la escoria centroeuropea

Murió en Chile el nazi alemán Paul Schaeffer, uno más de la larga lista de nazis que envenenaron a Chile, Argentina y Uruguay cómo no.  Dice su obituario:

El máximo dirigente del enclave alemán instalado en las cercanías de la ciudad de Parral, a unos 380 kilómetros de Santiago, estaba condenado a siete años de prisión por homicidio calificado; a tres años por infracción a la ley de control de armas; a tres años y un día por torturas y a 20 años por abusos sexuales contra menores que vivían en la Colonia.
Colonia Dignidad
Schaefer y otros alemanes fundaron la Colonia Dignidad, que ellos llamaron «Villa Baviera» en 1961 y, de forma paulatina, generaron una poderosa red de influencias y la transformaron en un verdadero enclave cerrado, al margen de las leyes chilenas.
Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), la Colonia, que abarcaba unas 16.000 hectáreas, fue utilizado como campo de concentración y torturas, según testimonios de supervivientes.

Es decir que a países ya de suyo bastante salvajes importan y apoyan a la hez de la humanidad. Que llevaron sus diabólicas obsesiones y continuaron en países con estados incompetentes y dirigentes viles y necios.

Conviene leer A Quiet Flamenovela de Phillip Kerr, que trata de campos nazis de exterminio de judíos en la Argentina peronista;  hay traducción en castellano, Una Llama Misteriosa.

No nos olvidemos de numerosos espías soviéticos, y agentes de influencia como Raúl Sendic (padre), programados para destruir el Uruguay so capa de liberarlo.

Luego lloriquean que dos siglos después de la independencia aquellas ilusiones de progreso que tuvieron cuando el Primer Centenario en 1910 se han degradado completamente. Culpa de ustedes totalmente.

☼  Como sé que están ciegos perdidos y se van a empezar a golpear mis lectores esos pechitos de gorila que tienen, les recomiendo que tomen un ómnibus rumbo a Nuevo Malvín y tal así, a ver si algún menor de 13 años les roba pistola en mano o asesina en la sociedad post-comunista que tienen.

Por Armando

4 comentarios en «Caros les salieron los nazis y comunistas a los sudacas»
  1. No entendí.
    El articulo habla de un europeo asesino, después comenta sobre como fuimos infiltrados por comunistas europeos con intención de destruir nuestros países. Y después resulta que la culpa de todo la tenemos los latinoamericanos!!!.

    No estoy diciendo de que no tengamos culpa del estado actual de nuestros países, pero tus argumentos no son coherentes.

  2. Con Uds siempre tienen la culpa los demás, Uds no son culpables de nada, pobres víctimas inocentes.
    Los nazis fueron desde luego en Argentina y Chile, protegidos por sus gobiernos. Les dieron entrada, les dieron identidades falsas en muchos casos, protegieron sus redes de apoyo, y muchas veces los usaron. Por ejemplo la industria argentina aérea y de jets en tiempos de Perón fue montada por oficiales alemanes. Vale, otros países hicieron en el caso de técnicos y científicos alemanes hicieron lo mismo. Incluso se dio el caso irónico de que los ingleses secuestraron a científicos alemanes, luego no les encontraban ocupación!!
    Y rusos y americanos se beneficiaron muchísimo de ellos.

    Pero aunque hagamos una excepción con los cerebros, se les colaron criminales que contaminaron esos gobiernos y países.
    Otras veces fueron estafadores, por ejemplo la industria atómica argentina comenzó con un estafador alemán que les hizo tirar enorme fortuna en un disparate en una isla de un lago.

    Todo esto y más muestra una complicidad, bien conocida y bien denunciada.

    Y en el caso de los comunistas muy parecido. Los uruguayos, vale, muchos uruguayos colaboraron activamente con la espía África de las Heras coronel del KGB. No eran sólo ella y su marido el escritor Felisberto Hernández. Toda una red de la KGB la proveía de dinero y ayudaba a que entraran espías, como Raúl Sendic padre.

    Las consecuencias incluso hoy en día, y esto hay libros, hay informes de las FFAA en su momento.

    Cuando hay tanta gente metida en el ajo no se puede decir que el país es inocente, porque eso es una abstracción. Un país está formado por personas, y si muchas una proporción grande y con capacidad de decisión lo hacen, personas en la cumbre de la pirámide de decisión y de influencia toman esas decisiones no se puede decir que pobres criollos, son inocentes, los pícaros extranjeros que se aprovechan de que son tontos los sudamericanos.
    De tontos no tenéis un pelo, sois culpables hablando en general y por decisión propia.
    Y otros mismos son víctimas.

  3. Cierto, a chilenos, argentinos y uruguayos nos fue realmente mal cuando nos comparamos con algunos de nuestro vecinos como Bolivia (uno de los países mas pobres de América Latina pese a sus minerales) o Perú con sus problemas con la guerrilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.