Los hallazgos de petróleo en el océano de Brasil no les alcanza ni para ellos

Peak oil: the summit that dominates the horizon

Crude is still being discovered; existing fields are not being exploited to the full. So it’s hard to predict the exact point at which the world’s dwindling reserves will precipitate a crisis. But it’s coming.

  • Terry Macalister The Observer, Sunday 29 November 2009

Massive new oil finds off the southern states of America and Brazil plus exciting discoveries in currently non-producing countries such as Ghana and Uganda sit uneasily with claims the world is running out of crude.

BP recently boasted about a «giant» strike on the Tiber field in the Gulf of Mexico and BG, the former exploration arm of British Gas, talked of its «supergiant» at the Guará prospect off South America, yet critics argue they cannot make up for the fast depletion of existing fields.

Los diarios e incluso los del Reino Unido bocinan que los hallazgos de Brasil y en el Golfo de Méxcio demuestran que el Pico Petrolero no existe.  Se equivocan o mienten como bellacos.

Por supuesto Lula y sus ministros se congratulan, y para Brasil no es malo

político, petróleo, bandera brasilera
político, petróleo, bandera brasilera

Cuando miramos una gráfica en serio no unos brasileros sambando, vemos que la cosa no es tan importante a nivel mundial

Esa cifra de reservas es imaginaria pero como la de Arabia también, ahí queda eso; Brasil pasaría del lugar 17º al lugar 12º, imaginariamente, aún así con la cuarta parte que Venezuela o Rusia y con la aclaración fulminante de que las cifras de reservas no son calculadas, no tienen credibilidad son dibujadas y en fin, que son mentiras.

La realidad es que Brasil es importador NETO de petróleo, a pesar de su impresionante aumento de producción -se la tragan ellos, no exportan nada o sea, CERO. Gráfica calculada del Energy Export Databrowser, cifras de BP. .   http://mazamascience.com/OilExport/

Producción gris, importanción rojo, Exportación cero
Consumo línea negra, Producción gris, Importación rojo, Exportación cero

Y PARA CLAVARLE LA PUNTILLA A ESTE TORO.

From: Wikipedia Tiber Oilfield

The Tiber oilfield is a newly discovered oilfield in the Gulf of Mexico, announced by BP in September 2009. Described as a «giant» find, it is estimated to contain 635 to 950 petalitres (4 and 6 billion barrels) of oil in place, although BP states it is too early to be sure of the size.

The oil from Tiber is light, and early estimates of recoverable reserves are around 20 – 30% recovery, suggesting figures of around 600 million to 900 million barrels (100-150 gigalitres) of (recoverable) reserves.

Picking 750 million barrels, the center of 600 to 900 million barrel estimate, then Tiber would supply the world with about 9 days at current usage. So all we have to do is find another Tiber every 9 days and we have nothing to worry about.

☼  El Hallazgo del yacimiento Tiber, en el Golfo de México, si se llega a sacar lo que dicen que hay y está a tan grande profundidad que a lo mejor nunca se extrae, pero en todo caso, ALCANZA PARA NUEVE DÍAS DEL CONSUMO DEL MUNDO.

☼  Los hallazgos frente a Brasil, si se cumple lo que dice y se sacaran (es dudoso), en el mejor de los casos alcanza para un par de meses de consumo del mundo, y eso a u$s 100 el barril (ahora está ~80/barril)

Brasil es importador neto de petróleo y siempre lo será

☼ Lean el comentario técnicamente extraordinario de Miguel.

Por Armando

Un comentario en «Brasil nos salvará ¡NO!»
  1. Bajo 7 kilómetros debajo de la superficie, el petróleo aguarda, aprisionado en las entrañas rocosas de la plataforma continental. Llevarlo a la superficie no será fácil. Mucho menos barato. El tan codiciado petróleo del campo de Tupi está enterrado bajo 2 kilómetros de agua, 2 kilómetros más de roca y, para completar, otros 2 kilómetros de corteza de sal. Es ahí donde se complica.
    .
    La preocupación mayor, desde el punto de vista tecnológico, no es la profundidad. Lo que mete miedo es la sal, porque si esa capa de sal estuviera en tierra ya sería difícil, más, a 4 kilómetros de profundidad. Brasil es uno de los líderes mundiales en explotación de petróleo en aguas profundas, pero nunca tuvo que atravesar una corteza de ese tipo. Eso significa que tendrán que desarrollar una tecnología especial y muy costosa.
    .
    A esa profundidad, presionado y calentado por el calor interno del planeta, la sal se comporta como un material viscoso, lo que crea problemas para la perforación y el mantenimiento de los pozos. La roca es dura, pero es estable. La sal no es tan dura, pero es menos estable. Imagina algo como una gelatina: abres el agujero y el agujero se cierra. La planificación de los pozos tendrá que ser extremadamente bien hecha, para que no entren en colapso. Se trata de un ambiente poco explorado en el mundo. En el Golfo de México, hay pozos que llegan a 8 kilómetros de profundidad, pero esos están por encima de la capa de sal. Ya se perforó sal en otros lugares, pero no a esa profundidad ni con ese espesor. Desde que Brasil comenzó a extraer petróleo del fondo del mar, a finales de la década del 60, no esperó encontrarse con un escenario tan complejo.
    .
    El descubrimiento del campo impone un nuevo desafío. Para reducir sus costos tendrán que mejorar sus técnicas. Porque el desafío mayor es en relación al costo, que aumenta exponencialmente con la profundidad y la complejidad de la operación. Tal vez lleguen a la conclusión de que pueden, pero no deben.
    .
    Vencer la capa de sal implica un costo adicional considerable. Además de las dificultades de perforación, necesitarán pozos “inteligentes”, equipados con sensores para monitorizar la salud de las ventas petrolíferas en tiempo real. Algo como un coche de Fórmula 1, que puede ser monitoreado completamente desde los boxes. A 7 kilómetros de profundidad, cualquier falla puede significar pérdida de millones de dólares.
    .
    Dentro de las rocas, el petróleo está hirviendo. Cuando llega al tope del pozo, en el lecho marino, está a casi 100°C. Ahí comienza otro problema. El agua en el fondo del mar está a aproximadamente 4°C. Para transportar el petróleo hasta la plataforma, a 2 kilómetros arriba, es preciso mantenerlo caliente. De lo contrario, la caída de la temperatura induce a la formación de “coágulos” que pueden entupir completamente los ductos. Es como si el óleo pasará por una serpentina, perdiendo calor a lo largo del trayecto.
    .
    La solución es revestir los caños de acero con material aislante, o inyectar productos químicos para evitar esos coágulos. Los ductos que transportan el óleo del suelo marino hasta la plataforma son llamados risers (del inglés rise, que significa elevar o ascender). Puede ser de acero rígido o flexible, con capas intercaladas de acero y polímeros. La lámina d’agua profunda del campo de Tupi exigirá una planificación cuidadosa de ingeniería. Una opción para reducir el peso de los risers sería usar titanio en el lugar del acero: un metal altamente resistente y ligero, aunque mucho más caro.
    .
    En suma, los brasileños están operando en el límite de la tecnología y a unos costos altísimos. Los ilusos e insensatos dicen que los grandes yacimientos oceánicos que han encontrado los brasileños van a salvar al mundo, que ahí hay mucho petróleo y que al entrar al mercado estabilizará los precios a pesar de la decadencia productiva en la que ya están México, Venezuela, Arabia Saudita y otros países.
    .
    Pero ya vimos que esos yacimientos son muy difíciles de explotar y en todo caso pasarán muchos años antes de que empiecen a producir, y producirán poco y despacio. Algo impresionante del campo Tupi es que Petrobras tendrá que gastar 4 veces el valor medio que invierte actualmente. La producción del megacampo alcanzará el pico en 15 años y su producción será probablemente apenas de 0,2 mbd.
    .
    Sólo para iniciar el proyecto-piloto en el bloque Tupi ya gastaron 600 millones de dólares solamente en la perforación de diez pozos de prospección.
    .
    Ese cuento de que Brasil es el futuro gran exportador de petróleo es una trampa para incautos inversores. En todo caso, y ahora mismo, Brasil IMPORTAR petróleo y gasolina, incluso importa bioetanol ¡de EU! Exportaron algo, muy poco, en 2.009, pero volvieron a ser un importador neto en 2.010 debido al monstruoso consumo de su población y de su devoradora industria.
    .
    Otro factor que cuenta es que compraron un mega barco regasificador de gas natural criogénico (eso que Bolivia jamás tendrá). Si compraron este barco es porque saben que las “mais grandes produçoes de petróleo do Brasil”, van a tardar bastante más de lo que dicen. Brasil tiene una población de 0,2 millardos de seres humanos y consume 2,5 mbd.
    .
    Está claro a los ojos que cuando vaya saliendo petróleo de las cuencas submarinas (si sale, pues de ninguna manera está eso asegurado, porque los yacimientos están muy profundos) Brasil lo usará para desarrollar su propia economía y no les va a quedar nada para exportar.
    .
    No se conoce en Europa que la población brasileña es principalmente urbana y es chocante: el 87% vive en grandes ciudades, muy peligrosas, por cierto; hay enormes desigualdades, extrema miseria y muchísimo delito.
    San Pablo tiene 20 millones de habitantes; Río de Janeiro, 12 millones; Belo Horizonte 5 millones y medio; Porto Alegre 4 millones; Brasilia (la capital de Brasil) tiene casi 4 millones de habitantes, etc.
    En otras palabras, son ciudades devoradoras de energía fósil.
    .
    Esto es muy preocupante y es un clavo más en el ataúd que va a enterrar a los países europeos y sobre todo a los países hiperconsumistas arruinados como España y Portugal. Aunque leo que en España cayó la venta de coches el mes pasado el 26% y llevan así ya medio año, de manera que el problema se va aliviando por ese proceso destructor y empobrecedor que los economistas llaman asépticamente, Destrucción de la Demanda. O sea el ajuste a la Realidad. No les va a gustar nada a Uds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.