Le tendrán que dar con el precio …

El gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, quiere que se instalen plantas transformadoras de la madera en su pobre, atrasada, más que miserable provincia, Corrientes.Que estuvo hostigando a Uruguay y sigue con las movilizaciones y provocaciones por parte de sus terroristas ambientales

Corrientes es la provincia con la mayor superficie forestada en Argentina, con cantidad de biomasa disponible para ser utilizada en la industria pero que, sin embargo, debe vender a provincias vecinas su materia prima por las escasas empresas instaladas en esa provincia de retrasados, pobres y enfermos.

Según el Ministerio argentino de la Producción, en Corrientes sólo se industrializa un 35% de la madera producida, el resto se comercializa en rollizo sin incorporar valor agregado.
Corrientes tiene actualmente unas 420 mil hectáreas forestadas y produce entre 5 y 6 millones de metros cúbicos por año.  No industrializan ni la mitad.

“Hoy, los forestadores (de la zona del Noreste correntino, el principal sector forestal de la provincia) mal venden la madera obtenida en el primer raleo a las plantas de celulosa instaladas en Misiones. Si al productor le quedan dos pesos por tonelada, debe sentirse contento”, comentó Mercedes Omeñuka, gerente de la Asociación de Madereros y Afines (AMAC).
Pero la madera correntina del primer raleo no tiene destino único en las pasteras de Misiones. También se comercializa a las plantas de celulosa en Santa Fe y a las de tablero de Entre Ríos. Sin embargo, la colocación del producto es muy difícil por los altos valores del flete.
El martes, luego de que el Tribunal Internacional de La Haya confirmara que la planta de celulosa instalada en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a la local localidad entrerriana de Gualeguaychú, no contamina  Ricardo Colombi autorizó la visita de los funcionarios a esa pastera. Su ministro de la Producción, Jorge Vara, adelantó que en mayo recibirían a inversores interesados en instalar una fábrica de estas características en Corrientes. Lo que nadie dijo es quiénes son los “inversores interesados”. Ayer, fuentes del Ministerio de la Producción confirmaron a “época” que quienes llegarán hasta Corrientes para ver “in situ” la forestación son los propios empresarios de UPM.

En la visita a Uruguay, a los empresarios se les comentó de las posibilidades de Corrientes: disponibilidad y calidad de las tierras (más de 3 millones de hectáreas aptas para forestar), plantaciones existentes (418 mil hectáreas de eucalipto y pino), excelentes condiciones climáticas (19º C y 22ºC de temperatura media anual y 1.100 mm . a 1.500 mm . de precipitación media anual), estratégica ubicación (en el corazón del MERCOSUR y en el centro de la región Mesopotámica Argentina , donde está concentrada el 80% de la masa forestada del país) y el incremento que tuvo el sector en los últimos años (en 1997 su aporte al Producto Bruto Geográfico provincial era de 1,7% y en 2007 ya alcanzó al 6,4%), además de la materia prima actualmente disponible.

UPM
El 22 de octubre de 2009 se firmó el acuerdo (proceso de traspaso) con Botnia, por el cual la empresa finlandesa UPM se quedó con el 91% de la planta de celulosa en Fray Bentos y el 100% de Forestal Oriental, firma especializada en plantaciones de eucalipto que posee y administra unas 180.000 hectáreas de tierra de las que el 60% está dedicado al cultivo de plantaciones.
Con esta reestructuración, Botnia concentró su estrategia en sus operaciones en Finlandia y Rusia, mientras que UPM focalizó sus planes de negocios en Uruguay.
Según el acuerdo, el valor de la fábrica de celulosa de Fray Bentos y de Forestal Oriental asciende a US$2.400 millones.
La planta de Fray Bentos es la de mayor producción de UPM en el mundo, con más de un millón de toneladas de pulpa anuales, que abastece, por ejemplo, a la fábrica de papel que la empresa tiene instalada en China.
Según los directivos de la firma nórdica, la celulosa proveniente del eucalipto se utiliza fundamentalmente para papel de fotocopia y papel tissue y lo que se denomina papel gráfico que se utiliza mucho en China.

Fuente: Territorio Digital

COMENTARIO.  Me parece muy bien que instalen lo que quieran, de ser posible con respeto al medio ambiente -después de todo un bosque incluso de eucaliptus es un poco mejor que una plantación de ínfima soja.

Pero lo criticable y a rechazar que hostigaran y causan perjuicios a Uruguay movidos por su afán de medrar.

Y otra cosita más:

Que Argentina es incapaz, son incapaces los argentinos, de montar ellos una fábrica de pasta de papel qué birria de país tercermundista.  Tienen que ir a montarla los capitalistas extranjeros que ellos tanto insultan, les van a salvar la vida a los gandules, inútiles correntinos y argentinos.

No faltan los lelos que dicen, que Botnia ha dividido a los dos países.

Les dividió la necedad absoluta de los comunistas argentinos  -y de los comunistas uruguayos que también tienen buena culpa en lo que pasó.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.