Cierran la mezquita donde iba Atta, el capo de la banda islamista suicida 9/11

Der Spiegel publicó un tiempo tras el atentado al World Trade Center en New York, un reportaje de investigación profundo sobre las actividades de Mohammed Atta  –yo lo leí.  No dejaba lugar a dudas sobre la responsabilidad de este enorme terrorista en un hecho que tan malas repercusiones ha tenido para el mundo.

Ahora han cerrado la mezquita donde solía ir, que se transformaba de nuevo en un nido de terroristas. Lo tenían que haber hecho hace mucho pero es lo que pasa, esta gentuza se escuda en los derechos humanos que ellos no respetan pero exigen se les apliquen en su protección.

La noticia fue aplaudida por los diarios alemanes de izquierda y de derecha.

El izquierdista Die Tageszeitung dice: «Las autoridades tenían buenas razones para cerrar esta mezquita, aunque cada vez que cierran una advierten los servicios secretos que se les cierra una oportunidad de enterarse.  En todo caso ahora las mezquitas tienen poca importancia, y las células islamistas se reúnen en casa o incluso en la cárcel.»

Este diario se pregunta porqué Alemania no tiene una buena política de desradicalizar a los islamistas e integrarlos mejor y pone al Reino Unido como un buen ejemplo  –no sé yo:  Cuando tienes a médicos pakistanos que viven y trabajan en UK, y ganan muy bien (¿Pero esos eran médicos de verdad o tenían papeles falsos?)  y se mandaron ese absurdo ataque suicida a un aeropuerto en el Norte de Inglaterra no está tan claro el éxito, pero a lo mejor hay mil casos positivos, qué sabemos.

El conservador  Die Welt opina que se tenía que haber hecho antes, porque esta mezquita enviaba jóvenes a entrenarse a Pakistán en células terroristas ahí.

El respetado diario conservador  Frankfurter Allgemeine Zeitung se preguntaba  qué tenía que hacer un islamista para ser detenido. El Imán a cuyos pies se sentaba Atta y sus colegas seguía en la misma mezquita extendiendo el mismo mensaje de odio a Occidente.  También denunció el envío por esta gente de militantes a la frontera Pakistán – Afganistán a entrenarse militarmente.

«Since 9/11 Hamburg’s mosques had become dangerous places.  Go to the wrong one, or to the right one and get the wrong imam, and you could find yourself and your family on a police watch list for the rest of your life.  Nobody doubted that practically every prayer-row contained an informant who was earning his way with the authorities.  Nobody was likely to forget, be he Muslim, police spy or both, that the city-state of Hamburg had been unwitting host to three of the 9/11 hijackers not to mention their fellow cell-members and plotters, or that Mohammed Atta, who steered the first plane into the Twin Towers, had worshipped his wrathful god in a humble Hamburg mosque.»

A Most Wanted Man .

John Le Carré .

Aunque esto de cerrar este Templo del Odio sea simbólico la realidad que Alemania y todo Occidente es débil contra el islamismo. ¡ Y se atreven a criticar a Israel por defenderse ! ,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.