Un restaurante de Berlín busca donantes de órganos, para cocinarlos para gourmets

Comerse gente en Alemania es una tradición.  Aunque Ud. se sorprenda.

Sí, hay algo fundamentalmente enfermo o muy extraño en la mente del alemán, el pueblo más culto y con frecuencia el pueblo más salvaje de Europa.

No es generalmente sabido que durante la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), guerra de religión entre Protestante y Católicos que asoló Alemania y Europa Central se vendía CARNE HUMANA en los mercados alemanes.

Esta guerra tuvo un resultado interesante desde el punto de vista de la evolución darwiniana.  Fue tan increíblemente destructiva y duró tanto tiempo, que se produjo un proceso de selección y supervivencia del más fuerte, y transformó al alemán en el pueblo más diabólicamente inteligente y depredador de Europa  -como la historia demostró tiempos más tarde, una y otra vez.

Después de todo si al débil mental o físicamente lo mataban para comérselo está claro, y el que no podía defender a sus mujeres, hijas y niños se los comían la selección darwiniana está clara.

El restaurante berlinés Flime www.flime-restaurante.com, servirá platos tradicionales brasileños, pero cocinados con carnes extrañas. Esto sigue las tradiciones de la tribu brasileña Waricaca que ofrece a sus familiares muertos la cálida tumba de sus estómagos  –o al menos eso les achaca la publicidad,que dicen ya tienen un restaurante caníbal en Brasil y ahora abren sucursal en Alemania.

Como hace poco se descubrió a un caníbal alemán inteligente, Armin Meiwes que se comió a un técnico de ordenadores que tenía tedio de vida y le ofreció su cuerpo para devorarlo, y esto ha causado gran indignación entre los alemanes que no les gusta les recuerden su triste pasado de comedores de cadáveres.

Algunos quieren pensar que se trata de un truco publicitario de mal gusto, pero yo, conociendo a los alemanes me parece que es real como la vida misma.  ,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.