El equipo de la corrupta España Alicantina le gana al equipo del independentista catalán

Una España que da asco.

Está en el ojo de huracán mediático por su implicación en las dos supuestas tramas corruptas más relevantes de la Comunidad Valenciana (caso Gürtel y caso Brugal), y su protagonismo en el escándalo de la compra de partidos del Hércules. Conocedor de esta realidad, Enrique Ortiz, promotor y máximo accionista del Hércules CF, optó ayer por el silencio oficial en su primera aparición pública en las últimas semanas, al margen de los actos vinculados con actividad estrictamente deportiva del club. «No sé nada de nada», espetó a cualquier intento de los periodistas por recabar su opinión sobre esas cuestiones.

El empresario acudió a la Cámara de Comercio de Alicante para arropar a la directiva herculana, que preside el también constructor Valentín Botella, en la presentación de un informe sobre el impacto económico del ascenso del equipo a Primera División. El estudio, elaborado por los técnicos del ente cameral, estima en 17,4 millones el impacto económico que generara el ascenso del Hércules. El aspecto más destacado, es el efecto mediático, valorado en 6,6 millones.

Tildó de «mentiras» las informaciones sobre la compra de partidos la pasada temporada para garantizar el ascenso del equipo. Los supuestos sobornos están recogidos en las escuchas telefónicas del caso Brugal. Los tribunales han archivado las diligencias porque penalmente las prácticas para adulterar resultados deportivos no serán delito hasta el 22 de diciembre de este año. En esa línea minimizó su implicación en el caso Gürtel y Brugal y dijo no saber nada de la investigación. En este segundo sumario está imputado por supuesto cohecho y fraude, «pero igual acabo como testigo», puntualizó.El silencio del adjudicatario de la planta de basuras del plan zonal de La Vega Baja, el promotor Enrique Ortiz, en unión con la firma Cespa, contrastó con el intercambio de declaraciones de las otras dos partes implicadas en el proyecto: el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, impulsor de la instalación a través del consorcio provincial de residuos sólidos, y la alcaldesa de Orihuela, la popular Mónica Lorente.

El Hércules, y Alicante, y el Partido Popular

Y Laporta del Barcelona, otro de la mafia constructora otra cosa no hay, le deja ganar a este equipo de matacagar.

Lecciones de corrupción del Partido Popular

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.