Estamos en verano y pese a tanta mentira la realidad se impone

Un banco canadiense con 192 años de historia, miles de sucursales y 37.000 empleados a punto de quebrar.  Los inversores van a quedar guapos.

Este banco hizo préstamos arriesgados (aunque no tanto como las Cajas de Ahorro españolas) a gente que se ha quedado sin empleo, y sin empleo no se puede pagar la hipoteca.

Los ejecutivos usan truquillos del negocio para que los inversores no se aviven, pero están vendiendo sus acciones por lo bajinis.

Por cierto, algunos rápidos astutos se van a forrar con esto, porque un informe a inversores (que pagan por recibirlo)  se publicó hace unos minutos.

[ Con mi más profunda admiración a El Roto, el mejor Editorialista Gráfico del mundo]

☼  Los EE.UU. aprietan a los bancos suizos para que les pasen los nombres de ricos que tienen plata en Suiza.  Por supuesto los suizos se han bajado los pantalones y les dan los nombres.  Pero esto implica que los americanos necesitan toda la plata que puedan agarrar.

☼ Los trabajadores americanos usan como medio de ahorrar dinero una cosa llamada 401(K), esencialmente una inversión un fondo de pensiones garantizada por el estado y que les permite posponer el pago de impuestos sobre ese capital invertido.  Es una de esas cosas que no salen en las películas ni en la TV, es decir, que de la verdadera vida del norteamericano las demás naciones no saben nada y simplemente consumen fantasías.

Pues bien, el gobierno está metiendo mano en esto.  Todavía no al estilo argentino, para entendernos, pero todo llegará.

En todo caso, la verborrea sobre la recuperación se va a quedar en charla barata ¡La Canción del Verano!

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.