Realmente no, pero casi, casi.
Esta desconocida Asociación de Científicos Españoles (yo soy científico, con trabajos publicados y soy español: nunca oí hablar de ellos) le habría dado un premio al Uruguay por montar un trapiche y un alambique.
Nada que ver con la ciencia.
La ciencia no es eso, la ciencia es otra cosa.
Este premio se lo habrán dado una envidia de comunistas al hijo del espía ruso y pistolero Sendic, el hombre que destruyó al Uruguay, porque en España están desesperados.
Han clasificado a la izquierda sudamericana en Izquierda Carnívora (Chávez, Ortega, Morales) e Izquierda Vegetariana -Bachelet, Tabaré Vázquez.
[ Kirchner todavía no se sabe si come carne o come lechuga.]
Quieren quedar bien como sea y con el que se deje homenajear un pco.

En Uruguay hace ya generaciones que existe la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland, es decir, que esto del trapiche y el alambique, no es novedad. Y no es ciencia.
Es como darle un premio científico al Uruguay por abrir una peluquería.
Peluquerías, ya hay. Y no es ciencia.

Es raro sin embargo que no le dieran premio al Estable (Investigaciones Biológicas) o a la Facultad de Ciencias o de Medicina.
Sabemos que hacen cosas buenas.
¿Será por envidia profesional? ¿Será porque con pocos medios hacen mucho?

Esta desconocida ACE le debería dar al Uruguay un premio por la Malacología: Lo que se han abierto mucho en los últimos tiempos en Uruguay son prostíbulos.
Al final, si no puedes vivir de la carne, tienes que vivir de la almeja.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.