Yo me era un niño de pantalón corto, en Zaragoza, 1959 y en pocos días iba a Montevideo con mi familia.
Mi tío Pepe me llevó al cine a ver una película estrenada hacía poco, La Batalla del Río de la Plata.
Esa épica batalla de la Segunda Guerra Mundial en que el Acorazado de Bolsillo alemán Graf Spee se enfrentó contra una fuerza inglesa numéricamente superior pero menos potente en armamento.
Apostados frente a Montevideo esperan los ingleses la salida de su peligroso enemigo.
En la película el comandante inglés, Harwood, se ve sorprendido por la llegada de otro buque de guerra, el Cumberland, que debía estar en las Falkland y aparece a todo vapor.
graf-spee_1_r.png

.

La respuesta le llega por el telégrafo luminoso y todos los limeys ingleses festejan.
anticipation.png

¡Anticipation, Anticipation!

Más vale que los uruguayos anticipéis medidas nacionales contra esta subida mundial e imparable de los precios de la energía.
De lo contrario vais a acabar como el Graf Spee.
admiral_graf_spee_flames.jpg

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.